Roncalli enseñó con los apuntes del modernista Buonaiuti

canonizacion-juan-pablo-ii-juan-xxiii-9-300x300

roncalli

 

(Transcrito de Vatican Insider / tomado de Corriere della Sera)

El título que publicó el “Corriere de la Sera” el 28 de agosto podría parecer clamoroso: “Roncalli enseñó con los apuntes del modernista Buonaiuti”. Marco Rizzi cuenta (pero en realidad la historia se conoce desde hace décadas) que «el futuro Papa usó las lecciones de su amigo en olor de herejía». Lo que tal vez no todos saben es que Angelo Giuseppe Roncalli fue (hasta la muerte) un apasionado estudioso de historia y que cuando era un joven sacerdote enseñó Historia de la Iglesia. Entre sus amigos y colegas de estudios, en Roma, estaba don Ernesto Buonaiuti, que después se habría vuelto famoso porque se le acusó de ser un teólogo modernista, es más el más modernista de los italianos. Las acusaciones fueron muy duras para muchos intelectuales, que, a menudo, no tenían más culpa que haberse anticipado a su tiempo. Buonaiuti fue expulsado por este motivo de la educación eclesiástica, excomulgado y, después del Concordato de 1929, suspendido (por el régimen musoliniano) de la cátedra de la Universidad de Roma. 

Cuando Roncalli fue nombrado cardenal, la birreta escarlata le fue impuesta por el presidente francés Vincent Auriol (ateo y francmasón del grado 33° R.E.A.A.).

Cuando Roncalli fue nombrado cardenal, la birreta escarlata le fue impuesta por el presidente francés Vincent Auriol (ateo y francmasón del grado 33° R.E.A.A.).

En realidad, como resultado descontado de las hostilidades, su “teología” en muchos puntos se había distanciado de algunas verdades fundamentales de la doctrina de la Iglesia católica: la divinidad real de Cristo y la naturaleza misma de la Iglesia como misterio del Señor

Sigue leyendo

¡MISERICORDIA QUIERO, QUE NO MISERICORDIADOS!

Esta reflexión nos la envía un lector, y versa sobre uno de los más inadvertidos prodigios de este pontificado: el parir con fórceps unos malsonantes neologismos que pronto serán usados -casi como haciéndole justicia a los vocablos- en su acepción más decididamente antifrástica. Nunca mejor aplicable que al Obispo de Roma y su vandálica corte aquella sentencia de Tácito: solitudinem fecerunt, pacem appelunt («hicieron un desierto y lo llamaron paz», en referencia a la pax romana). El cuño ahora es bergogliano; la ironía revesadora, forzada por ciertas constataciones ineludibles, correrá a cuenta de los avinagrados “profesionales del Logos”.

♦♦♦♦♦

por Jose

Cuando las palabras se retuercen, se vuelven como un boomerang contra aquel que las ha lanzado.

Siendo la misericordia un atributo divino, un sentimiento de compasión que mueve a ayudar y perdonar, capaz de contemplar la fragilidad y debilidad de los hombres -su verdadera indigencia, con la mirada de Dios que todo lo perdona, porque comprende y espera, porque cree y ama-, en definitiva su cualidad más excelsa en relación con sus criaturas -sacados de la nada-, molesta ver como hemos llegado, no pocos católicos y por ende cristianos, a emplear o traducir el verbo “misericordiar” de forma peyorativa, para advertir o significar todo lo contrario…

Las palabras, en un mundo virtual y casi de vértigo, no sólo fluyen, vuelan o se mutan, sino que gracias a la información y a las redes, se instalan en la sociedad sin respeto al diccionario, de manera que aquello que nos empeñamos en usar una y otra vez, con una connotación concreta, supera no ya a su propia definición, sino incluso a quien comenzó a utilizarla sin medir el alcance poderoso de los actuales medios.

Así, a la llegada a la cátedra de San Pedro del papa Francisco, pasado algo más de un año de su primado, la palabra “misericordia” ha logrado una popularidad antes desconocida, y aún más la variante del verbo, de forma que “misericordiar” no sólo aparece como una cualidad divina, como hemos apuntado, sino como un sello del pontificado de Francisco, verdadero artífice del concepto “misericordiando en las periferias”, gerundio del citado verbo, y que hace alusión a la capacidad de extender esta acción a aquellos que están en las afueras.
20130314_GENERAL_1
Sigue leyendo

Carta de un Terciario Franciscano a un Papa Jesuita

The Destroyer NCSJB

 

Jorge,

Aceptarlo a Ud. como papa supone una agónica crisis de conciencia. Ud. sigue sus emociones ignorantes y desordenadas a la manera autoritaria típicamente jesuítica, en vez de seguir los dogmas de Nuestro Señor Jesucristo. Se necesita ser extremadamente arrogante para actuar como lo hace Ud. con tanta “humildad”. Por supuesto, millones de personas ignorantes aceptan sus creencias no católicas, porque también se niegan a seguir los dogmas de Nuestro Señor.

Ud. debería repasar los tres primeros mandamientos (Éxodo 20 y Deuteronomio 5). El debilitamiento constante, progresista y marxista de la Iglesia que Ud. lleva a cabo, traiciona todos los días estos mandamientos.

Por emplear su terminología “New Age” y de la “Teologia de la liberación” Ud. se hace con ellos un “lío”. Los católicos han sido siempre educados en una conciencia formada, no en un continuo “lío” de sentimientos y confusos instintos. Antiguamente, las personas que estaban en desacuerdo con la Iglesia simplemente la abandonaban, y se pasaban a una religión falsa en la que se daban culto a sí mismos. Es a la vez sorprendente y descorazonador que Ud. se quede en la Iglesia simplemente para socavarla y destruirla. Por favor, deje en paz a nuestra hermosa Iglesia – la esposa inmaculada de Cristo, sin mancha y sin arruga – e invéntese su propia y desordenada “realidad eclesial” en otro lugar.

Usted anima a la trágicamente desorientada juventud de todo el mundo a “hacer lío”. Ud. ha abandonado el magnífico fundamento teológico fundamentado en las palabras de Jesús y reforzado durante siglos por brillantes y devotos papas, por Santos y Doctores. Nuestro Señor le hará responsable de la pérdida de la fe de millones de almas católicas. Usted es un pagano que selecciona y escoge ideas heterogéneas que brotan de su narcisismo arrogante y desordenado. A aquellos que aman y siguen a Cristo Ud. les llama “ideológos.” ¡Qué declaración tan ignorante! Jesús dijo entre otras cosas:

– “Velad, pues, porque no sabéis ni el día ni la hora” (Mateo 25:13);

– “¡Qué estrecha es la puerta y dificultoso el camino que lleva a la vida! y pocos son los que lo hallan “(Mateo 07:14); 

– “Porque muchos son llamados, pero pocos los escogidos” (Mateo 22:14).

Estas tres citas nos recuerdan que los católicos deben permanecer vigilantes en cada momento de sus vidas. Los verdaderos católicos deben buscar sin pausa su salvación eterna. Un católico debe odiar el pecado y amar al pecador. Ud. parece que lo ha olvidado. Póngase de rodillas e implore a Dios que le haga conocer su Voluntad, en vez de ignorarle siguiendo su propia ignorancia manifiesta.

Los católicos meditamos todos los días en la presencia de Dios Todopoderoso sin saber cuándo vamos a llegar a encontrarnos con el Sumo Hacedor. Los verdaderos católicos reconocen el pecado en sí mismos y en los demás. Cristo no cesa de condenar la anticoncepción, el aborto, la sodomía, la fornicación y muchas otras abominaciones. Si el aborto continúa imbatible, nuestra respuesta contra esos crímenes debe ser también incesante. Los pecados anteriores desobedecen el sexto y noveno mandamientos. Tiemblo sólo de pensar cuál es su reacción a los pecados contra los otros ocho mandamientos.

¿Por qué nosotros hemos de ignorar nuestras obligaciones imperecederas para con Dios con el fin de complacerle a Ud. con su subjetividad desordenada? ¿Por qué Ud. no condena lo mismo que Cristo condena? ¿Por qué intenta pasar por alto nuestras obligaciones eternas para con Dios Todopoderoso? ¿Por qué quiere dejarnos vulnerables ante las fuerzas del infierno? Dios Todopoderoso sabe que Juan XXIII y Juan Pablo II no son santos. ¿Por qué darle una bofetada en la cara con ceremonias arrogantes y escandalosas? A mi me parece que es mejor ser un santo que pueda conseguir la eterna salvación que ser un “santo” salido del infierno.

Joseph Shaara, Ph.D.  

 Tercera Orden de San Francisco

Fuente: http://traditioninaction.org

Visto en: http://moimunanblog.wordpress.com/ “AMOR A LA VERDAD”

Agradecemos a nuestro amigo Jorge Ortiz el acercarnos el artículo.

Tomado de:

http://nacionalismo-catolico-juan-bautista.blogspot.com.ar/