San Bernardo condenó abiertamente las herejías de Abelardo

y a cardenales u obispos que lo respaldaron

Saint_Bernard_Philippe_de_Champaigne_(d'après)_Saint_Etienne_du_Mont

 

CARTA CCCXXXVIII. AÑO 1140

AL CARDENAL HAIMERICO, CANCILLER DE LA CURIA ROMANA

(Declara que estando Pedro Abelardo convicto de herejía no deben darle acogida los Cardenales, ni ofrecerle asilo en la Curia Romana).

S. BERNARDO, ABAD DE CLARAVAL.

OBRAS COMPLETAS. VOL. V

EPISTOLARIO

“Al ilustre y muy cordial amigo Haimerico, Cardenal diácono y Canciller de la Curia Romana, Bernardo, Abad de Claraval, saludos, y que promueva el bien y se muestre prudente delante de Dios y de los hombres”

1.  Lo que sólo sabía por referencias respecto a la doctrina de Pedro Abelardo lo he podido confirmar por experiencia propia a la vista de sus mismos libros. He anotado sus expresiones, he escudriñado el sentido que encerraban, y he descubierto que es absolutamente pernicioso. El nuevo teólogo se vale de las mismas palabras de la Ley para impugnarla y contradecirla. Arroja las cosas santas a los perros y lanza margaritas a los puercos. Corrompe la fe de las gentes sencillas y pone mancha en la limpieza de la Iglesia. Dice el poeta pagano, (Horacio, Epist. II, v. 69-70) : “Largo tiempo conserva la vasija el aroma del líquido que en ella se echó cuando era nueva”.

2.  El libro de este hombre, que estaba ya condenado al fuego, se ha salvado de las llamas y ha recibido el refrigerio del agua, con que ha escapado de la destrucción. Ya se ha podido reclinar en el seno de la Iglesia el que más la perseguía, ya ha podido encontrar asilo en ella el mismo que había intentado destruir su fe. El hombre se ha visto tan deshecho y próximo a perecer como el agua que se derrama en el suelo. !Qué no prospere más el que profanó el lecho de su padre y cubrió de deshonra su tálamo!, (Gen. 49, 4).

Este hombre ha mancillado a la Iglesia todo cuanto ha podido y ha inficionado con su ruindad y vileza las almas de los sencillos. Con solas las luces de la razón natural ha pretendido abordar los misterios que sólo con las alas de la fe podemos alcanzar. Nuestros mayores acostumbraron creer, no discutir. Este, sin embargo, no fiándose ni del mismo Dios, se resiste a creer nada si él no se lo explica antes con el mero sentido de la razón. A pesar de que dice el Profeta :  “No entenderéis, si antes no creéis”, (Is. 7, 9), nuestro hombre llama ligereza a la fe pronta y sencilla, tergiversando y aplicando mal aquel texto de Salomón : “El que cree de ligero, es de corazón liviano”, (Eccli. 19,4). 

3.  Según la flamante interpretación de Abelardo, sería digna de reprensión la Virgen Santísima, que dio crédito al Arcángel San Gabriel cuando le anunciaba lo que había de acontecer, diciéndole : “Sábete que concebirás en tu seno y darás a luz un Hijo”.  También merecería reproches la conducta de aquél que en el último trance de la vida creyó en las palabras del que, a punto de expirar, le decía : “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”. En cambio, sería digna de encomio la dureza del corazón de aquéllos a quienes se dijo :  “!Oh necios y tardos de corazón para creer todo lo que anunciaron los Profetas!”.  E igualmente sería recomendable la tardanza en creer de aquél de quien se dijo : “Por cuanto no has creído a mis palabras, desde ahora quedarás mudo y no podrás hablar hasta el día en que sucedan estas cosas”.

4.   Para resumir en pocas palabras, digo que el egregio doctor sostiene, como Arrio, una especie de grados y distinciones reales entre las personas de la Santísima Trinidad. Pone la gracia por debajo del libre albedrío, como lo hacía Pelagio, y le niega a la santísima humanidad de Cristo resucitado el poder gozar de la compañía del Padre y del Espíritu Santo, como sostenía Nestorio.  Añade a estos errores la  presunción con que se jacta de haber descubierto a los Cardenales y demás clérigos de la Curia Romana las fuentes y caudales de la ciencia, y de haberles hecho recibir y aceptar con gusto sus libros y sus doctrinas, así como haberse ganado por defensores y amigos a los mismos que le habían de juzgar y condenar.

5.  Jacinto, (no se sabe a ciencia cierta quién era Jacinto), me ha amenazado con graves daños ; con todo, no ha llevado a efecto sus amenazas, no por falta de voluntad sino de posibilidad. No me afecta gran cosa su conducta, puesto que sé muy bien que se insolentó con el mismo Sumo Pontífice y con la Curia Romana, de la cual forma parte. Por lo demás, Nicolás, el portador de esta carta, que no es menos devoto vuestro que mío, os podrá enterar de viva voz mejor de lo que yo pudiera hacerlo por escrito, de todo cuanto ha visto y oído.

 

Tomado de:

http://forocatolico.wordpress.com/

Anuncios

ajeiv-pavrqeno

«siempre virgen»

« VIRGEN, ANTES DEL PARTO, EN EL PARTO Y DESPUÉS DEL PARTO.»

HIJOS DE MARIA EN LA BIBLIA

La tradición cristiana siempre admitió que María tuvo un solo hijo, habiendo permanecido virgen, (lo admitía hasta Lutero); pero algunos pretenden ver en la Biblia que María tuvo siete hijos.
Aunque en ningún capítulo se afirma tal cosa. La Biblia cita difusa y genéricamente unos “hermanos” de Jesús; no “hijos” de María.

NO LO DICE LA BIBLIA

La Biblia nunca habla de «hijos de María», cita difusamente unos”hermanos” de Jesús. Más correcto sería «parientes». No dice que María tuvo otros hijos, solo se citan unos “hermanos” de Jesús:

“Oye, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están afuera y preguntan por tí.” -Mc. 3, 32.

– “¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ” -Marcos 6,3.

– “Después de esto, Jesús bajó a Cafarnaún y con él su madre, sus hermanos y sus discípulos.” -Juan 2,12.

– “¿No es el hijo del carpintero; … no son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? -Mateo 13,55-56.

“Pero no vi a ningún otro apóstol, sino a Santiago, hermano del Señor.” -Gálatas 1,19.

– “Todos ellos …. en compañía de algunas mujeres, de María la madre de Jesús, y de sus hermanos.” -Hch. 1, 14.

Si éstos fueran hijos de María, diría: «en compañía de María, la madre del Maestro, y de sus otros hijos.» Y no lo dice.

Pero, ¿pudiera ser Santiago hijo de la Virgen María?
– ¡No!, no es posible; de ninguna manera, como ya veremos.

EXAMINANDO LA BIBLIA

Por esas frases, un cristiano poco versado caería en el error de pensar que María tuvo más hijos, pero no fué así; y se demuestra fácilmente.
La palabra hebrea “AHA”, (aja), “hermano”, puede referirse solo a parientes como tío, sobrino, o primo, pero no a un hermano carnal, como lo entendemos nosotros, pues debería decir: el “hijo de mi padre”
En hebreo no estaba claramente definido y diferenciado palabras como “tío”, “primo”, o “sobrino”. “Aha”, (aja) es un genérico para designar a parientes cercanos, ¡parientes!


RESPETANDO EL LENGUAJE BIBLICO

En el lenguaje bíblico “hermano” no puede significar hermano carnal, consanguíneo, pues debería decir «el hijo de mi madre.»
– La Biblia dice en -Juan 19, 25, que María, la madre de Jesús, es “hermana” de otra María, la mujer de Cleofás:
– “Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofás, y María Magdalena.” -Jn. 19, 25.
¿Dos hermanas de sangre iban a llamarse «María» las dos?
¡No! Eso sería imposible, deben ser primas -parientes-. Pero la Biblia les llama «hermanas» a las dos, (Jn. 19, 25), lo que significa parientes.

– La Biblia nunca habla de «hijos de María», sino de hermanos,
«parientes», de Jesús.

Las citas «hermanos de Jesús» no quiere decir que sean otros hijos de María, sino parientes cercanos de Jesús, como se comprobará:

– Abraham le dijo a Lot: … Que no haya peleas entre nosotros, ni entre mis pastores y los tuyos, pues somos hermanos.” -Gn. 13,8.

– “Abraham tomó a Sara, su esposa, y a Lot, hijo de su hermano.” Abraham es tío de Lot, pero le llama «hermano.-Gn.12,5.

– “Me volví como un extraño para mis hermanos, y como un advenedizo para los hijos de mi madre.” -Sal. 69,8.

– “Maldito el que se acuesta con su hermana, hija de su padre o de su madre.” Deut.27, 22.

Ahí vemos claramente la diferencia bíblica entre “hermano”pariente-, e “hijo de la misma madre”hermano de sangre.


CONFUSION EN LA COMPRENSION BIBLICA

– “Y no la conoció hasta que dió a luz un hijo, al que puso el nombre de Jesús. -Mateo 1, 25.

– “Y dio a luz un hijo, el primogénito.-Lc. 2, 7.

Personas poco versadas en las Sagradas Escrituras hacen uso de esas dos citas, y dicen: “…fué virgen hasta el nacimiento de Jesús, pero después no.”

1.- Por la palabra “HASTA QUE…”, afirman algunos, que hasta ese omento no tuvieron relaciones matrimoniales, pero después sí.

2. Por la palabra “PRIMOGENITO”, afirman otros, que Jesús fué el primero entre algunos otros hijos de María.

Son deducciones falsas: «PRIMOGENITO» no significa “el primero”.

«PRIMOGÉNITO» no es un orden numérico; no es el primero entre otros hijos, sino es una consagración judaica: La Primogenitura.

«HASTA QUE» en el lenguaje bíblico, significa simplemente lo que ocurrió hasta ese momento; y nada más. Incluso que no hubo nada de nada.

“Micol, hija de Saul no tuvo hijos HASTA el día de su muerte.”
-2. Sam. 6, 23.

¿Tendría Micol más hijos, después de muerta? ¡No! Significa es que no tuvo absolutamente ningún hijo. Nunca tuvo hijos.

– “Hijos de Moisés: Guerson y Eliezer. Hijos de Eliezer: Rejabías, el PRIMOGÉNITO. Eliezer no tuvo más hijos.” -1.Cro. 23, 15.

Vemos en este otro ejemplo, que Eliezer tuvo el«PRIMOGÉNITO», y este primogénito fué suÚNICO HIJO. (Como la Virgen María.)

Afirmar que María debió tener más hijos, porque a Jesús se le llame «PRIMOGENITO», es no conocer las Escrituras, o no ser sincero.

MARIA TUVO UN SOLO HIJO

En ninguna parte de la Biblia se dice «los hijos de María».

El texto primordial para atribuirle más hijos a la Santísima Virgen es:

¿No es el hijo del carpintero?, ¿No se llama María su madre?, ¿No son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?. Y sus hermanas, ¿No están todas viviendo entre vosotros?

Por este texto -San Mateo 13,55, dicen algunos hermanos poco hábiles en la comprensión bíblica, que María tuvo siete hijos. (Algo insólito.)
Pero, ¿fué María, madre de Jesús, también madre de esos cuatro? ¡No!, de ninguna manera. ¡Queda exluido radicalmente!
Uno de ellos se llama José. En la Biblia ningún padre pondría a su hijo su mismo nombre. Ni aún hoy día lo hacen en esas culturas.
Examinen la Biblia detenidadamente, y verán que ningún hijo se llama igual que su padre. Esto es algo que ni aún día hoy lo hacen.

LEYENDO LA BIBLIA:

No es éste el carpintero, el hijo de María y el hermano de Santiago, José, Judas y Simón?” -Marcos 6,3.

Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofás, y María Magdalena.”-Jn. 19,25.

Estaban … entre ellas María Magdalena, María, la madre de Jacobo y de José, y la madre de los hijos del Zebedeo.”-Mt. 27,55.

Miraban desde lejos…, entre ellas, María Magdalena, María la madre de Jacobo el menor y de José, y Salomé.” -Mc. 15,40.

Vemos en estos textos que María, madre de Jesús, no es la Maria “madre de Santiago y José”. Si eso fuera cierto, en -Mt. 27,55 lo diría.

SANTIAGO el “menor”, el “hermano del Señor” -Gal 1,19, obispo de Jerusalén, (-c.f. .Mc 6,3), era un Apóstol.  Si fuera hijo de María, la madre de Jesús, su padre debería llamarse José. Y en -Mt 10,2-3, al enunciar todos los Apóstoles, vemos que ningún Apóstol es hijo de José:


“Santiago, hijo de Zebedeo… Santiago, hijo de Alfeo.”

¡Ni Santiago, ni José, pueden ser hijos de la Virgen María!

Y si esos dos no pueden ser hijos de María, los otros dos tampoco.


ESTUDIANDO SERIAMENTE LA BIBLIA

Vemos que en todos los evangelios aparece María Magdalena, sólo en Juan aparece la Virgen María. Y vemos que siempre aparece una María, como madre de Santiago y José, o como esposa de Cleofás.

¿Será la esposa de Cleofás la madre de Santiago y José? Veamos:

1.- SANTIAGO (el menor), aparece como“hermano” de Jesús, y hermano carnal de Judas, José y Simón. (s. Mt. 13, 55; s. Mc. 6, 3.)

2.- SANTIAGO hijo de Alfeo, es hermano de Judas Tadeo. (Lc. 16, 6) Alfeo y Tadeo es lo mismo. Este Judas dice: «Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Santiago…» (Jud. 1, 1)

En su carta Judas se proclama «hermano de Santiago». NO dice «hermano de Santiago y de Jesucristo», sino «siervo» de Jesucristo.
No es el “hermano carnal” de Jesús, hijo de la Virgen María.

ATENIENDONOS A LAS SAGRADAS ESCRITURAS

Podemos deducir con toda seguridad que estos “hermanos” de Jesús, SANTIAGO y JUDAS, no son hijos de la Virgen:
SANTIAGO, el que Pablo vió en Jerusalén (Gal. 1,19), es el autor de la Carta de Santiago. El nombre de su padre «Alfeo», o «Tadeo», es en arameo la traducción de «Cleofás» en griego.
JUDAS TADEO es por lo tanto hermano carnal de Santiago Alfeo, y de José, citados en Mateo 13, 55-56.
SIMON aparece en Mateo 10, 3; y Hechos 1, 13. Es hermano carnal de Santiago, Judas y José.
MARIA, la madre de Santiago y José (según Mc. 15, 40), es la «María esposa de Cleofás», y “hermana” de la Virgen -Jn. 19, 25.

Esto lo dice la Biblia, pero suponermos que serían primas, parientes!), pues dos hermanas no se llamarían las dos “Maria”. Por lo que…

SANTIAGO, JOSÉ, SIMON y JUDAS son hijos de María, mujer de Cleofás, la “hermana” de la Virgen, y parientes de Jesús.

El lenguaje bíblico les llama hermanos, al no utilizar palabras para tío, primo, sobrino. Decían genéricamente «hermanos», cuya traducción correcta es «pariente», nunca“hermano carnal”.

Para “hermano carnal”, debería decir: «el hijo de mi madre».

– María, la esposa de Cleofás, o Alfeo, prima “pariente” de la virgen María, es la madre de Santiago, José, Simon y Judas.


RESUMEN DE LAS ENSEÑANZAS ANTERIORES

– Si Jesús hubiera tenido otros hermanos carnales, al morir, les hubiera entregado su madre a ellos, pero se la entrega a Juan, hijo del Zebedeo.

En la cultura judía, una mujer no debía quedar sin marido ni hijo, ysi esto pasaba, alguien debía acogerla.

– Si Jesús hubiese tenido otros hermanos carnales, cuando Jesús se perdió en el templo, alguno de estos SIETE «hermanos» estaría en edad de darle el pecho.

¿Dónde quedaron esos supuestos hijos de María?

José y María buscaban desconsolados a su UNICO hijo. No se cita a ningún otro hijo más de la pareja, porque no los había.

– En la cultura judía un hermano menor no podía aconsejar a uno mayor, y a Jesús sus «hermanos» le aconsejan que vaya a Jerusalén (Jn. 7, 3), siendo que el es el primogénito. Eso es algo inimaginable en la cultura judía.

En la anunciación, María no sabe como concebirá a Jesús, ella dice:


– «¿Como será esto, si no conozco varón?» (s. Lc. 1, 34.)

Otra tradución posible de Lc. 1,34, y más correcta sería:

«¿Como será esto, si no conoceré varón?»

María, consagrada al Templo ya desde niña, pensó ofrecerle su virginidad a Dios, pues de lo contrario, al anunciarle el Angel que daría a luz…, ella se hubiera imaginado que lo tendría con José, en un futuro.
No hubiera visto ningún problema.

De hecho, en aquél tiempo había mujeres consagradas al servicio del Templo, y éstas permanecían vírgenes, a pesar de estar “desposadas” con algún casto varón.  Era una ayuda mutua. (Ver Protoevangelio de Santiago, año 120.)
Si María hubiera pretendido tener relaciones matrimoniales con José, en un futuro, esa pregunta sería absurda. No se hubiese extrañado.
Lo vemos en el caso de Sara, a la que Dios le promete un hijo en su vejez, ella no pregunta cómo sería eso. Obviamente con Abraham.
Pero María se extrañó mucho, incrédula, porque su ideal era ser virgen por amor del Reino de Dios. (Mt. 19, 12.)
Estudiando la Biblia vemos que María tuvo UN UNICO HIJO, y fué siempre Virgen. Esta doctrina era aceptada ya en los primeros siglos, y dogma de fé enel Concilio de Letrán, año 649, donde se expresa:

«MARIA FUE SIEMPRE VIRGEN, ANTES DEL PARTO, EN EL PARTO Y DESPUÉS DEL PARTO.»


P. S.
-Nunca se explica de dónde provienen o estos ataques a La Santísima Virgen María, pues hasta los fundadores del Protestantismo, propagadores de la «SOLA SCRIPTURA»,

Lutero, Calvino y Ulrich Zwinglio, reconocían la virginidad perpetua de María como una enseñanza bíblica, y así lo transmitieron.

Y vimos en este estudio que tenían razón.



Tomado del excelente blog: http://cruxetgladius.blogspot.com

Las imagenes pertenecen a:

oremosjuntos

(Copyrigth ©1995-2008 Cecill Torres Villar, Reservados todos los derechos)
Articulo recibido por mail.(Gabriel)
Autor:aparicionesymensajes2002
p.p. † Crux