¿Cómo es Dios? 4ta. Parte

Santísima Trinidad

Breve síntesis de la Obra de Santo Tomás de Aquino, Suma contra los Gentiles

Del Libro I
Capítulo XVI

En Dios no hay potencia pasiva

Si Dios es eterno, entonces no puede haber en Él potencia pasiva.
Porque todo aquello cuya sustancia está mezclada de potencia puede no existir: porque lo que puede ser, puede también no ser. Pero Dios no puede no existir, siendo eterno. Luego en Dios no hay potencia respecto a la existencia.

Todo ser obra en cuanto está en acto. Mas lo que no está totalmente en acto, no obra con todo su ser, sino sólo con una parte. Pero aquel que no obra con todo su ser no es el primer agente, pues obra por cierta participación, y no por su esencia misma. Luego Dios, primer agente, no tiene ninguna mezcla de potencia, sino que es acto puro.

Notamos que en el mundo se dan seres que pasan de la potencia al acto. Mas nada puede pasar por sí mismo de la potencia al acto, porque lo que es en potencia, todavía no es, y así, tampoco puede obrar. Luego necesariamente existe algo anterior al ser en potencia que lo haga pasar de la potencia al acto. Pero si tal ser también hubiere de pasar de potencia al acto, necesariamente exigiría otro agente. Más no podemos proceder al infinito. Luego necesariamente hemos de llegar a algo que esté en acto, sin mezcla alguna de potencia. Y a tal ser llamamos Dios.

Síntesis hecha por: Arturo Medina Muñoz.
Fecha de inicio: 2017-02-08
Fecha de terminación: 2017-02-09

Para más detalles, leer el capítulo completo.