Santa Misa Dominical

CUARTO DOMINGO 
DESPUÉS DE EPIFANÍA

Imperó a los vientos y al mar, y siguióse una gran bonanza

Para ir a la Misa del Día clic aquí

Anuncios

145. Evitando todo pecado venial

margarita-sinclair

Margarita Sinclair, de nacionalidad Francesa estaba empleada en una fábrica de Edimburgo, Escocia, como satinadora. Era aficionada al baile, a los juegos y a la natación y estaba comprometida para casarse. Pero finalmente se hizo monja de las hermanas pobres de Santa Clara. Contrajo una enfermedad y murió de ella a los veinticinco años.

El padre A., sacerdote jesuita, que la conocía bien y que oyó su confesión general antes de morir, declaró que Margarita no había cometido un solo pecado venial deliberadamente en toda su vida.

En realidad había hecho siempre un acto continuo de consagración de su voluntad a su Dios y Señor. Lo patentizó y resumió en la última oración que pronunció en su lecho de muerte.

-Jesús, María y José: yo os entrego todo mi corazón y mi alma.

La hermana que cuidaba a la enferma en aquellos momentos dijo:

-Aquella última oración me causó una impresión profunda. Fue dicha con tal fervor y confianza, que todos creíamos, cuando expiró, que su alma estaba ya en los brazos de Jesús, María y José. 

 

El Cardenal Rivera celebra Misa Tradicional en la Ciudad de México durante la Festividad de San Pedro con la FSSP

El Cardenal Rivera, Arzobispo Primado de México, celebró la Festividad de San Pedro y San Pablo en la Capilla de la Inmaculada Concepción (administrada por la Fraternidad de San Pedro – capellán Pbro. Kenneth Fryar), con una Misa Tradicional.

La agencia informativa de la Arquidiócesis menciona lo siguiente:

DURANTE LA MISA SE EXPUSIERON PARA LA VENERACIÓN DE LOS FIELES DOS GRANDES RELICARIOS CON RELIQUIAS DE PRIMER GRADO DE SAN CRISTÓBAL MAGALLANES Y SUS 24 COMPAÑEROS MÁRTIRES DE LA GUERRA CRISTERA, ASÍ COMO DE LOS 13 MÁRTIRES LAICOS DEL MISMO PERÍODO DE LA HISTORIA, GRUPO QUE ENCABEZÓ ANACLETO GONZÁLEZ FLORES Y QUE FUERON BEATIFICADOS DURANTE EL PONTIFICADO DE BENEDICTO XVI.

LOS DOS GRANDES RELICARIOS PERTENECEN A LA ARQUIDIÓCESIS DE GUADALAJARA, EN JALISCO, PERO FUERON TRAÍDOS A MÉXICO DE MANERA EXCEPCIONAL EN EL MARCO DE LOS FESTEJOS POR LOS 50 AÑOS DE VIDA SACERDOTAL DEL CARDENAL NORBERTO RIVERA CARRERA, ARZOBISPO PRIMADO DE MÉXICO.

[Tip: Twitter reader]

Fuente original: http://rorate-caeli.blogspot.com/2016/06/cardinal-rivera-celebrates-traditional.html#more

Artículo relacionado: http://www.siame.mx/apps/info/p/?a=15110&z=32

 

Tomado de:

adelantelafe.com

De los vicios y sus remedios: la soberbia

angelcaido

12 noviembre, 2015

Habiendo pues de tratar de los vicios y de sus remedios, comenzaremos por aquellos siete que se llaman capitales, porque son cabezas y fuentes de todos los otros. Porque así como cortada la raíz de un árbol se secan luego todas las ramas que recibían vida de la raíz, así cortadas estas siete universales raíces de todos los vicios, luego cesarán todos los otros vicios que destas raíces procedían. Por esta causa Casiano escribió con tanta diligencia ocho libros contra estos vicios (lo cual también han hecho con mucho estudio otros muy graves autores) por tener muy bien entendido que vencidos estos enemigos, no podrían levantar cabeza todos los otros.

La razón de esto es, porque todos los pecados (como dice Santo Tomás) originalmente nacen del amor proprio: porque todos ellos se cometen por codicia de algún bien particular que este amor proprio nos hace desear. De este amor nacen aquellas tres ramas que dice S. Juan en su Canónica (I. Juan. 2),que son: codicia de la carne, codicia de los ojos y soberbia de la vida, que por términos más claros son: amor de deleites, amor de hacienda y amor de honra; porque estos tres amores proceden de aquel primer amor. Pues del amor de los deleites nascen tres vicios capitales, que son: lujuria, gula y pereza. Del amor de la honra nasce la soberbia, y del amor de la hacienda el avaricia. Más los otros dos vicios, que son ira y envidia, sirven a cualquiera destos malos amores, porque la ira nace de impedirnos cualquiera de estas cosas que deseamos; y la envidia de quienquiera que nos gana por la mano y alcanza aquello que el amor proprio quisiera antes para sí que para sus vecinos. Pues como éstas sean las tres universales raíces de todos los males, de las cuales proceden estos siete vicios; de aquí es que, vencidos estos siete, queda luego el escuadrón de todos los otros vencido. Por lo cual todo nuestro estudio se ha de emplear ahora en pelear contra estos tan poderosos gigantes, si queremos quedar señores de todos los otrosenemigos que nos tienen ocupada la tierra de promisión.

Entre los cuales el primero y más principal es la soberbia, que es apetito desordenado de la propia excelencia. Ésta dicen los santos que es la madre y reina de todos los vicios: y por tanto, con mucha razón aquel santo Tobías, entre otros avisos que daba a su hijo, le daba éste, diciendo (Tobías IV): Nunca permitas que la soberbia tenga señorío sobre tu pensamiento, ni sobre tus palabras: porque de ella tomó principio toda nuestra perdición.Pues cuando este pestilencial vicio tentare tu corazón, puedes ayudarte contra él de las armas siguientes: Sigue leyendo

Carta del obispo Misericordio al apóstol San Pablo

AA_opt-e1447093550913

10 noviembre, 2015

Del obispo Misericordio de Laodicea, al apóstol Pablo. Que la gracia y la paz estén contigo.

Recientemente me hicieron llegar una copia de tu primera carta a los corintios, y hay unos pocos asuntos que me gustaría abordar contigo.

Me maravillo de tu concepción de Dios cuando dices:

«¿No sabéis acaso que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, lo destruirá Dios a él; porque santo es el templo de Dios, que sois vosotros.» (1 Cor. 3, 16­17)

Amado apóstol de Dios, ¿no sabes que Dios es un Dios de amor, y no de cólera? Es tan misericordioso que no puede «destruir» a una persona. Harías bien en aprender que Dios ama tanto a sus hijos que no los condena.

Incluso me preocupan más las amenazas que lanzaste a los corintios, diciendo:

«Algunos se han engreído, como si yo no hubiese ya de volver a vosotros. Mas he de ir, y pronto si el Señor quiere; y conoceré, no las palabras de esos hinchados, sino su fuerza. Pues no en palabras consiste el reino de Dios sino en fuerza. ¿Qué queréis? ¿Que vaya a vosotros con la vara, o con amor y con espíritu de mansedumbre?» (1 Cor. 4,18-­21)

¡Oh, querido apóstol, ¿no sabes que no debemos emplear un lenguaje duro, sino que debemos acompañar a esa personas en su peregrinaje de fe? Sigue leyendo

Una casa endemoniada en España y un milagro

tolentino

10 noviembre, 2015

En Cazalla de la Sierra, en España, había una casa deshabitada, próxima al convento de Padres Agustinos, la cual era frecuentada por los demonios. El sábado 12 de Septiembre de 1693, a eso de las nueve de la noche, salió de aquella casa un ruido formidable, seguido de una granizada de piedras que cayeron por tres horas consecutivas sobre el techo de la iglesia y sobre el del monasterio, repitiéndose el mismo fenómeno en los tres días siguientes. Hallábase todo el mundo tan aterrado, que el Prior del convento, P. GasparPáez, creyó necesario emplear cuanto antes las preces de los exorcismos contra un hecho tan extraordinario. Dirigióse á la capilla, que caía enfrente de la casa endemoniada, y comenzó los exorcismos en medio de un diluvio de piedras, que continuaban arrojando los espíritus infernales; piedras que, sin embargo, a nadie herían ni dañaban. «Espíritu soberbio, dijo entonces el santo religioso, no quieres rendirte a los sagrados exorcismos, más yo te haré obedecer por la intercesión del gran Nicolás». A este nombre, que les era tan odioso, redoblaron los demonios sus ataques, y tal cantidad de materiales lanzaron sobre la iglesia, que los asistentes huyeron despavoridos.

No queriendo el P. Gaspar ceder al espanto, hizo anunciar para el siguiente día una solemne y pública procesión, en la cual sería llevada una imagen del Taumaturgo de Tolentino.

Al otro día, después de la Misa cantada, dirigiéronse los religiosos y el pueblo a la casa ocupada por Satanás, rezando fervorosamente el Rosario, a fin de obtener la protección de la Virgen Madre de Dios. Conforme la procesión iba llegando, dejóse otra vez percibir el ruido, que fué después cesando ante las preces y la imagen de Nicolás, y retumbando por fin dos gritos espantosos, como señal de la marcha definitiva de los espíritus infernales, alejáronse de allí para no volver jamás. La imagen del Santo, a la cual se atribuyó el milagro, fué conducida a la iglesia con extraordinaria pompa, y rodeada de numerosas luces, sencillos testigos de un piadoso agradecimiento. Dicha imagen, según uso de la época, estaba formada de un cuerpo de cera, vestido de tela, como una persona viva.

Un milagro

Sucedió, después de esto, que, habiéndose quedado solo en la iglesia el sacristán para apagar las candelas, no pudo conseguirlo, y, a pesar de su habilidad y sus esfuerzos, éstas siguieron encendidas. Lleno entonces aquél de admiración, quedóse mirando a la milagrosa imagen, y exclamó: « ¿Qué es eso, ¡oh mi Santo glorioso!? » Aproximóse después, y vió con estupor que la cara de Nicolás estaba cubierta de gotas que parecían de agua. Creyendo en un principio que sería el agua bendita, que habría caído durante los exorcismos sobre la santa imagen, quiso borrarlas con un pañuelo; mas, cosa extraña, a medida que iba él frotando, nuevas y abundantes gotitas aparecían corriendo por la cara, semejantes a las gotas de sudor.

Ante este prodigio, apresuróse el sacristán a llamar a los otros religiosos, los cuales, habiéndolo presenciado, abrieron las puertas de la iglesia y tocaron las campanas llamando al pueblo, que acudió inmediatamente en tropel. Tres veces se vió inundada la imagen, y los médicos que vinieron a examinar el hecho de cerca dijeron unánimemente que la efusión de sudor era semejante a la que sale de los cuerpos animados y llenos de vida. Renovóse el prodigio el jueves siguiente a las cinco de la tarde, y al otro día a las doce de la mañana; mas ahora todavía era más extraordinario y más completo, pues el sudor corría de su mano izquierda, en la que tenía un libro.

Empapóse enteramente el vestido que cubría la imagen de esta agua maravillosa, la cual fué, para los enfermos y achacosos, fuente de curaciones y de salud. Cualquiera tela mojada en aquella agua obtenía al instante el milagro solicitado por aquellos que hacían uso de ella.

La relación que acabamos de hacer se lee en una Memoria, sumamente interesante, impresa en Cádiz en 1694. Reprodújola el Padre Ricardo, que murió Obispo de Cagliari, en una Vida de San Nicolás impresa en Madrid, a sus expensas, en 1701.

Imposible nos sería hacer siquiera mención de los demás milagros de nuestro Taumaturgo; es demasiado grande su número. Creemos que los que dejamos referidos muestran suficientemente cuánto sea el poder de Nicolás en el Cielo y su compasión para con los que aun vivimos en la Tierra.  Permítasenos solamente volver a recordar aquí que el historiador Lanteri cuenta resurrecciones de muertos, y aduce otro número casi infinito de hechos maravillosos que han hecho de San Nicolás, según la expresión del Papa Eugenio IV, el más grande Taumaturgo de la Iglesia católica.

VIDA DE SAN NICOLÁS DE TOLENTINO, Fuente

http://sanmiguelarcangel-cor-ar.blogspot.com.es

Tomado de:

http://www.adelantelafe.com

Eran los fariseos los que decidían sobre los divorcios «caso por caso»

fariseos1

3 noviembre, 2015

Es frecuente leer hoy en día que entre los defensores de la indisolubilidad del matrimonio habría muchos fariseos, que adoptarían una postura rigorista porque, privados de misericordia, querrían afirmar su superioridad moral, cerrando de esa forma la puerta. Por consiguiente, una Iglesia abierta rechazaría el legalismo farisaico sancionando un nuevo concepto de misericordia y, en el caso del matrimonio, de la fidelidad y el adulterio.

Es indudable que entre los que profesan ser defensores de la verdad hay fariseos. Es más: la verdad puede convertirse en un ídolo, y hasta utilizarse como arma arrojadiza contra los adversarios. Pero no es así cuando quien la afirma lo hace con amor y con la convicción de que se dé testimonio de esa verdad y se la proclame con humildad y por el bien común (ni como un privilegio ni como motivo de orgullo). Ahora bien, aparte de los juicios, en muchos casos temerarios, sobre los motivos que impulsarían a numerosos padres sinodales a sostener la doctrina tradicional frente a la tesis de algunos episcopados de Europa del norte, es interesante echar un vistazo al Evangelio y observar cómo se comportaban en realidad los fariseos.

¿Los vemos empeñados en defender la indisolubilidad conyugal, tan claramente proclamada por Cristo, en nombre de la ley? No; todo lo contrario. Son precisamente los fariseos los que se oponen a la doctrina matrimonial que enseña el Evangelio. Son ellos los que se acercan a Jesús y tratan de menoscabar su claridad y le preguntan si es lícito repudiar a la esposa por un motivo cualquiera. (S. Mateo 19,3). Efectivamente, la ley de Moisés concedía al hombre el libelo de repudio, es decir, el divorcio con la posibilidad relativa de contraer nuevas nupcias. Jesús no se mete en la casuística de los rabinos. No se pierde en casos particulares aunque en efecto los tenga presente en su misericordia; les recuerda, por el contrario que al principio no fue así: «A causa de la dureza de vuestros corazones os permitió Moisés repudiar a vuestras mujeres», y les recuerda asimismo que el designio original de Dios es que los esposos sean «una carne». Sigue leyendo

Cuentos con moraleja: “Deja que Dios sea Dios”

BORDADO_opt_opt-e1446129643606

1 noviembre, 2015

Una de las cosas que más le cuesta al hombre de hoy, ensoberbecido como está por los grandes logros de la ciencia y de la técnica, es reconocer que es una criatura y que Dios es su creador. Esta actitud soberbia del hombre hace que haya perdido el sentido de la virtud de la religión, y sus relaciones con Dios ya no se hagan desde una actitud humilde, sino de igual a igual. Sí es verdad que el Señor nos dijo “ya no os llamo siervos, sino amigos”; pero de ahí a eliminar el respeto a lo sagrado y el sentido de que somos sus criaturas va mucho trecho.

Hasta hace unos cincuenta años, cuando la misa se celebraba sólo en latín y gran parte de la misa había que estar de rodillas, mantener esa posición nos ayudaba a reconocer que Dios era nuestro Señor y que de Él recibíamos todo lo que teníamos. Ahora, con la misa del Novus Ordo, donde se reduce la postura de rodillas a unos breves minutos durante la consagración, ese sentido de respeto a Dios se ha perdido bastante. Y no digamos, como ya está ocurriendo en muchas iglesias, cuando ni en el momento de la consagración los fieles se arrodillan, pues creen que eso es rebajarse y que no tienen por qué ponerse de rodillas ante nadie.

Esta forma de pensar y de vivir moderna le ha llevado al hombre actual a creer que es él quien controla todo lo que le ocurre, es autónomo en sus leyes, no depende de nadie y no tendrá que dar cuentas de sus acciones cuando la vida llegue a su fin.

Afortunadamente Dios es mucho más sabio, paciente y amoroso que nosotros, y a unos y a otros, a lo largo de nuestra vida, nos enseña en multitud de ocasiones quién es el que manda; ya sea una enfermedad grave, un accidente, la pérdida de un ser querido, etc… La actitud de muchas personas es la de no quererse dar cuenta de estos avisos que Dios nos envía y preferir seguir viviendo de espaldas a Dios; pero hay personas que a través del sufrimiento de la vida descubren a Dios por primera vez o vuelven a Él después de muchos años de lejanía.

¡Cuánto nos cuesta a los hombres darnos cuenta de que le hemos de dejar a Dios guiar nuestros pasos! ¡Cuántas veces pensamos que Dios es demasiado “duro” y “estricto” con sus normas! Si fuéramos realmente inteligentes –y también humildes-, nos daríamos cuenta de que los caminos de Dios, aunque a veces puedan parecer duros, empinados e incluso torcidos son los mejores.

Hace unos días, una persona, que acababa de descubrir a Dios después de muchos años en la oscuridad, me contaba una sencilla historia, que a modo de cuento, le había venido a su mente como una inspiración mientras que rezaba de rodillas ante el Santísimo.

Cuando yo era pequeño, mi mamá solía coser mucho. Yo me sentaba a sus pies y la observaba mientras ella bordaba. Al observar lo que hacía, desde una posición más baja, siempre le decía que lo que estaba haciendo me parecía muy raro y complicado. Ella me sonreía, me miraba y gentilmente me decía:

-Hijo, ve afuera a jugar un rato y cuando haya terminado mi bordado te pondré sobre mi regazo y te lo dejaré ver como yo lo veo.

Yo no entendía por qué ella usaba algunos hilos de colores oscuros y por qué me parecían tan desordenados, pero unos minutos más tarde mi mamá me llamaba y me decía:

-Hijo, ven y siéntate en mi regazo.

Al hacerlo, yo me sorprendía y emocionaba al ver la hermosa flor o el bello atardecer en el bordado. No podía creerlo; desde abajo no se veía nada, todo era confuso. Entonces mi madre me decía: 

-Lo ves, hijo mío, desde abajo todo lo veías confuso y desordenado y no te dabas cuenta de que arriba había un orden y un diseño. Cuando lo miras desde mi posición, sabes lo que estoy haciendo.

Este a modo de cuento es algo que nos ha pasado a todos. Cuando vemos nuestra vida desde abajo nos es difícil aceptar que Dios esté haciendo una obra maestra. En cuántas ocasiones hemos tenido también nosotros una conversación como ésta:

-Padre, ¿qué estás haciendo? No entiendo nada.

-Querido hijo, estoy bordando tu vida.

-Pero se ve todo tan confuso y desordenado, los hilos parecen tan liados.

-Hijo, ocúpate de tu trabajo y no quieras hacer el mío. Un día te traeré al cielo y te pondré sobre mi regazo y verás desde mi posición. Entonces entenderás.

Cuando veas tu bordado desde abajo, todo confuso y desmarañado, no te desanimes; mírale mejor a la cara y Él sabrá transmitirte confianza, pues sus ojos te dirán: “¡Déjame obrar, pues sé lo que estoy haciendo!” Hagamos como dice la canción: “Deja que Dios sea Dios”[1]

Este artículo-cuento que está interpretado según una clave individual adquiere una nueva dimensión si lo vemos desde un punto de vista “eclesial”. Imaginémonos sólo por un segundo que son los hombres los que vemos el bordado que la Jerarquía –bordando desde arriba y en nombre de Dios- hace con su Iglesia. Es normal que no terminemos de “ver claro y bonito” lo que está haciendo. A nuestros ojos parece todo enmarañado; pero desde arriba, desde la posición desde donde Dios mira, todo es correcto y bello. Lo malo es cuando parte de la Jerarquía se pone a mirar el bordado desde abajo; y desde esa posición pretende hacerle ver a Dios que está equivocado y que ha de cambiar las leyes que Él nos dio.

Así pues, como nos decía la canción: “Dejemos que Dios sea Dios” y recemos para que la Jerarquía deje de mirar desde abajo y adopte su propia posición, junto a Dios; y desde allí, iluminar a todos los hombres.

Padre Lucas Prados

[1] https://www.youtube.com/embed/aSABVjjnSU4

Tomado de:

http://www.adelantelafe.com

Santa Misa Dominical

FIESTA DE
N. S. JESUCRISTO REY

cristoreyliturgico

(Último Domingo de Octubre)

Doble de Primera Clase – Ornamentos blancos

“Sí, Yo soy Rey -dijo Jesús a Pilatos-, para eso precisamente he nacido y venido a este mundo: para dar testimonio de la Verdad”. Su reino no es de este mundo, es decir, no es un reino temporal; “es el reino de la Verdad y de la vida, el reino de la gracia y de la santidad, el reino de la justicia, del amor y de la paz”. (Prefacio). Es el reino divino de la Santa Iglesia, en el que se proporciona la salud a los enfermos, la luz a los ciegos, la libertad a los cautivos. Sus habitantes tienen poder para hacerse hijos de Dios, para vivir una vida divina, para gozar de la libertad; aparta del yugo de Satanás y nos comunica los bienes divinos. Todo ello, en virtud de nuestra unión vital, de nuestra unidad de ser con Cristo, que es nuestra Cabeza, el Fundador de este reino, el que lo constituyó con sus enseñanzas, con sus ejemplos y, sobre todo, con su muerte de cruz. “Adquirió la Iglesia con su sangre”. “Digno es el Cordero que fue inmolado, de recibir poder y riqueza, y sabiduría y fortaleza, y honor. A Él la gloria y el imperio por todos los siglos de los siglos amén.” 

   Este debe ser un día de acción de gracia al Padre, por haber constituido Rey y Señor de todo a su divino Hijo; un día de homenaje y acatamiento y de acción de gracias al Hombre-Dios, que se dignó trasladarnos a su reino. Y, con la Redención, con la liberación del dominio del pecado, poseemos también la vida de la gracia, la filiación divina, el poderío sobre el mundo, sobre la carne, y sobre el poder de las malas pasiones y, con todo esto, la esperanza de ser admitidos un día en el futuro reino de la bienaventuranza eterna. Debemos, por tanto, decir con San Pablo: “Damos gracias a Dios Padre, que nos hizo dignos de participar  de la herencia de los santos en la luz. Él nos arrancó de la potestad de las tinieblas, y nos trasladó el reino de su amado Hijo”.    

  Introito Apoc. 5, 12; 1, 6

    INTROITUS – Dignus est Agnus, qui occísus est, accípere virtútem, et divinitátem, et sapiéntiam, et fortitúdinem, et honórem. Ipsi glória, et impérium in sæcula sæculorum. Ps. 71, 1. Deus, judícium tuum Regi da: et justítiam tuam Filio Regis V. Gloria Patri.    Introito – Digno es el Cordero, que fue muerto, de recibir la virtud, y divinidad, y sabiduría y fortaleza, y honor. A Él gloria y poder por los siglos de los siglos. Ps. ¡Oh Dios Padre! da tu poder de juzgar al Rey Cristo; Y tu cetro de justicia al Hijo del Rey (Cristo). V. Gloria al Padre.

Oración-Colecta

   ORATIO Omnípotens sempitérne Deus, qui in dilécto Filio tuo, universórum Rege, ómnia instauráre voluísti: concéde propítius; ut cunctæ famíliæ géntium, peccáti vúlnere disgregátæ, ejus suavíssimo subdántur império: Qui tecum vivit et regnat in unitáte. Per Dóminum.   R. Amen    Omnipotente y sempiterno Dios, que en tu amado Hijo, Rey universal quisiste restaurarlo todo: concédenos propicio que todos los pueblos, disgregados por la herida del pecado, se sometan a su suavísimo imperio . Por Nuestro Señor Jesucristo, etc.   R. Amen.

   Conmemoración: del domingo correspondiente 

Epístola

   Jesucristo, nos rescató con su sangre, nos sacó del poder de las tinieblas, nos reconcilió con su Padre celestial, fundó la Iglesia Católica de cuyo cuerpo es Él Cabeza, y nos conquistó el reino de los cielos. 

EPISTOLA   Lectio Epistolae beati Pauli Apostoli ad Colossénses. (Col. 1, 12-20)  – Fratres:Grátias ágimus Deo Patri, qui dígnos nos fecit in pártem sortis sanctórum in lúmine, qui erípuit nos de potestáte tenebrárum, et tránstulit in regnum Fílii dilectiónis suæ, in quo habémus redemptiónem per sánguinem ejus remissiónem peccatórum: qui est imágo Dei invisíbilis, primogénitus ómnis creaturæ: quóniam in ipso cóndita sunt univérsa in cælis, et in terra, visibília et invisibília, sive thróni, sive dominatiónes, sive principátus, sive potestátes: ómnia per ipsum, et in ipso creáta sunt: et ipse est ante omnes, et ómnia in ipso cónstant. Et ipse est caput córporis Ecclésiæ, qui est princípium, primogénitus ex mórtuis: ut sit in ómnibus ipse primátum tenens: quia in ipso complácuit ómnem plenitúdinem inhabitáre: et eum reconciliáre ómnia in ipsum, pacificans per sánguinem crúcis ejus, sive quæ in terris, sive quæ in cælis sunt, in Christo Jesu Dómino nostro.    Lección de la Epístola del Apóstol S. Pablo a los Colosenses Hermanos: Gracias damos a Dios Padre, que nos ha hecho dignos de participar de la suerte de los Santos, iluminándonos con la luz (del Evangelio); que nos ha arrebatado del poder de las tinieblas, trasladándonos al reino de su Hijo muy amado; por cuya sangre hemos sido nosotros rescatados y recibido la remisión de los pecados; el cual es imagen (perfecta) del Dos invisible, engendrado ante toda criatura; pues por Él fueron criadas todas las cosas en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, sean Tronos, o Dominaciones, o Principados, o Potestades: todas las cosas fueron criadas por Él y en atención a Él. Y así tiene ser ante todas las cosas, y todas subsisten en Él. Y Él es la Cabeza del Cuerpo (místico) de la Iglesia y el principio de la resurrección, el primero que renació de entre los muertos, para que en todo tenga Él la primacía; pues plugo al Padre poner en Él la plenitud de todo ser y reconciliar por Él todas las cosas consigo, restableciendo la paz entre el cielo y la tierra, por medio de la sangre que derramó en la cruz, en Jesucristo, nuestro Señor.
   GRADUALE (Ps. 71, 8 et 11) – Dominábitur a mari úsque ad mare: et a flúmine usque ad términos órbis terrárum. V. Et adorábunt eum ómnes reges terræ: ómnes gentes sérvient ei.   Alleluia, alleluia. V.(Dan. 7, 14)  . Potéstas ejus, potéstas ætérna, quæ non auferétur: et regnum éjus quod non corrumpétur. Alleluia.    Gradual – Dominará de uno a otro mar, y desde el río (Éufrates) hasta los confines del globo de la tierra. V. Y adorarle han todos los pueblos de la tierra; todas las gentes le servirán.
Aleluya, aleluya – V. Su poder es poder eterno, que no le será arrebatado; y su reino un reino que no se deshará. Aleluya.

Evangelio

   Jesucristo declara ante el tribunal de Pilatos que Él es Rey, pero Rey espiritual, no temporal y político de este mundo. En lo temporal y político Jesucristo y su Iglesia reconocen y respetan a los reyes y mandatarios de este mundo; pero exigen de ellos, en lo espiritual y divino, ese mismo respetuoso acatamiento.

 Sequéntia sancti Evangélii secúndum Marcum ( 7, 31-37)

In illo témpore: Dixit Pilátus ad Jesum: Tu es Rex Judæórum? Respóndit Jesus: A temetípso hoc dicis, an alii dixérunt tibi de me? Respóndit Pilatus: Númquid ego Judæus sum? Gens tua, et pontífices tradidérunt te mihi: quid fecísti? Respóndit Jesus: Regnum meum non est de hoc múndo. Si ex hoc múndo esset regnum meum, minístri mei útique decertárent, ut non tráderer Judæis: nunc autem regnum meum non est hinc. Díxit ítaque ei Pilatus: Ergo Rex es tu? Respóndit Jesus: Tu dícis, quia Rex sum ego. Ego in hoc natus sum, et ad hoc veni in múndum, ut testimónium perhíbeam veritáti: ómnis qui est ex veritáte, áudit vócem meam.

Credo.

 Continuación del Santo Evangelio según San Marcos   En aquel tiempo: Dijo Pilatos a Jesús: ¿Eres Tú el Rey de los Judíos? Respondió Jesús: ¿Dices esto tú por cuenta propia, o te lo han dicho otros de Mí? Replicó Pilatos: ¿Acaso soy yo judío? Tu nación y los Pontífices te han entregado a mí; ¿qué has hecho? Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo (1); si de este mundo fuese mi reino, mis vasallos me defenderían para que no cayese en manos de los judíos; mi reino, pues, no es de aquí. Díjole, pues, Pilatos: ¿Luego Tú eres Rey? Respondió Jesús: Así es: Yo soy Rey. Yo para esto nací, y para esto vine al mundo: para dar testimonio de la Verdad; todo aquel que es amigo d la Verdad, escucha mi voz.   Credo
   OFFERTORIUMPs. 2, 8Póstula a me, et dabo tibi gentes hereditátem tuam, et possessiónem tuam términos terræ    Ofertorio –  Pídeme, y te daré a los gentiles por herencia, y posesión tuya hasta los confines de la tierra.

Oración-Secreta

   Hóstias tibi, Domine, humánæ reconciliatiónis offérimus; ut, quem sacrifíciis præséntibus immolámus, ipse cunctis géntibus unitátis et pacis dona concédat, Jesus Christus Fílius tuus Dóminus noster: Qui tecum vívit et regnat in unitáte. Per Dominum.    Ofrecémoste, Señor, la Hostia con que la humanidad fue reconciliada con su Dios, para que Aquel a quien inmolamos en este presente Sacrificio, Él Mismo conceda a todos los pueblos los dones de la unidad y de la paz, Jesucristo, Hijo tuyo y Señor nuestro. Que contigo vive y reina.

   Conmemoración: del domingo correspondiente 

   Prefacio de Cristo Rey

   La Iglesia fundamenta aquí concisamente las razones por las que Jesucristo es Rey del universo, y describe en frases lapidarias la naturaleza de su reino.

   Vere dignum et justum est, aequum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, aeterne Deus: Qui Unigenitum  Filium tuum  Dominum nostrum Jesum Christum, Sacerdótem aetérnum nostrum et universórum regem óleo exsultationis unxiísti; ut, seípsum in ara crucis hóstiam immaculátam et pacificam ófferens, redémptiónis humánae sacraménta parágeret: et suo subjéctis império ómnibus creatúris, aeternum et universale regnum imménsae tuae tráderet Majestáti: regnum veritátis et vitae, regnum sanctitátis et grátiae, regnum justitiae, amóris et pacis. Et ídeo cum Angelis et Arcangelis, cum Thronis et Dominationibus cumque omni militia caelestis exércitus hymnum gl´riae tuae cánimus sine fine dicéntes:   Sanctus, Sanctus, Sanctus…    Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar oh Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Que a  tu Unigénito Hijo y Señor nuestro Jesucristo, Sacerdote eterno y Rey del universo, le ungiste con óleo de júbilo, para que, ofreciéndose a Sí mismo en el ara de la Cruz, como Hostia inmaculada y pacífica, consumase el misterio de la humana redención; y sometidas a su imperio todas las criaturas, entregase a tu inmensa Majestad su Reino eterno y universal: Reino de verdad y de vida; Reino de santidad y de gracia; Reino de justicia, de amor y de paz. Y por tanto, con los Ángeles y los Arcángeles, los Tronos y Dominaciones, y con toda la millicia del ejército celestial, entonamos un himno a tu gloria, diciendo sin cesar: Santo, Santo, Santo, etc.
   COMMUNIO  Immortalitátis alimóniam consecúti, quæsumus, Dómine: ut, qui sub Christi Regis vexíllis militáre gloriámur, cum ipso, in cælésti sede, júgiter regnáre possímus: Qui tecum vivit et regnat in unitáte.    Comunión. – Se sentará el Señor Rey para siempre; el Señor bendecirá a su pueblo con la paz.

Oración-Postcomunión (Ps. 28, 10 et 11)

   Immortalitátis alimóniam consecúti, quæsumus, Dómine: ut, qui sub Christi Regis vexíllis militáre gloriámur, cum ipso, in cælésti sede, júgiter regnáre possímus: Qui tecum vivit et regnat in unitáte    Habiendo conseguido el Alimento de inmortalidad, pedímoste, Señor, que cuantos nos gloriamos de militar bajo las banderas de Cristo Rey, podamos perpetuamente reinar en la patria celestial con Él. Por Nuestro Señor Jesucristo, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

    Conmemoración: del domingo correspondiente 
   Último Evangelio: del domingo correspondiente 
CONSAGRACIÓN A CRISTO REY: Ordenada para el día de hoy por Pío XII.


  • (1)  En efecto, el reino de Cristo no es terrenal, sino espiritual, y Él, un Rey sin ejércitos ni dominios nacionales, pero dueño de las voluntades y de los entendimientos. El reino de Cristo, por lo tanto no es comparable con el de todo rey o monarca, compatible con todo reino temporal. Lo esencial es que sean respetadas la verdad, la justicia y la santidad.

Tomado de: 

http://misa_tridentina.t35.com/

El Castillo de diamante, de Juan Manuel de Prada

castillo_de_diamantes_top

22 octubre, 2015

Cuando cerré “El Castillo de diamante” e interrumpí el encanto que dimanaba de entre sus páginas, supe que aquella santa Teresa que Juan Manuel de Prada me había desvelado terminaría por remetérseme en las entrañas, por escariarme el corazón y rasgar su superficie, por hacer un huequecito en él, allá donde se avecindan mis más secretas emociones, y acurrucarse para siempre entre mis sangres; y supe, también, que su recuerdo se me haría un rescoldo inextinguible y esclarecedor, cuya luz no dejaría ya jamás de titilar. Y, así, con esa luz indeclinable y reveladora, la imagen de la santa se convertiría en un fanal salvífico, en una lumbre que me guiaría hasta parajes más dichosos y me arrebataría el frío intenso y envilecedor de posibles descreencias.

Terminaba de vivir una lucha acerba entre dos mujeres sobresalientes: Santa Teresa de Jesús y Ana de Mendoza, Princesa de Éboli; una congoja contumaz se me había prendido de la garganta, obturándome el aliento, y en ese instante, como susurrándole a mis entretelas, convocaba al llanto y a mi más rendida admiración. Me parecía entonces, tras terminar el libro, que me sumía en un como extático solaz, yaciente en una suerte de arrobo que me había dejado inerme u ofuscado o, tal vez, enviscado en esa fascinación que suscita siempre lo inalcanzable, cuya naturaleza sólo llegas a columbrar desde la distancia, de tan inasible como es. Y es que aquella prosa con que Juan Manuel me había privilegiado, impregnada de dejos cervantinos y de golferías quevedescas, tiene un cariz como bautismal, un no sé qué que me hace como nuevo y me redime de toda la morralla vacua que inunda los anaqueles y atora los entendimientos, pues nadie como él hermosea lo narrado; nadie como él indaga en las esencias y nos las muestra; nadie como él nos trae el arte inscrito en frases.

Entregado, casi derrengado por el embeleso, los días anteriores los pasara enfrascado en la lectura de la novela, inmiscuyéndome en las vidas de los personajes y hasta siendo partícipe de ellos. Me había entrometido sin rebozo en sus pesares y en sus sosiegos; merodeaba por entre ellos y hurgaba en sus emociones sin cesar; e incluso ahora recuerdo haber sentido el golpe cruento de la indignación, el regusto ríspido de la envidia o la más cálida caricia del amor vero al tiempo que ellos lo sentían. Recuerdo conmoverme con ellos y dolerme por sus desgracias, sin duda envuelto en la refriega de esas inhabituales fluencias que sólo los más grandes escritores logran urdir. Como recuerdo haber pensado también, quizá en alguno de esos infrecuentes instantes en que la lectura me dejaba libre, que sólo la pluma de Juan Manuel de Prada era capaz de dibujar con tanto tino, tanta brillantez, tanta sangre y tanta entraña. Y, así, arrastrado por esa pluma que se vuelve demiurgo y crea mundos ciertos, me  arrodillaba en la celda de la santa, me dejaba acariciar por la luz tremolante de las velas, oraba junto a ella y la contemplaba en sus arrobos; o la seguía por callejas de adoquín, trochas de jabre o pasillos alfombrados en busca de alguna casa en ruinas donde fundar un palomarcito, con la vista fija solo en Dios, con quien se habría de unir plenamente; o la observaba mientras ella cocinaba unos pestiños entre divinos y diabólicos, de tan buenos que se me hacían. Y mientras la observaba en la cocina, en mi boca se citaba la saliva para apretujarse contra los carrillos, contra el gaznate y contra los belfos hasta que, hostigada por el aroma que brotaba de la sartén, se alborotaba ya sin cuento y se me precipitaba por entre aquéllos. E igualmente era testigo, esta vez ya un tanto medroso o conturbado —aunque, en mi caso, el miedo y la conturbación precedían al enamoramiento—, de las maquinaciones furibundas y perversas de la princesa, cuya belleza fúlgida semejaba querer contradecir el trato ríspido que se le acumulaba en los bofes. Testigo, también, de cómo su marido se ponía hasta las cachas de lubricidad y depositaba, temulento o destartalado por la excitación, un beso acezante en la cuenca huera de sus rostro bello, que también yo quisiera besar. Y hasta testigo de esa dicha desquiciada en que se ensimismaba la princesa, cuando su envidia hacia la santa prohijaba tejemanejes, trampantojos y denuncias ante la Inquisición, mientras en el aire aún permanecía, como un espectro enlentecido, el olor melindroso, almibarado y mariconil de Antonio Pérez, aquel bellaco fatuo e insidioso que llegaría a ser Secretario de Felipe II y traidor a España. Y recuerdo también, se lo aseguro, con total nitidez y un rescoldo inextinguible en mis entrañas, cómo el espinazo se me llenaba de fríos y de tembleques; cómo el aliento se me aquietaba entre los papos, absorto o pasmarote; o cómo unas lágrimas regordetas se me precipitaban hacia el suelo, preñadas por la pena y la emoción,  cuando cerré al fin la novela, interrumpí su encanto y me despedí de aquel vero arte inscrito en frases.

Gervasio López

Tomado de:

http://www.adelantelafe.com

El enfermizo juego del Sínodo: manipulan, y luego se burlan y después vuelven a manipular

maxresdefault-e1444512212454

12 octubre, 2015

Andrea Tornielli, un reconocido experto vaticanista y amigo del Papa Francisco, escribió el 8 de octubre un artículo sobre el Papa Francisco que podría potencialmente llevar a una reacción pública  mundial de indignación. En su artículo, que se titula “El Papa urge a los obispos a no sucumbir a teorías conspirativas”, Tornielli informa que el Papa Francisco había sido contactado por 13 cardenales y obispos que participan del Sínodo de la Familia y que manifiestan una gran preocupación sobre posibles manipulaciones ejercidas especialmente por el Secretario General, Cardenal Lorenzo Baldissieri. Según informa Tornielli:

Ya desde las primeras noticias para la prensa, se dijo que algunos Padres Sinodales estaban cuestionando  el método de trabajo concordado para la asamblea. En concreto, trece cardenales y obispos, que participan del Sínodo, sugirieron que el Sínodo estaba siendo en cierta forma “piloteado” por el Secretario General (y principalmente por el Papa) para hacer que el Sínodo siguiera un itinerario de apertura.

Obviamente el mismo Tornielli está convencido de que tales preocupaciones no tienen asidero. Dice en un tono casi burlón:

Es interesante notar que durante semanas, fuera de la asamblea, otros clérigos y ciertos medios de prensa cercanos a ellos, han estado repitiendo el mismo estribillo de que el Sínodo era un fraude para poner en riesgo la doctrina tradicional de la Iglesia. La declaración más valiente al respecto provino del cardenal George Pell, quien reiteró los contenidos de un artículo publicado por la revista estadounidense First Things, bajo el seudónimo de Xavier Rynne II. Los trece Padres Sinodales que respaldaron la teoría de la conspiración entonces apelaron al Papa.

Sigue leyendo

Primer Sábado del Mes de Agosto de 2015

VirgenCorazB3nMaria

GRAN PROMESA DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

«Mira, hija mía, mi Corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos los que durante cinco meses en el primer sábado se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me hagan compañía durante 15 minutos meditando en los misterios del rosario con el fin de desagraviarme, les prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias para su salvación.» ( Revelada por la Santísima Virgen María a la Hermana Lucía, vidente de Fátima, el 10 de diciembre de 1925 en Pontevedra -España-)

Sor Lucía, la última vidente de Fátima

Sor Lucía, la última vidente de Fátima

La práctica de esta devoción consiste en lo siguiente:

1. Confesión, que puede hacerse durante la semana.

2. La Comunión el mismo sábado.

3. Rezar una parte del santo Rosario.

4. Hacer compañía a la Virgen durante un cuarto de hora meditando o pensando en los misterios del Rosario.

5. Hacer esto durante cinco primeros sábados de mes sin interrupción.

Todo ello con la intención de consolar, honrar y desagraviar a la Santísima Virgen por las blasfemias y ofensas que se cometen contra su Corazón Inmaculado Corazón:

1. Las blasfemias y ofensas contra su Concepción Inmaculada.

2. Las blasfemias y ofensas contra su virginidad perpetua.

3. Los que niegan su maternidad divina y la rechazan como Madre de todos los hombres.

4. Los que infunden en los niños el desprecio y hasta el odio hacia esta Madre Inmaculada.

5. Los que profanan sus sagradas imágenes.

Tomado de:

http://santa-maria-reina.blogspot.com

Hace 50 años Pablo VI celebró la primera Misa que no era en latín

Por Marta Jiménez

Misa de Pablo VI el 7 de marzo de 1965 en la Parroquia Ognissanti

Misa de Pablo VI el 7 de marzo de 1965 en la Parroquia Ognissanti

ROMA, 07 Mar. 15 / 03:32 am (ACI/EWTN Noticias).- Se llama Gianni Todescato, tiene 86 años de edad, y es el párroco italiano que asistió al Beato Pablo VI para la redacción del primer Misal en lengua viva, aprobada dentro de las nuevas normas litúrgicas del Concilio Vaticano II. Con este Misal se celebró la primera Eucaristía en italiano el 7 de marzo de 1965 en la parroquia Todos los Santos en Roma.

Una de las concreciones del Concilio fue la celebración de la Misa en los idiomas locales como se realiza en la actualidad. Para ello se necesitaba un nuevo Misal y en esa tarea colaboró el P. Todescato.

“Yo no estaba cómodo con estas Misas en latín. Nadie entendía casi nada, el canon en voz baja, palabras pronunciadas al vacío… yo sentía la exigencia de este cambio para que la Misa fuera un servicio efectivo a la sensibilidad de la gente. Por tanto, cuando fui llamado, para mí fue un honor compartir con el Papa compartir esas tardes, este cambio”, explica a ACI Prensa el P. Todescato. Sigue leyendo

El Papa Benedicto XVI anunció su renuncia al pontificado

Papa_renuncia

Vaticano, Feb 11, 2013 / 7:44AM (EWTN Noticias/ACI Prensa)

El Papa Benedicto XVI anunció hoy su renuncia debido a su avanzada edad (cumplirá 86 años en abril) por lo que ya no tiene fuerzas para ejercer de forma adecuada el ministerio petrino. Indicó que desde el 28 de febrero de este año, a partir de las 8:00 p.m. (hora local), “la sede de Pedro quedará vacante”. En una decisión que sólo él conocía, ajena al resto de la Curia romana y con “plena libertad”, el Santo Padre anunció su renuncia durante el Consistorio público para las canonizaciones de los 800 mártires de Otranto, la Madre Laura, la primera santa colombiana, y la Madre Lupita, de México.

Durante el Consistorio de esta mañana, el Papa anunció “una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia”.

El Decano del Colegio Cardenalicio y por años Secretario de Estado del Vaticano durante el Pontificado de Juan Pablo II, Cardenal Angelo Sodano, en unas emotivas palabras luego del anuncio dijo: “estamos incrédulos ante sus palabras… En nombre de todos nosotros los cardenales, estamos cercanos s usted en este momento como lo hemos estado en estos 8 luminosos años de su pontificado”.

“Recuerdo sus palabras cuando aceptó su elección como Papa (…) hasta antes del 28 de febrero tendremos tiempo para expresarle nuestro amor y afecto por usted y su pontificado como seguro lo hará todo el mundo”.

A continuación reproducimos el texto completo del anuncio realizado por el Papa Benedicto XVI esta mañana:

“Queridísimos hermanos,

Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia.

Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino.

Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado.

Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice.

Por lo que a mí respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

Vaticano, 10 de febrero 2013

BENEDICTUS PP. XVI”.

Tomado de:

EWTN

http://www.ewtnnoticias.com

Santa Misa Dominical

TERCER DOMINGO 
DESPUÉS DE EPIFANÍA


Di solo una palabra y mi siervo quedará sano.

Semidoble  – Ornamentos verdes

A partir de este domingo, la Liturgia rompe el orden cronológico de la vida de Jesús y extracta del Evangelio los milagros y discursos que cree más convenientes para nuestra enseñanza y edificación. Jesús es un profeta y un maestro errante, que va sembrando por ciudades y caminos bien y verdad. La multitud le sigue ávida de luz y paz, y confiesa ingenuamente que “nadie ha hablado como este hombre; nadie puede hacer las maravillas que Él hace”. Y para confirmar con milagros esta hermosa confesión de las turbas, Jesús cura de cerca a un leproso y de lejos al criado del Centurión. La liturgia de hoy renueva aquella página de la vida de Nuestro Señor, para excitar nuestra fe y confianza en Él y para que acudamos a la Confesión a limpiarnos de la lepra del pecado.

IntroitoPs. 96, 7-8

INTROITUS Ps. 96, 7-8

Adoráte Deum, omnes Angeli ejus: audivit, et lætáta est Sion: et exsultavérunt fíliæ Judæ. Ps. ibid., 1. Dóminus regnávit, exsúltet terra: læténtur ínsulæ multæ. V. Glória Patri...

   Adorad a Dios todos sus Ángeles: oyólo y alborozóse Sión, y regocijáronse las hijas de Judá. – Ps. El Señor reina ya; regocíjese la tierra: llénense de júbilo todas las islas. V. Gloria al Padre  

Sigue leyendo

VIGILIA DE NAVIDAD

LA "KALENDA" O ANUNCIO DE NAVIDAD

(1ª clase –  Ornamentos morados)
(Estación en Santa María la Mayor)

Ya no cabe la menor duda: El Señor está a la puerta y “mañana al amanecer veremos su gloria”. Así nos lo repite hoy la Iglesia en su liturgia, en todos los tonos y de todas las maneras. Y añade: “Santifiquémonos, y estemos preparados”. Y dentro de unas cuantas horas, hará este solemnísimo pregón: “Cristo ha nacido para nosotros, ¡venid adorémosle!” Que así sea, que para nosotros nazca esta noche y que para ninguno deje de ser un Nacimiento prenda de eterna ventura.

LA “KALENDA” O ANUNCIO DE NAVIDAD

En los Coros de las Catedrales y de los Monasterios, se canta hoy con pompa inusitada, en el Oficio de Prima, el anuncio oficial de la Navidad del Señor, que trae el Martirologio y que textualmente dice así:

“En el año 5199  de la Creación del mundo, cuando al principio creó Dios el cielo y la tierra; en el 2957 del diluvio; en el 2015 del nacimiento de Abrahán; en el 1510 de Moisés y de la salida del pueblo de Israel de Egipto; en el 1031 de la unción del rey David; en la semana 65 de la profecía de Daniel; en la Olimpíada 194; en el año 752 de la fundación de Roma; en el 42 del imperio de Octavio Augusto; estando todo el orbe en paz; en la sexta edad del mundo: Jesucristo, Dios eterno e Hijo del eterno Padre, queriendo consagrar al mundo con su misericordiosísimo Advenimiento, concebido por el Espíritu Santo, y pasados nueve meses después de su concepción, nació, “hecho Hombre, de la Virgen María, en Belán de Judá“, (Se arrodillan todos los circunstantes, y prosigue el cantor en tono más agudo.: “Navidad de N. Señor Jesucristo según la carne”.

Introito

INTROITUS Exodo, XVI – Hodie scietis, quia veniet Dominus, et salvabit nos: et mane videbitis gloriam ejus.- Ps. 23 Domini est terra, et plenitudo ejus: orbis terrarum, et univers qui habitant in eo.
V. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sæcula sæculórum. Amen.
Introito – Hoy sabréis que el Señor vendrá y nos salvará; y mañana veréis su gloria. – Ps. Del Señor es la tierra y su plenitud: la redondez de la tierra y todos sus habitantes. V. gloria al Padre.

Oración-Colecta

ORATIO Deus, qui nos redemptonis nostrae annua exspectatione laetificas: praesta, ur Unigenitum tuum, quem Redemptorem laeti suscipimus, venitem quoque  Judicemsecuri videamus, Dominum nostrum Christum Filium tuum: Qui tecum vivit. Oh Dios, que cada año nos alegras con la espera de nuestra redención: haz que, recibiendo ahora gozosos a tu Unigénito que viene a salvarnos, también te veamos tranquilos cuando venga como Juez Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos

Epístola

San Pablo se presenta a los romanos como heraldo de Jesucristo, el Hijo de David, según la carne, e Hijo verdadero de Dios, hecho hombre por los hombres.

EPISTOLA Lectio Epístolæ beáti Páuli Apóstoli ad Romanos. Rom.. 1, 1-6 

Paulus, servus Jesu Christi, vocatus Apostolus, segregatus in Evangelium Dei, quod ante promiserat per Prophetas suos in Scripturis sanctis de Filio suo, qui factus est ei ex semine David secundum carnem: qui praedestinatus est Filius Dei in virtute secundum spiritum santificationis ex resurrectione mortuorum Jesu Christi Domini nostri: per quem accepimus gratiam, et apostolatum ad obediendum fidei in omnibus gentibus pro nomine ejus, in quibus estis et vos vocati Jesu Christi, domini nostri.

 

Lección de la Epístola del Apóstol Pablo a los (Romanos 1, 1-6) : Pablo, siervo de Jesucristo, llamado Apóstol, escogido para el Evangelio de Dios, el cual había prometido antes por sus profetas en las Santas Escrituras acerca de su Hijo, que le fue hecho del linaje de David según la carne, el que ha sido predestinado como Hijo de Dios, con poder según el espíritu de santificación por su resurrección de entre los muertos: de Jesucristo, Señor nuestro, por el cual hemos recibido la gracia y el apostolado, para atraer a la fe a todas las gentes en su nombre, entre las que también vosotros sois llamados por Jesucristo, Señor nuestro.

No se dice Alleluya a menos que la vigilia caiga en domingo.

GRADUALE. Hodie sciétis, quia véniet Dóminus, et salvábit nos: et mane videbitis glóriam ejus. V. Ps. 79. Qui regis Israel, inténde: que dedúcis, velut ovem, Joseph: qui sedes super Chérubim, apare coram Ephraim, Benjamin, et Manásse. ALLELUIA, allelúja. V. Crastina die delebitur iniquitas terrae: et regnabit super nos Salvator mundi.. Allelúja. Hoy sabréis que el Señor vendrá, y nos salvará; y mañana veréis su gloria. V. Tú que gobiernas a Israel, atiende: Tú que guías a José como a una ovejuela: que está sentado sobre los Querubines, manifiéstate delante de Efraín, Benjamín y Manasés. Aleluya, aleluya. V. Mañana se borrará la iniquidad de la tierra: y reinará sobre nosotros el Salvador del mundo. Aleluya

Evangelio

Viendo San José que María estaba a punto de ser madre y no entendiendo todavía el misterio que allí se encerraba, se juzga indigno de ser su esposo. Meditaba la forma de apartarse discretamente, cuando Dios le explica todo por boca de un ángel y le manda tomarla como esposa.

U Sequéntia sancti Evangélii secúndum San Mateo. JI, 18-21 Cum est  desposata Mater Jesu Maria Joseph, antequam convenirent, inventa est in utero habens de Spiritu Sancto. Joseph autem vir ejus, cum esset justus, et nollet eam traducere, voluit occulte dimittere, eam. Haec nutem eo cogitante, ecce Angelus Domini apparuit in somnis ei dicens: Joseph, fili David, noli timere accipere Mariam conjugem tuam: quod enim in ea natum est, de Spiritu Sancto est. Pariet autem filium, et vocabis nomen ejus Jesum: ipse enim salvum faciet populum suum a peccatis eorum. 

No se dice Credo sino en Doming

U Continuación del Santo Evangelio según San Mateo – Estando desposada María, Madre de Jesús, con José, ya antes de estar juntos, se halló que había concebido en su seno por obra del Espíritu Santo. Y José, su esposo, como era justo y no quería delatarla, quiso dejarla secretamente. Y estando pensando en esto, he aquí que el Ángel del Señor se le apareció en sueños, diciendo: José, hijo de David, no temas recibir a María por tu mujer, porque lo que en ella ha nacido es fruto del Espíritu Santo. Y dará a luz un hijo: y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.No se dice Credo sino en Domingo.
OFFERTORIUM Ps. 23 – Tollite portas, principes, vestras: et elevamini, portae aeternales, et introibit Rex gloriae.
Ofertorio Alzad, oh príncipes, vuestras puertas; y levantaos, vosotras, puertas eternas: y entrará el Rey de la gloria

Oración-Secreta

Da nobis quaesumus, omnipotens Deus; ut sicut adoranda Filii tui natalictia praevenimus sempiterna gaudentes: qui tecum vivit. Concédenos, oh Dios Omnipotente, que, así como preparamos con gozo la adorable Natividad de tu Hijo, así también recibamos con júbilo sus dones eternos. Que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Prefacio de los domingos ordinarios

Vere dignum et justum ets aequum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, aeterne Deus. Qui cumm unigenito  Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personae, sed in unius Trinitate substantiae. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione verae, sempiternaeque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur aequalitas. Quam laudat Angeli atque Arcangeli, Cherubim quoque ac Sraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes: Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar oh Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tu revelado, acerca de tu gloria, creémoslo igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin haber diferencia ni separación. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro:

Oración-Postcomunión

COMMUNIO Isaías, 40 – Revelabitur gloria Domini: Et videbit omnis caro salutare Dei nostri. Comunión.Aparecerá la gloria del Señor, y verá toda la humanidad la salvación de nuestro Dios.
Da nobis, quæsumus, omnipotens Domine: unigeniti Filii tui recensita nativitate respirare; cujus coelesti mysterio pascimur, et potamur. Per eundem Dominum nostrum Jesum Christum. tecum. Haz, oh Señor, que vivamos en el recuerdo del Nacimiento de tu Hijo Unigénito, cuyo celestial misterio nos sirve de alimento y de bebida. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

Tomado de:

http://misa_tridentina.t35.com/

Primer Viernes del Mes de Agosto de 2010

¡Dulcísimo Jesús, cuyo inmenso amor a los hombres no ha recibido en pago, de los ingratos, más que olvido, negligencia y menosprecio! vednos postrados ante vuestro altar, para reparar con especiales homenajes de honor la frialdad indigna de los hombres y las injurias que en todas partes hieren vuestro amantísimo Corazón.

El divino Salvador escogió el primer viernes de cada mes, como día especialmente consagrado a honrar su Smo. Corazón, diciendo a Santa Margarita María Alacoque: “Comulgarás todos los primeros viernes de cada mes”.

Y, para obligarnos en cierto modo a práctica tan santa y tan de su agrado, hizo a la misma Santa Margarita aquel favor regaladísimo que se conoce con el nombre de LA GRAN PROMESA.  en estos términos:

“Yo te prometo, en la excesiva misericordia de mi Corazón, que su amor todopoderoso concederá a todos los que comulgaren los nueve primeros viernes de mes consecutivos la gracia de la penitencia final: no morirán en mi desgracia, ni sin recibir los Santos Sacramentos, haciéndose mi divino Corazón su asilo seguro en aquélla última hora”.

En esta tan consoladora promesa, el Sacratísimo Corazón de Jesús, nos promete:

1º La gracia de la perseverancia final, don verdaderamente inefable, como dice el Concilio Tridentino,

2º La dicha de tener por asilo y refugio en aquella última hora el Corazón del que nos va a juzgar…

Que todo es lo mismo que asegurar nuestra eterna salvación.

¡Bien puedes ahora gloriarte de tener la salvación en tu mano: no tendrá excusa ninguna si te pierdes!

¿Con qué condiciones? Se necesita para ganar esta gracia:

1º Comulgar nueve primeros viernes de mes seguidos y sin interrupción;

2º Comulgar con intención de honrar al Sagrado Corazón y de alcanzar la gracia de la perseverancia final;

3º Comulgar con deseos y propósito de servir siempre al Señor.

De modo que no valen ocho primeros viernes de mes, ni valen nueve primeros domingos de mes, aunque la fiesta del primer viernes se traslade al domingo, ni valen ocho primeros viernes con un primer domingo… Además, han de ser seguidas las comuniones, de tal suerte que una interrupción inutilizaría toda la práctica, y habría que volver a comenzarla.

Tomado de:

http://misa_tridentina.t35.com/

SANTOS NAZARIO y CELSO, Mártires

28 de julio

Yo tengo contra ti, que decaíste de tu primera caridad.
(Apocalipsis, 2, 4) .

La única información histórica que poseemos en relación a estos dos mártires es el descubrimiento de sus cuerpos por San Ambrosio. Paulinus (Vita Ambrosii,XXXII-XXXIII) relata que Ambrosio, en algún momento durante los tres últimos años de su vida, después de la muerte del Emperador Teodocio (m. 395), descubrió en un jardín fuera de los muros de Milán, el cuerpo de San Nazario, con su cabeza rígida y aún manchada con sangre y por él, fue enviada a la Basílica de los Apóstoles. En el mismo jardín, Ambrosio del mismo modo descubrió el cuerpo de San Celso por quien fue trasladado a la misma basílica. Obviamente, una tradición respecto a estos mártires existe en la comunidad Cristiana de Milán lo que llevó al descubrimiento de los dos cuerpos. Se ubica el martirio de estos testigos de la fe, durante la persecución de Nerón y describe con muchos detalles los supuestos viajes de San Nazario a través de la Galia e Italia. Es también relacionado con los dos mártires Gervacio y Protasio. Paulino dice claramente (1.c.) que la fecha en la cual Nazario sufrió su martirio es desconocida. El discurso elogiando a los dos santos, atribuido a San Ambrosio (Sermo lv, in P.L., XVII, 715 sqq.), no es genuino. San Paulino de Nola habla en alabanzas de San Nazario en su PoemaXXVII (P.L., LXI, 658). Un magnífico relicario de plata con interesantes figuras que data del  siglo cuarto, fue encontrado en la iglesia de San Nazario en Milán (Venturi, “Storia dell’ arte italiana”, I, Milan, 1901, fig. 445-49).


Los santos que reinan con Cristo

4 de Julio

SANTA CLOTILDE, Reina

3 de Junio

Mientras tenemos tiempo, hagamos bien a todos, mayormente a los servidores de la te. (Gálatas, 6, 10).

Santa Clotilde, esposa de Clodoveo, cumplió puntualmente el precepto de San Pedro, que manda a las mujeres mantenerse sometidas a su marido, a fin de ganarlos a Dios. Supo, mediante la santidad de su vida, inspirar a su esposo, todavía pagano, tan alta estima por el Dios de los cristianos, que él lo invocó en un combate trabado con los germanos y a su protección atribuyó la victoria. Poco después fue bautizado. Después de la muerte de su esposo, retiróse Clotilde cerca de la tumba de San Martín para pre pararse ella misma a morir. Fue interiormente ad vertida del día de su muerte, que acaeció, como lo había predicho, el 3 de junio del año 545.

MEDITACIÓN SOBRE TRES MEDIOS PARA
CONVERTIR AL PRÓJIMO

I. Se puede convertir a un pagano a la fe o re tirar a un pecador de su crimen por medio de la palabra. Esta palabra tiene una eficacia muy especial, viniendo de la boca de un pariente o de un amigo. Aprovecha, pues, el amor que se te profesa, para el bien del prójimo y para la gloria de Dios. Si amas a alguien sólidamente, procúrale la amistad de Dios; es el mejor servicio que le puedes hacer.

II. Una vida santa es una poderosa exhortación a la virtud: ella puede convertir a los más grandes pecadores. El ejemplo de tantas almas santas que sir ven a Dios fielmente convierte hoy más pecadores que los discursos de los predicadores. La caridad, la dulzura, la humildad, el desprecio de las riquezas y de los placeres, son los medios más apropiados para convertir un pecador y hacer nacer en él el deseo de imitar estas virtudes. Así fue como los Apóstoles, no obstante su ignorancia, mediante su ejemplo, convirtieron al cristianismo a más personas, que los filósofos a adeptos para sus sectas mediante el brillo de sus doctrinas. La palabra de los sabios ha hecho menos discípulos que los ejemplos de los cristianos. (Tertuliano).

III. Los sufrimientos son todavía más elocuentes para persuadir a un pecador para que abrace la virtud, que las palabras y los buenos ejemplos. Debemos a la paciencia de los mártires la conversión de una infinidad de paganos. Los tiempos de paz tienen su género de martirio: sufre las injusticias, los insultos de tus enemigos, sin murmurar, es el medio para convertir los.No hay, para instruir al pueblo, elocuencia comparable a la de los mártires. (San León).

El celo por la salvación de las almas 
Orad por los que os gobiernan.

ORACIÓN

Escuchadnos, oh Dios Salvador nuestro, y que la fiesta de la bienaventurada Clotilde, regocijando nuestra alma, desarrolle en ella los sentimientos de una tierna devoción. Por J. C. N. S. Amén.

Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/

SAN PEDRO DE VERONA,(*) Mártir

29 de abril(*)

Estad vosotros apercibidos, porque a la hora que menos penséis ha de venir el Hijo del hombre. (San Mateo, 24, 44).

San Pedro de Verona renunció desde su infancia a los errores de los cátaros. Las promesas y amenazas de sus padres fueron impotentes para hacerlo vacilar en la constancia de su fe. Entró en la orden de Santo Domingo, y vivió en ella con tanta inocencia que se asegura que jamás cometió ningún pecado mortal. Ardientemente pedía a Dios la corona del martirio. Sus deseos fueron escuchados. Nombrado inquisidor de la fe, se atrajo el odio de los herejes, y uno de ellos, que lo acechó en el camino de Como a Milán, le hendió la cabeza con un mandoble de espada, en 1252.

MEDITACIÓN
SOBRE LA VIDA Y
MUERTE DEL PECADOR

I. El pecador vive en tinieblas y en ceguera. Las pasiones oscurecen en él las luces de la razón y de la fe. No consulta como a regla de su conducta, sino su placer, su interés y los deseos de su corazón desordenado. Si siguiese las luces de la razón, ¿se expondría acaso a suplicios eternos por placeres tan breves y tan vanos? ¿Si se comportase según las luces de la fe, buscaría por ventura con tanto afán las riquezas, que son tan grande obstáculo para la salvación de muchos?

II. El pecador recobra en el momento de la muerte estas hermosas luces de la razón y de la fe que durante su vida se habían oscurecido. Entonces la razón le hace ver cuán insensato fue en trabajar toda la vida para amontonar riquezas perecederas, para hacerse de amigos que no quieren o no pueden socorrerlo. La fe le representa, en todo su horror, los suplicios del infierno en los cuales no quiso pensar cuando gozaba de perfecta salud. Despabílase entonces del profundo adormecimiento en el que vivió; abre los ojos a esta horrible realidad que no quiso prever.

III. En esta diferencia que existe entre la muerte y la vida del pecador, hay sin embargo un punto en que concuerdan: ha vivido como impío, muere como impío. Los santos mueren santamente, porque han vivido santamente; los malvados perseveran en el crimen en el momento de la muerte porque en él perseveraron durante la vida. ¿Quieres saber cómo morirás? Mira cómo vives.

La constancia
Orad por las órdenes religiosas.

ORACIÓN

Dios omnipotente, haced benignamente que imitemos con un celo digno de Vos la fe del bienaventurado Pedro, vuestro mártir, quien, por la propagación de esta misma fe, mereció recibir la palma del mar tirio.  Por J. C. N. S.

Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/


SAN GREGORIO MAGNO, Papa, Confesor y Doctor

12 de marzo

El que los guardare y enseñare (a los mandamientos), ese será tenido por grande en el reino de los cielos. (San Mateo, 5,19).

La ciencia sublime y las heroicas virtudes de San Gregorio Magno inspiraron al Papa Pelagio II la idea de sacarlo del monasterio para hacerlo cardenal, y, más tarde, al clero y al pueblo de Roma la de elevarlo al trono pontificio. Ocultóse a fin de evitar esta dignidad; pero una columna de fuego reveló el lugar de su retiro, y puso en evidencia la voluntad de Dios a su respecto. En esta alta dignidad hizo brillar su profunda humildad, su admirable ciencia, y tantas otras virtudes que verdaderamente lo han hecho magno ante Dios y ante los hombres. Murió en el año 604.

MEDITACIÓN
SOBRE LA VIDA DE
SAN GREGORIO MAGNO

I. Grandes cosas ha hecho San Gregorio. Abandonó el mundo para hacerse religioso; hizo cesar la peste que asolaba a Roma; envió misioneros que convirtieron a Inglaterra; dictó gran número de decretos para el bien común de la Iglesia. ¿Qué has hecho tú hasta ahora por Dios, que sea semejante? ¿Te has privado de algún gusto? ¿Has convertido a algún pecador? ¡Pluguiera a Dios que por lo menos a ti mismo te hubieras convertido del todo! Por ahí debes comenzar.

II. San Gregorio ha sido grande por su ciencia; prueba de ello son sus doctos escritos, la doctrina que contienen es toda celestial; esto no debe asombrarnos, puesto que el Espíritu Santo se le aparecía a menudo, bajo forma de paloma, y le dictaba lo que debía escribir. No puedes escribir libros como los de este santo, pero puedes leerlos y extraer de ellos la ciencia de la salvación; puedes instruir a tus subordinados y enseñarles los misterios de nuestra fe; puedes consolar a los enfermos y a los af1igidos. ¿Lo haces tú?

III. Este santo Papa nunca se manifestó más grande que en los sufrimientos y en las humillaciones. Soportaba los crueles dolores de la gota con paciencia admirable. Rechazaba las alabanzas y se hacía llamar siervo de los siervos de Dios, y daba de comer a los pobres. Durante mucho tiempo rehusó el soberano pontificado. ¿No es ser grande pisotear lo más elevado que hay en el mundo? Es una grande y rara virtud hacer Cosas grandes e ignorar su mérito. (San Bernardo).

La humildad
Orar por el Sumo Pontífice.

ORACIÓN

Oh Dios, que habéis concedido al alma de vuestro siervo San Gregorio las recompensas de la beatitud eterna, haced, benignamente, que sus oraciones junto a Vos nos libren del peso abrumador de nuestros pecados. Por J. C. N. S. Amén.

Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/

日本の殉教者*

2月5日

† † † † † † † † † † † † † † † † † † † † † † † † † †

サンフランシスコハビエル日本では、彼は1549年に到着し、キリスト教を植えた。同じ変換し、異教徒のかなりの数の洗礼を受けた。その後、全州への信仰を受けた。これは、1587年日本では200000のキリスト教徒がいたとされる。 1588年、横柄な皇帝Cambacundono、神の栄誉を奪われたが、彼はすべての宣教師6か月の期間内にその領土を残すよう指示した。いくつかの遵守が、多くの変装していた。 1596年には、天皇Tagcosama、最も誇りと悪徳の完全なのは、スペインの船の傲慢さで激怒された人宣教師の目的は、ポルトガル語やスペイン語、および、日本の征服を容易にするためだったの主将6フランシスコ修道会と3つのイエズス会長崎の近くの丘の上には1597年に十字架につけられていた。

フランシスコ修道会サンペドロバウティスタは、日本の僧侶の委員は、サンマルティンデアギーレ、サンフランシスコブランコ、サンフランシスコサンミゲール()、すべてのスペイン語の弟レイアウト;サンフェリペデイエスは、メキシコシティで、生まれたのは、まだ、およびSANゴンサロガルシア順序付けられていません。最後の名前も、議論されている弟、レイアウトの国籍。盆地では、ボンベイの近くに生まれ、ポルトガル語の両親と信じられていますが、他の人は、両親とヒンドゥー教の人ポルトガル語の名前だったに変換されたと主張。この場合ですので、それから彼はインドの人々が正式今まで列聖されているネイティブです。

イエズス会のうち、1つのパウロ三木は、日本の貴族の家系と識別の説教師は、他の2つ、サンファンサンチアゴ騎西後藤えんじょしゃ兄弟のように順番に、彼の殉教の直前に入院されていた。 17人いたにも日本の殉教者、誰catechistsと演奏されたのか、誰もが第三フランだった。彼らは、兵士、カヨサンフランシスコ、医師は、サンフランシスコド城美朱、韓国、聖レオ烏丸のネイティブと、約13年の少年3人の僧侶には、教会を助ける含まれ、ルイスサントスIBARKI、アントNIOのデイナと笠木トーマス、父親が殉教した。

後に、左の耳から、彼女の血液、20で染色した頬の4人の殉教者のいくつかの村を介して他の人を恐怖に陥れるに運ばれた削減される。長崎付近の執行の場所に到達では、2つのイエズス会士に告白する許可されていた。その後、縄と喉の周りに鉄環を腕や足を鎖で、高で提起された十字架には、それらを対象とし、ホール内の各断面のふもとにドロップは地面に掘った。行メートルほどの間隔で配置された交差させる。それぞれの犠牲者に次に、受難の日本法によると、死刑執行槍の側面を貫通する準備ができていた。

できるだけ早く、すべての交差植樹され、死刑が与えられた信号で、その槍ラム酒を調達殉教者とほぼ同じ瞬間に死亡した。彼は仲間のクリスチャンの宝は、彼の血とは、多くの奇跡が起因している彼の服。これらの20、キリストの6人の証人は1862年に列聖された。

子供たちの英雄はいつも感心してが、私たちいっぱいこの例ではある要素が、彼女の価値がある。日本での練習をするときに頭を家族の中で告発され、その刑のすべてのメンバーになったかをしていた、そのされたカスタム思い出してください。日本、キャプテンブリンクリーの現代史は、この種の”罰のいずれかの管理者の最も効果的な武器としてカウントされている。異常な残虐行為に追加する国の伝統の一部である:”彼が英嗣、太鼓、人罪の疑いで倒れたことの結果として、自殺の養子になっておりますが、彼の妻、愛人、すべての子供たち容赦なく実行された太鼓の順だった。頭徳川Iyeyasu等しい不信心を示した。彼は大阪で試合を征服した後、リードしていた親戚や主要な支持者の生存者が死亡した。
日本の他の殉教者、何のため6月1日9月10日に含まれて参照してください。
聖人伝集、2月、巻参照してください。図書館所蔵レオン、光輪Seraphique誌、vol 729〜770英語を翻訳する。図書館所蔵169〜223;クロス日本(1904年)C.M.でCaddell、キリスト教の大名(1903)はMのスタイケン、父pによりサンゴンサロガルシアからの関係1つの。フェルナンデス、ボンベイでは1947年に再版。一般的に日本の代表団は、殉教者の2番目のグループとして、雑誌をご覧ください。 6月と父の記事サーストン月1905年3月のです。

*出所:聖徒たちの生活、バトラー
(1)スタイケンの本()アルバン執事のページでは、はもともと上で、上記の物語に残っている日本語タイトルを是正することができます書誌してください。これは、エラーの興味深いデモンストレーションでは、最も徹底的なしかんする時に自分の年齢のための半分を意味する問題に対処する落ちる可能性がありますしています。おう”Cambacundono”として、我々を入れて、それらの人への”Tagcosama”レア伊では、同じ人がいると呼ばれます。は、”皇帝”日本の純粋な心と誤解されたステートメントです。近代的な歴史では、人の機会は、日本は、この文字は、練習1583年から1598年の国ベルン行く記、秀吉の名を冠する検討する必要がありましたが、男性によって書かれた。すべての電源の彼の年の間に行われたが、彼は天皇ではなかったと推定される。その後は、最後のメロヴィング朝の君主の宮殿”の”マスタに対応する仕事だった。 1585天皇秀吉でKwampakuタイトルとなり、1592年に彼の尊厳を退位し、太鼓と仮定。したがって、最初の期間の宣教師の手紙”Cambacundono”と後に”田子- samaに指名された。”しかしそれは秀吉ので、彼の生活の中で指定されているようだ彼の本当の力将軍は、ポルトガル語でXogunoを書くには、属していた。

投稿者:http://misa_tridentina.t35.com/

1ª MISA – MISA DEL “GALLO”

ESTACIÓN EN SANTA MARÍA LA MAYOR(1) 
Doble, 1ª clase  – Ornamentos blancos

Son las doce de la Noche Buena. El Dios de Majestad, hecho hombre en el seno de María Virgen por obra y gracia del Espíritu Santo, nació en una noche como esta en la cueva de Belén, sin más testigos que José y María y un coro de Ángeles del Cielo que saludaron con cánticos su aparición en la tierra. Este nacimiento temporal del Hijo de María y el del Hijo de Dios es lo que principalmente celebramos en esta primera Misa, Misa llamada del “gallo” porque se celebraba antiguamente justo al primer canto del gallo, y no a media noche como ahora. ¡Te adoro, Jesús recién nacido, pues te adoran los Ángeles! ¡Te pido que nazcas en mí y que yo nazca en Ti, y que crezcas y crezca yo hasta el día de la eternidad!

Introito

   Introitus  Ps. 2, 7  Dóminus dixit ad me: Fílius meus es tu, ego hódie génui te.
Ps. ibid. 1. Quare fremuérunt gentes: et pópuli meditáti sunt inánia?
V. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto. Sicut erat. Dóminus.
   Introito – El Señor me dijo: Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.Ps. ¿Por qué se han embravecido las naciones, y los pueblos maquinaron proyectos vanos? V. Gloria Patri

Oración-Colecta

   Deus, qui hanc sacratíssimam noctem veri lúminis fecísti illustratióne claréscere: da, quæsumus; ut, cujus lucis mystéria in terra cognóvimus, ejus quoque gáudiis in cælo perfruámur: Qui tecum.     Oh Dios, que hiciste resplandecer esta noche sacratísima con las claridades de Aquél que es la luz verdadera; dígnate concedernos que, después de conocer en la tierra los misterios de tu luz, disfrutemos también de sus goces en el cielo. Que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.  

Epístola

   Solemne anuncio de la aparición del Salvador del mundo, a quien debemos recibir esta noche con corazones limpios y demostraciones de afecto. Tanto esperarlo, por fin lo tenemos reclinado en el pesebre, iniciando la obra de nuestra Redención.

      Lectio Epístolæ beáti Páuli Apóstoli ad Titum. Tit. 2, 11-15 

   Caríssime: Appáruit grátia Dei Salvatóris nostri ómnibus homínibus, erúdiens nos, ut abnegántes impietátem, et sæculária desidéria, sóbrie, et juste, et pie vivámus in hoc sæculo, exspectántes beátam spem, et advéntum glóriæ magni Dei et Salvatóris nostri Jesu Christi: qui dedit semetípsum pro nobis: ut nos redímeret ab omni iniquitáte, et mundáret sibi pópulum acceptábilem, sectatórem bonórum óperum. Hæc lóquere, et exhortáre: in Christo Jesu Dómino nostro.

   Lección de la Epístola del Apóstol San Pablo a Tito (II, 11-15) Carísimo: Se manifestó a todos los hombres la gracia de Dios, Salvador nuestro, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada, y el advenimiento glorioso del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo, el cual se dio a sí mismo por nosotros, para redimirnos de todo pecado, y purificarnos para sí mismo como pueblo agradable, seguidor de buenas obras. Estas cosas predica y exhorta, en Jesucristo Señor nuestro.  

Salmodia

     GRADUALE Ps. 109, 3 et 1  Tecum princípium in die virtútis tuæ: in splendóribus sanctórum, ex útero ante lucíferum génui te. V. Dixit Dóminus Dómino meo: Sede a dextris meis: donec ponam inimícos tuos, scabéllum pedum tuórum.   ALLELUJA, allelúja. V. Ps. 2, 7. Dóminus dixit ad me: Fílius meus es tu, ego hódie génui te. Allelúja.    Gradual – Contigo está el principado, en el día de tu poderío en medio de los resplandores de los Santos; de mis entrañas te engendré antes que brillase el lucero de la mañana. V. Dijo el Señor a mi Señor; Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por peana de tus pies.   Aleluya, aleluya. 

El Señor me dijo: Mi Hijo eres tú; y yo te he engendrado hoy. Aleluya

Evangelio

   Viaje de José y María a Jerusalén y nacimiento del Niño Jesús en Belén, en la pobreza extrema de un pesebre, pero con música de Ángeles. ¡Llora en un pesebre El que reina glorioso en los cielos!

 U

   I

Credo.

Sequéntia sancti Evangélii secúndum Lucam. Luc. 2, 1-14 n illo témpore: Exiit edíctum a Cæsare Augústo, ut describerétur univérsus orbis. Hæc descríptio prima facta est a præside Syriæ Cyríno: et ibant omnes ut profiteréntur sínguli in suam civitátem. Ascéndit autem et Joseph a Galilæa de civitáte Nazareth, in Judæam in civitátem David, quæ vocátur Béthlehem: eo quod esset de domo et família David, ut profiterétur cum María desponsáta sibi uxóre prægnánte. Factum est autem, cum essent ibi, impléti sunt dies ut páreret. Et péperit fílium suum primogénitum, et pannis eum invólvit, et reclinávit eum in præsépio: quia non erat eis locus in diversório. Et pastóres erant in regióne eádem vigilántes, et custodiéntes vigílias noctis super gregem suum. Et ecce Angelus Dómini stetit juxta illos, et cláritas Dei circumfúlsit illos, et timuérunt timóre magno. Et dixit illis Angelus: Nolíte timére: ecce enim evangelízo vobis gáudium magnum, quod erit omni pópulo: quia natus est vobis hódie Salvátor, qui est Christus Dóminus, in civitáte David. Et hoc vobis signum: Inveniétis infántem pannis involútum, et pósitum in præsépio. Et súbito facta est cum Angelo multitúdo milítiæ cæléstis, laudántium Deum, et dicéntium: Glória in altíssimis Deo, et in terra pax homínibus bonæ voluntátis.

 UContinuación del Santo Evangelio según San Lucas (II,1-14)En aquel tiempo: salió un edicto de César Augusto para que fuese empadronado todo el imperio. Este primer empadronamiento fue hecho por Cirino, gobernador de la Siria: e iban todos a empadronarse cada cual a su ciudad. Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, porque era de la casa y familia de David, para empadronarse con su esposa María, que estaba en cinta. Y estando allí, aconteció que se cumplieron los días del alumbramiento. Y dio a luz a su Hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo recostó sobre un pesebre; porque no había lugar para ellos en la posada. Había unos pastores en aquella misma comarca, que estaban vigilando durante las velas de la noche y guardando su ganado; cuando he aquí que se puso junto a ellos un Ángel del Señor, y la claridad de Dios los cercó de resplandor, y tuvieron grande temor. Díjoles el Ángel: No temáis porque vengo a anunciaros un grande gozo, que lo será también para todo el pueblo: porque hoy os ha nacido el Salvador, que es el Cristo Señor, en la ciudad de David. Esta será para vosotros la señal: Hallaréis al Niño envuelto en pañales, y puesto en un pesebre. Y de pronto apareció con el Ángel una multitud de la milicia celestial, que alababan a Dios y decían: “Gloria a Dios en las alturas, y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”. Credo.  
    OFFERTORIUM Ps. 95, 11 et 13  Laeténtur caeli, et exsúltet terra ante fáciem Dómini: quóniam venit.    Ofertorio –  Alégrense los cielos y regocíjese la tierra a la vista del Señor, porque ya vino.

Oración – Secreta

   Accépta tibi sit, Dómine, quæsumus, hodiérnæ festivitátis oblátio: ut, tua grátia largiénte, per hæc sacrosáncta commércia, in illíus inveniámur forma, in quo tecum est nostra substántia: Qui tecum vivit et regnat in unitáte.     Séate acepta oh Señor, nuestra oblación en la festividad de este tu día, para que, mediante la generosidad de tu gracia, podamos, en virtud de este intercambio sacrosanto, revestir la forma de Aquél a quien está unida nuestra sustancia. El cual contigo vive y reina por los siglos de los siglos. 

Prefacio propio de Navidad

   Vere dignum et justum est, aequum et salutare nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, aeterne Deus. Quia per incarnati Verbi mysterium, nova mentis nostrae oculis lux tuae claritatis infulsit: ut dum visibiliter Deum cognoscimus, per hunc in invisibilium amorem raplamur, et ideo cum Angelis et Archagelis, cum Thronis et Dominationbus, cumque omne militia coelistis exercitus, hymnum gloriae tuae canimus, sine fine dicentes:    Sanctus, Sanctus, Sanctus, etc.    Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar ¡Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Por cuanto, por el misterio de la Encarnación del Verbo, ha brillado a los ojos de nuestra alma un nuevo resplandor de tu gloria: para que, al conocer a Dios visiblemente, seamos por Él arrebatados al amor de las cosas invisibles. Y por eso, con los Ángeles y Arcángeles, con los Tronos y las Dominaciones, y con toda la milicia del ejército celestial, entonamos a tu gloria un himno, diciendo si cesar: Santo, Santo, Santo, etc.

   En el Comunicantes se introduce la variante de la nota en el Ordinario

   COMMUNIO Ps. 109, 3 – In splendóribus sanctórum, ex útero ante luciferum génui te.    Comunión. – En medio de los resplandores de los Santos, de mis entrañas te engendré, antes que el lucero de la mañana.

Oración – Postcomunión

   Da nobis, quæsumus, Dómine Deus noster: ut, qui Nativitátem Dómini nostri Jesu Christi mystériis nos frequentáre gaudémus; dignis conversatiónibus ad ejus mereámur perveníre consórtium: Qui tecum.    Rogámoste, Señor Dios Nuestro, nos concedas que, gozándonos de participar en los misterios de la Ntividad de Nuestro Señor Jesucristo, merezcamos, por una santa vida, llegar a la perfecta unión con Él, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. 

   En las catedrales, iglesias monasteriales y conventuales con Oficiatura coral, a esta Misa sigue el Oficio de Laudes.

   MORALEJA: Asistir a esta Misa “del gallo”, y quizás comulgar en ella, e irse después a disiparse en discotecas, confiterías, restaurantes o clubes, es profanar la noche más santa y más pura del año y privar al hogar de una de sus más rancias y sagradas tradiciones. ¿Y qué decir de los que dedican esta noche a bailes y diversiones mundanas?

(1) Donde se venera la reliquia del sagrado Pesebre. (volver)

Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/

SANTO TOMÁS,(*) Apóstol

21 de diciembre

Tú has creído porque me has visto, Tomás: bienaventurados aquellos que sin haber visto han creído. (San Juan, 20, 28).

Santo Tomás, oscuro galileo, siguió a Jesús desde el primer año de su ministerio público; pero huyó en el momento de su Pasión. No quiso creer que Jesús hubiese resucitado antes de verlo con sus propios ojos. Así uno de los hombres que debían anunciar al Salvador al universo defeccionó primero y, en seguida, fue difícil de convencer: fue preciso que el Salvador le hiciese meter la mano en sus adorables llagas. Se dice que después se trasladó a la India a predicar el Evangelio y recibió allí la corona del martirio en edad muy avanzada.

MEDITACIÓN
SOBRE LA VIDA DE SANTO TOMÁS

I. Primero Santo Tomás fue incrédulo: no quiso prestar fe a la resurrección a no ser viendo con sus propios ojos al Salvador. “Bienaventurados, le dijo Jesucristo, aquellos que sin haber visto han creído”. ¿Soy yo uno de éstos? ¡Ah! si creyese firmemente que Jesús ha muerto por mí, que existe un infierno y un cielo, ¿acaso no viviría más santamente? ¡Desventurados aquellos que esperan los castigos de Dios para creer! (San Eusebio).

II. La fe de este santo Apóstol se despertó una vez que Jesús le hubo hablado y que tocó sus sagradas llagas. También tú en estas fuentes del Salvador debes, alma mía, refugiarte para reanimar tu fe, fortificar tu esperanza y aumentar tu caridad. ¿Estoy yo enteramente convencido de que Jesús ha sufrido por mí en todo su cuerpo? Si lo creo, ¿cómo puedo amar los placeres, sabiendo que Jesús no amó sino los sufrimientos?

III. Santo Tomás probó su fe mediante sus buenas obras. Llevó el Evangelio a los países más lejanos, y selló con su propia sangre la verdad de su enseñanza. En vano tus palabras dan fe de que crees en Jesucristo, si tus acciones desmienten a tu lenguaje. ¿Estás pronto a morir por confirmar tu fe? Tú, que pierdes el cielo y la gracia de Dios antes que privarte de un ligero placer, ¿eres cristiano? Si ni siquiera puedo en ti reconocer a un hombre razonable, ¿cómo habría de darte el nombre de cristiano? (San Juan Crisóstomo).

La fe
Orad por la India.

ORACIÓN

Señor, concedednos la gracia de celebrar con gozo la fiesta de vuestro apóstol Santo Tomás, a fin de que su protección nos ayude e imitemos su fe con una piedad digna de ella. Por J. C. N. S. Amén.

*Santoral de Juan Esteban Grosez, S.J. Tomo IV, (Ed. ICTION, BuenosAires, 1982)

Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/

28 de octubre

SAN SIMÓN y SAN JUDAS,
Apóstoles

Como vosotros no sois del mundo, sino que os entresaqué yo del mundo, por eso el mundo os aborrece. (San Juan, 15, 19).

San Simón, de Caná en Galilea, y San Judas Tadeo, hijos de María de Cleofás y primos de Jesús, fueron a predicar el Evangelio, uno a Egipto, el otro a Mesopotamia. Después de treinta años de trabajos apostólicos, fueron llamados a Persia, en donde convirtieron a gran número de paganos. Las imágenes del sol y de la luna se quebraron cuando ellos lo ordenaron, y los demonios salieron de sus templos y emprendieron la fuga bajo la forma de negros etíopes. Los paganos, excitados por dos magos, se arrojaron sobre los santos apóstoles y los masacraron. Los instigadores del crimen perecieron fulminados por un  rayo.

MEDITACIÓN
SOBRE SAN SIMÓN
y SAN JUDAS TADEO

I. Dios llama a su servicio a los que Él ama; los separa del mundo, como hizo con estos dos apóstoles, hijos de María de Cleofás, prima de la Santísima Virgen. Jesús amaba particularmente a estos dos hermanos, gracias, sin duda, a la intercesión de Maria en su favor. Dios sólo es quien nos llama a su servicio, mas, ¡cuántas almas deben su vocaci6n a la Santísima Virgen! Renunciemos al mundo, y seremos más grandes que sus honores y que toda su gloria. (San Cipriano).

II. El mundo persiguió a estos dos apóstoles y les dio muerte, porque disipaban sus tinieblas con la luz del Evangelio. Hombres apostólicos: la persecución será siempre vuestra parte. Vosotros aborrecéis al mundo, no os asombréis de que él os pague con la misma moneda. Regocijaos, porque cuanto más disgustéis a los hombres, más agradaréis al Señor. El mundo ama sólo a los que se le parecen.

III. Las amenazas, las calumnias, los tormentos y la muerte no fueron suficientes para detener el celo de los dos ilustres hermanos. El mundo se esforzará por hacer fracasar todo lo que emprendáis por amor a Dios; pero no os dejéis abatir: avanzad, Dios os hará triunfar contra todos los obstáculos. No busquemos agradar a los hombres, alegrémonos más bien de disgustar a aquellos a quienes Dios mismo ha disgustado. (San Paulino).

El desprecio del mundo
Orad por la conversión de la India.

ORACIÓN

Oh Dios, que os servisteis de los bienaventurados apóstoles Simón y Judas Tadeo para conducirnos al conocimiento de vuestro santo Nombre, haced que celebremos su gloria eterna avanzando en la virtud,  y que avancemos en la virtud celebrando su gloria. Por J. C. N. S. Amén.

* Santoral de Juan Esteban Grosez, S.J. Tomo II, (Ed. ICTION, Buenos Aires, 1982)

Tomado de:http://misa_tridentina.t35.com


Nuestros Hermanos MAYORES en la FE,

los Santos

28 de Octubre

Santa Brígida, Viuda

Oh Señor y Dios nuestro, que, por medio de tu unigénito Hijo, revelaste a Sta. Brígida los secretos celestiales: concede a tus siervos por su piadosa intercesión, que nos gocemos alegres de la manifestación de tu gloria eterna. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor, Amén.

Oh Señor y Dios nuestro, que, por medio de tu unigénito Hijo, revelaste a Sta. Brígida los secretos celestiales: concede a tus siervos por su piadosa intercesión, que nos gocemos alegres de la manifestación de tu gloria eterna. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor, Amén.

Santa Brígida de Suecia, de sangre real, fué casada con el príncipe Ulfón y educó santamente a sus ocho hijos, entre los cuales figura Sta. Catalina de Suecia.  Con tales razones exhortó a su esposo a la práctica de la virtud que voluntariamente dejó al mundo para abrazar le Regla del Cister, después de hacer entrambos la peregrinación a Santiago.

Brígida redobló entonces su fervor en el santo estado de viudez, «dándose a todo linaje de buenas obras y perseverando noche y día en la oración y contemplación» (Ep.), en el convento de Wastein por ella fundado.

Jesús a quien imitaba especialmente en su pasión, la recompensó, revelándole los arcanos del cielo(Or.), y así nos quedan ocho libros de sus Revelaciones.  Murió en Roma, adonde fue de peregina, y allí recibió seputltura, hasta su traslación a Suecia (1373).

Fuente: MISAL DIARIO Y VISPERAL

Por Dom. Gaspar Lefebvre O.S.B.  De la Abadía de S. Andrés (Brujas, Bélgica) Traducción Castellana y Adaptación del Rdo. P. Germán Prado Monje Benedictino de Silos (España)  Páginas 1739.

Fuente Primaria e Indispensable del Verdadero Espíritu Cristiano(Pío X).

Los Santos Ángeles de la Guarda

Esto dice el Señor Dios: Mira que yo enviaré mi Ángel que te guíe y te gurade en el viaje, hasta introducirte en el país que te he preparado (el cielo).  Reverénciale y escucha su voz; no creas que le puedes menospreciar, porque, si haces algún mal, no te lo pasará, y en él se halla el nombre mío.  Y si escuchares su voz y ejecutares todas las cosas que te ordeno, seré enemigo de tus enemigos, y perseguiré a los que te persigan.  Y mi Ángel irá delante de ti.  Exódo, 23,20-23

Esto dice el Señor Dios: Mira que yo enviaré mi Ángel que te guíe y te gurade en el viaje, hasta introducirte en el país que te he preparado (el cielo). Reverénciale y escucha su voz; no creas que le puedes menospreciar, porque, si haces algún mal, no te lo pasará, y en él se halla el nombre mío. Y si escuchares su voz y ejecutares todas las cosas que te ordeno, seré enemigo de tus enemigos, y perseguiré a los que te persigan. Y mi Ángel irá delante de ti. Exódo, 23,20-23

Admitidos en la gloria, los Ángeles tienen por misión primaria la de adorar a la Divinidad (Intr., Ofert., Com.), y la Iglesia, en el Prefacio, ruega a Dios nos permita juntar nuestras voces con las de ellos, para alabar a Dios.  Mas, como su nombre mismo lo indica, los Ángeles son también mensajeros de la voluntad divina (Ofert.); ellos presiden a todas las cosas creadas, y tienen por misión el servir a los futuros herederos de la salvación (Heb. 1,14)  Llámeseles por esto Ángeles de la Guarda (Or.).  Es además común opinión que los reinos, provincias, familias, diócesis, Iglesias, comunidades religiosas,  etc. tienen su respectivo Ángel tutelar.

Nuestro Ángel Custodio tiene la misión de protegernos y defendernos, para que, con su protección, puestos siempre al abrigo de las asechanzas de los enemigos de nuestra alma y de todas las adversidades, podamos llegar a la Tierra Prometida de la vida eterna(Or., Secr., Posc.)  Este fiel compañero merece todo nuestro reconocimiento y veneración, aun cuando sólo fuera por ser un bienaventurado,  que goza ya de la visión beatífica (Ev.).  Con el fin de animarnos a esta práctica continua de las almas cristianas, la Iglesia ha establecido la fiesta de los Santos Ángeles de la Guarda.

Si estuviéramos íntimamente persuadidos de estas realidades, si pusiéramos por obra la Epístola (Exódo, 23,20-23) de hoy, sentiríamos, palparíamos la presencia de nuestro Santo Ángel, como la sintió santa Francisca Romana y tantos otros siervos y siervas de Dios.

Nota: Celebrada ya esta fiesta por los españoles en el siglo XVI, Paulo V en 1608 la extendió a toda la Iglesia.


Fuente: MISAL DIARIO Y VISPERAL

Por Dom. Gaspar Lefebvre O.S.B.  De la Abadía de S. Andrés (Brujas, Bélgica) Traducción Castellana y Adaptación del Rdo. P. Germán Prado Monje Benedictino de Silos (España)  Páginas 1719 y 1720.

Fuente Primaria e Indispensable del Verdadero Espíritu Cristiano(Pío X).

San Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia

Jerónimo quiere decir: el que tiene un nombre sagrado. (Jero = sagrado. Nomos = nombre).

Jerónimo quiere decir: el que tiene un nombre sagrado. (Jero = sagrado. Nomos = nombre).

Oficio de Lectura, 3 de Octubre

Ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo

Del prólogo al comentario de san Jerónimo sobre el libro del profeta Isaías
Nums. 1.2

Cumplo con mi deber, obedeciendo los preceptos de Cristo, que dice: Estudiad las Escrituras, y también: Buscad, y encontraréis, para que no tenga que decirme, como a los judíos: Estáis muy equivocados, porque no comprendéis las Escrituras ni el poder de Dios. Pues, si, como dice el apóstol Pablo, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios, y el que no conoce las Escrituras no conoce el poder de Dios ni su sabiduría, de ahí se sigue que ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo.

Por esto, quiero imitar al padre de familia que del arca va sacando lo nuevo y lo antiguo, y a la esposa que dice en el Cantar de los cantares: He guardado para ti, mi amado, lo nuevo y lo antiguo;y, así, expondré el libro de Isaías, haciendo ver en él no sólo al profeta, sino también al evangelista y apóstol. Él, en efecto, refiriéndose a sí mismo y a los demás evangelistas, dice: ¡Qué hermosos son los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la Buena Nueva! Y Dios le habla como a un apóstol, cuando dice: ¿A quién mandaré? ¿Quién irá a ese pueblo? Y él responde: Aquí estoy, mándame.

Nadie piense que yo quiero resumir en pocas palabras el contenido de este libro, ya que él abarca todos los misterios del Señor: predice, en efecto, al Emmanuel que nacerá de la Virgen, que realizará obras y signos admirables, que morirá, será sepultado y resucitará del país de los muertos, y será el Salvador de todos los hombres.

¿Para qué voy a hablar de física, de ética, de lógica? Este libro es como un compendio de todas las Escrituras y encierra en sí cuanto es capaz de pronunciar la lengua humana y sentir el hombre mortal. El mismo libro contiene unas palabras que atestiguan su carácter misterioso y profundo:Cualquier visión se os volverá –dice– como el texto de un libro sellado: se lo dan a uno que sabe leer, diciéndole: «Por favor, lee esto». Y él responde: «No puedo, porque está sellado». Y se lo dan a uno que no sabe leer, diciéndole: «Por favor, lee esto». Y el responde: «No sé leer».

Y, si a alguno le parece débil esta argumentación, que oiga lo que dice el Apóstol: De los profetas, que prediquen dos o tres, los demás den su opinión. Pero en caso que otro, mientras está sentado, recibiera una revelación, que se calle el de antes. ¿Qué razón tienen los profetas para silenciar su boca, para callar o hablar, si el Espíritu es quien habla por boca de ellos? Por consiguiente, si recibían del Espíritu lo que decían, las cosas que comunicaban estaban llenas de sabiduría y de sentido. Lo que llegaba a oídos de los profetas no era el sonido de una voz material, sino que era Dios quien hablaba en su interior como dice uno de ellos: El ángel que hablaba en mí, y también: Que clama en nuestros corazones: «¡Abbá! (Padre)», y asimismo: Voy a escuchar lo que dice el Señor.

El Concilio de Trento designó a la Vulgata de San Jerónimo, como el texto bíblico latino auténtico o autorizado por la Iglesia católica, sin implicar por ello alguna preferencia por esta versión sobre el texto original u otras versiones en otras lenguas.

El Concilio de Trento designó a la Vulgata de San Jerónimo, como el texto bíblico latino auténtico o autorizado por la Iglesia católica, sin implicar por ello alguna preferencia por esta versión sobre el texto original u otras versiones en otras lenguas.

Oración

Oh Dios, tú que concediste a san Jerónimo una estima tierna y viva por la sagrada Escritura, haz que tu pueblo se alimente de tu palabra con mayor abundancia y encuentre en ella la fuente de la verdadera vida. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos, Amén.

Tomado de: http://www.corazones.org

San Jerónimo, Doctor de la Iglesia

Uno de los cuatro Doctores originales de la Iglesia Latina. Padre de las ciencias bíblicas y traductor de la Biblia al latín. Presbítero, hombre de vida ascética, eminente literato. (347-420)

Uno de los cuatro Doctores originales de la Iglesia Latina. Padre de las ciencias bíblicas y traductor de la Biblia al latín. Presbítero, hombre de vida ascética, eminente literato. (347-420)

Nació en Estridón (Dalmacia) hacia el año 340; estudió en Roma y allí fue bautizado. Abrazó la vida ascética, marchó al Oriente y fue ordenado presbítero. Volvió a Roma y fue secretario del papa Dámaso. Fue en esta época cuando empezó su traducción latina de la Biblia. También promovió la vida monástica. Más tarde, se estableció en Belén, donde trabajó mucho por el bien de la Iglesia. Escribió gran cantidad de obras, principalmente comentarios de la sagrada Escritura. Murió en Belén el año 420.

«Para él una auténtica interpretación de la Biblia tenía que estar siempre en armonía con la fe de la Iglesia católica».

Nada dio tanta fama a San Jerónimo como sus obras críticas sobre las Sagradas Escrituras.

Por eso, la Iglesia le reconoce como a un hombre especialmente elegido por Dios y le tiene por el mayor de sus grandes doctores en la exposición, la explicación y el comentario de la divina palabra. El Papa Clemente VIII no tuvo escrúpulos en afirmar que Jerónimo tuvo la asistencia divina al traducir la Biblia. Por otra parte, nadie mejor dotado que él para semejante trabajo: durante muchos años había vivido en el escenario mismo de las Sagradas Escrituras, donde los nombres de las localidades y las costumbres de las gentes eran todavía los mismos.

Sin duda que muchas veces obtuvo en Tierra Santa una clara representación de diversos acontecimientos registrados en las Escrituras. Conocía el griego y el arameo, lenguas vivas por aquel entonces y, también sabía el hebreo que, si bien había dejado de ser un idioma de uso corriente desde el cautiverio de los judíos, aún se hablaba entre los doctores de la ley. A ellos recurrió Jerónimo para una mejor comprensión de los libros santos e incluso tuvo por maestro a un doctor y famoso judío llamado Bar Ananías, el cual acudía a instruirle por las noches y con toda clase de precauciones para no provocar la indignación de los otros doctores de la ley.

Pero no hay duda de que, además de todo eso, Jerónimo recibió la ayuda del cielo para obtener el espíritu, el temperamento y la gracia indispensables para ser admitido en el santuario de la divina sabiduría y comprenderla. Además, la pureza de corazón y toda una vida de penitencia y contemplación, habían preparado a Jerónimo para recibir aquella gracia. Ya vimos que, bajo el patrocinio del Papa San Dámaso, revisó en Roma la antigua versión latina de los Evangelios y los salmos, así como el resto del Nuevo Testamento. La traducción de la mayoría de los libros del Antiguo Testamento escritos en hebreo, fue la obra que realizó durante sus años de retiro en Belén, a solicitud de todos sus amigos y discípulos más fieles e ilustres y por voluntad propia, ya que le interesaba hacer la traducción del original y no de otra versión cualquiera.

No comenzó a traducir los libros por orden, sino que se ocupó primero del Libro de los Reyes y siguió con los demás, sin elegirlos. Las únicas partes de la Biblia en latín conocida como la Vulgata que no fueron traducidas por San Jerónimo, son los libros de la Sabiduría, el Eclesiástico, el de Baruch y los dos libros de los Macabeos. Hizo una segunda revisión de los salmos, con la ayuda del Hexapla de Orígenes y los textos hebreos, y esa segunda versión es la que está incluida en la Vulgata y la que se usa en los oficios divinos.

La Vulgata

La Vulgata

La primera versión, conocida como el Salterio Romano, se usa todavía en el salmo de invitación de los maitines y en todo el misal, así como para los oficios divinos en San Pedro de Roma, San Marcos de Venecia y los ritos milaneses. El Concilio de Trento designó a la Vulgata de San Jerónimo, como el texto bíblico latino auténtico o autorizado por la Iglesia católica, sin implicar por ello alguna preferencia por esta versión sobre el texto original u otras versiones en otras lenguas. En 1907, el Papa Pío X confió a los monjes benedictinos la tarea de restaurar en lo posible los textos de San Jerónimo en la Vulgata ya que, al cabo de quince siglos de uso, habían sido considerablemente modificados y corregidos.

Extracto tomado de: http://www.corazones.org/santos/jeronimo.htm

Nuestros Hermanos MAYORES en la FE,

los Santos

14 de Septiembre

30 de Agosto

SANTA ROSA
DE LIMA
 PATRONA PRINCIPAL  DE 
IBEROAMÉRICA

Una virgen se ocupa de las cosas del Señor, a fin de ser santa de cuerpo y alma. (1 Corintios, 7, 34).

Una virgen se ocupa de las cosas del Señor, a fin de ser santa de cuerpo y alma. (1 Corintios, 7, 34).

 

Rosa de Santa María, (1586-1617) llamada así por la virginal hermosura de su rostro, pues su nombre de pila era Isabel, fue la primera flor de santidad que produjo la América española. Nació en Lima, Perú, de padres de origen español y modestos de condición.  Desde su más tierna edad, Rosa experimentaba una atracción cada día más desbordante hacia la santidad, la virginidad, la devoción, el amor al retiro, un extraordinario espíritu de penitencia. Sus padres deseaban un ventajoso matrimonio dada la belleza de su hija, pues verdaderamente era deslumbrante. Con ese fin, le hacían frecuentar fiestas y banquetes para llamar la atención de los jóvenes más ricos de la ciudad. Rosa obedecía pero sabía sacar provecho de estas fiestas. Debajo de su diadema de rosas colocaba un casquete con pinchos, en forma de corona de espinas. Y bajo sus vistosos vestidos colocaba cilicios y otros instrumentos para macerar su cuerpo. En 1616, a los 24 años, vistió el hábito negro y blanco de la Tercera Orden de Sto. Domingo. Desde entonces todavía progresó más a pasos agigantados por el camino de la perfección. Aseveró su confesor que, “Jamás, ni de día ni de noche, perdía la presencia de Dios en su corazón y que su alma nunca fue mancillada por el pecado venial”. El Señor le concedió la gracia de repetir en sí misma los atroces dolores de la Pasión de Cristo. En medio del dolor gritaba: “Aumentadme el dolor, Pero, dios mío, dadme paciencia”. Murió el 24 de agosto de 1617 a la edad de 31 años, admirada en toda Lima y querida ya en todo Perú. El Papa Clemente X la canonizó en 1671, siendo la primera santa americana que llegó a los altares. En la Argentina ha sido establecido este día “como Fiesta nacional de Acción de gracias a la divina Providencia, por los beneficios conferidos a la Nación”.

MEDITACIÓN
SOBRE LA VIDA DE SANTA ROSA

   I. Trata al menos de encontrar todos los días un momento libre para dedicarte, en la soledad, a la meditación y a la oración. Ama a tus padres por Dios, y los servicios que les hagas, figúrate que los haces al mismo Jesús. Así pensarás en El sin cesar.

   II. San Agustín, hablando de Cristo y de la Iglesia, su Esposa inmortal, dice que son dos en una sola y misma pasión. Así debe ser en cuanto a la unión del alma con Jesucristo. Para agradar al Esposo, es menester hacerse semejante a Él; por eso Santa Rosa practica las penitencias más rigurosas, y lleva en la cabeza un aro de hierro con agudas puntas en su parte interior, semejante a la corona de espinas. Para gozar de los castos abrazos del Esposo, se debe despreciar la propia carne. (San Jerónimo)

   III. Sacrificar la carne y sus concupiscencias, es poco todavía. Mira a Santa Rosa. Ya la pruebe la enfermedad, ya Dios le retire sus consolaciones, a todo se resigna. Lo único que pide a su Esposo, es que aumente su amor en proporción a los sufrimientos que padece. ¡En cambio nosotros nos impacientamos ante la menor contrariedad, nos abatimos ante la menor prueba! Avergoncémonos de nuestra cobardía y adoptemos la resolución de sufrir, por lo menos con paciencia, los males que no podemos evitar. Estáis prometidos a Cristo, le habéis consagrado vuestra voluntad. (Tertuliano)

El desprecio de los placeres
Orad por las vírgenes consagradas a Dios.

ORACIÓN

   Oh Dios poderoso, dispensador de todos los bienes, que habéis provisto a la bienaventurada Rosa con el rocío de la gracia celestial, y que la habéis hecho brillar en América con el fulgor de la virginidad y de la paciencia, concedednos la gracia a nosotros servidores vuestros, de correr tras el olor de sus perfumes, y merecer así llegar a ser un día el buen olor de vuestro Hijo, que, con Vos y el Espíritu Santo, vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Tomado de:http://misa_tridentina.t35.com/index

Nuestros Hermanos MAYORES en la FE,

los Santos

19 de Agosto

  • San Luis de Anjou, Obispo y Confesor
  • San Juan Eudes, Fundador
  • San Andrés el Tribuno, Mártir
  • Santos Timoteo, Agapito y Tecla, Mártires
  • San Sixto III, Papa
  • Beata Emilia Bicchieri, Virgen
  • Beato Pedro de Zuñiga, y Compañeros, Mártires
  • Beato Luis Flores y Compañeros, Mártires