Santa Misa Dominical

NOTA IMPORTANTE:
CANTIDAD DE DOMINGOS
DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
Como la fiesta de Pascua, sujeta a los cambios lunares, es movible, pudiendo caer entre el 22 de Marzo y el 25 de Abril, sucede que, la cantidad de domingos delTiempo después de Pentecostés es variable, pero no pueden ser menos de 23 ni más de 28. Por lo tanto, cuando hay más de 24 domingos, como no hay misas más que para 24, se toman después del 23º (por lo que respecta a las Oraciones, Epístola y Evangeliode las misas de los domingos que se hubieron de suprimir después de Epifanía.

SEXTO DOMINGO
DESPUÉS DE EPIFANÍA

6o.Domingo Después de E.

Semidoble – Ornamentos verdes

Con este domingo se cierra el Ciclo de Navidad. Empezó con la visión de un Niño, al parecer impotente, y termina con el anuncio de la gran Iglesia Católica, centro religioso y cultural hacia el cual convergen, veintiún siglos ha, todas las preocupaciones de los pueblos y de los individuos, tanto si son amigos como si son adversarios. Ha crecido y sigue creciendo a semejanza de una semilla, con una fuerza íntima, vital, irresistible. No hay familia, ni estado, ni organización en el mundo que sea tan viejo como ella ni que tenga su prodigiosa juventud. Es árbol que se levanta hasta el cielo y que extiende sus raíces por toda la redondez de la tierra. Gracias a esa iglesia, gracias a la continua y pujante fermentación de su espiritual levadura, en veintiún siglos todo ha cambiado en el mundo: el individuo, la familia, la sociedad, la política, la economía, las costumbres, el arte, el derecho, la filosofía. Necesitaríamos vaciar toda la sangre de nuestras venas, para arrancar por completo de nosotros esa savia cristiana. Lo único que va quedando en las sociedades modernas es esa generos levadura evangélica, que apenas se advierte, si se quiere, pero que al soplo vivificante del Divino Espíritu, irá perpetuando el milagro de la renovación.

Introito

INTROITUS Ps. 96, 7-8 – Adoráte Deum, omnes Angeli ejus: audivit, et lætáta est Sion: et exsultavérunt fíliæ Judæ. Ps. ibid., 1. Dóminus regnávit, exsúltet terra: læténtur ínsulæ multæ. V. Glória Patri.. Introito – Adorad a Dios, todos sus ángeles: lo oyó y se alegró Sión: y se gozaron las hijas de Judá Salmo: El Señor reinó, regocíjese la tierra: alégrense las islas. Gloria al Padre… Adorad a Dios..

Oración-Colecta

Praesta, quaesumus, omnipotens Deus: ut semper rationabilia meditantes, quae tibi sunt placita et dictis exsequamur, et factis. Per Dominum Te suplicamos, oh Dios omnipotente, hagas que meditando siempre lo que es razonable practiquemos con palabras y con obras lo que a Ti te agrada. Por el Señor

Epístola

San Pablo se consuela recordando a los fieles de Tesalónica los frutos de su predicación en aquélla ciudad, así como en Acaya y en Macedonia, frutos que confirmaban el carácter sobrenatural de su apostolado, y se fija para asefurarse de ello, en la vida ejemplar de sus habitantes.

Lectio Epístolæ beáti Páuli Apóstoli ad Tealonicenses. Sal. 1, 2-10 Fratres: gratias agimus Deo semper pro omnibus vobis, memoriam vestri facientes in orationibus nostris sine intermissioni, memores operis fidei vestrae, et laboris, et caritatis, et sustinentiae spei Domini nostri Jesu Christi, ante Deum et Patrem nostrum: scientes fratres, dilecti a Deo, electionem vestram: quia Evangelium nostrum non fuit ad vos in sermone tantum, sed et in virtute, et in Spiritu Sancto, et in plenitudine multa, sicut scitis quales fuerimus in vobis propter vos. Et vos imitatores nostri facti estis, et Domini, excipientes verbum in tribulatione multa, cum gaudio Spiritus Santi: ita ut facti sitis  forma omnubus credentibus in Macedonia et in Achaia. A vobis enim diffamatus est sermo Domini non solum in Macedonia, et in Achaia, sed et in omni loco fides vestra, quae est ad Deum, profecta est, ita ut non sit nobis necesse quidquam loqui. Ipsi enim de nobis annuntiant qualem introitum habuerimus ad vos: et quomodo conversi estis ad Deum a simulacris, servire Deo vivo, et vero, et exspectare Filium ejus de coelis (quem suscitavit es motuis) Jesum, qui eripuit nos ab ira ventura.

Lección de la Epístola del Apóstol San Pablo a los . Tesalonicenses (I, 2-10) Hermanos: Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo sin cesar memoria de vosotros en nuestras oraciones acordándonos delante de Dios y de nuestro Padre de la obra de vuestra fe, y del trabajo, y de la caridad de la firmeza de su esperanza en Nuestro Señor Jesucristo, sabiendo, hermanos, queridos de Dios, que habéis sido escogidos; porque nuestro Evangelio no les fue predicado sólo con palabras, sino también con poder. y con el Espíritu Santo y con plena convicción. Tampoco ignoráis que, si hemos permanecido entre vosotros ha sido por vuestro bien. Y vosotros os hicisteis imitadores nuestros, y del Señor, recibiendo la palabra, en medio de muchas tribulaciones con la alegría del Espíritu Santo: de tal modo, que os habéis convertido en modelo para todos los fieles de Macedonia y de Acaya. Porque no sólo ha sido divulgada por vosotros la palabra del Señor en Macedonia y en Acaya, sino que también vuestra fe se ha hecho conocer en todo lugar, de suerte que no tenemos necesidad de hablarles de esto pues ellos mismos nos refieren la acogida que tuvimos entre vosotros y cómo los han convertido de los ídolos a Dios para servir al Dios vivo y verdadero, y para esperar la vuelta, desde los cielos, de su Hijo Jesús (a quien Él resucitó de entre los muertos), el cual nos libró de la ira venidera.

Salmodia

GRADUALE Ps. 101, 16-17 – Timébunt gentes nomen tuum, Dómine, et omnes reges terræ glóriam tuam. V. Quóniam ædificávit Dóminus Sion, et vidébitur in majestáte sua. Allelúja, allelúja. V. Ps. 96, 1. Dóminus regnávit, exsúltet terra: læténtur ínsulæ multæ. Allelúja.. Gradual – Señor, las gentes temerán tu nombre, todos los reyes de la tierra tu gloria. Porque el Señor ha edificado a Sión, y será visto en su majestad. Aleluya, aleluya. aleluya. El Señor reina ya, regocíjese la tierra; alégrense todas las islas. Aleluya.

Evangelio

La Iglesia es como el grano de mostaza: pequeña al principio, que ni siquiera mereció contar como institución humana, se ha convertido en la mayor, más gloriosa y amparadora de las instituciones del mundo. Y también es semejante a la levadura: a su contacto todo vive y rejuvenece, y mientras los pueblos y las generaciones humanas pasan delante de Ella como en un desfile de aparato, Ella permanece como un signo de eternidad.

U secúndum Joanem. J. 13, 31-35 – In illo témpore: Dixit Jesus turbis parabolam hanc: Simile est regnum coelorum grano sinapis, quod  accipiens homo seminavit in agro suo: quod minimum quidem est omnibus seminibus: cum autem creverit, majus est omnibus oleribus, et fit arbor ita ut volucres coeli veniant et habitent in ramis ejus. Aliam parabolam locutus est eis: Simile est regnum coelorum fermento, quod acceptum mulier abscondit in farinae satis tribus, donec fermetatum es totu,. Haec omnia locutus est Jesus in parabolis ad turbas; et sine parabolis non loquebatur eis: ut impleretur quod dictum erat per Prophetam dicentem: Aperiam in parabolis os meum, eructabo abscondita a constitutione mundi.

Credo.

U Continuación del Santo Evangelio según San Juan (XIII,31-35) En aquel tiempo dijo Jesús a las turbas esta parábola: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza que toma un hombre y lo siembra en su campo. El cual grano es ciertamente la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es mayor que todas las legumbres, y se hace árbol, de modo que los pájaros del cielo vienen y anidan en sus ramas. Les dijo esta otra parábola: El reino de los cielos es semejante al fermento que toma una mujer y lo esconde en tres celemines de harina, hasta que la hace fermentar toda. Todo esto se lo dijo Jesús a las turbas en parábolas; y no les hablaba sin parábolas para que se cumpliera lo dicho por el Profeta; Abriré mi boca en parábolas, diré cosas ocultas desde la creación del mundo. Credo.

OFFERTORIUM Ps. 117,16 et 17 Déxtera Dómini fecit virtútem, déxtera Dómini exaltávit me: non móriar, sed vivam, et narrábo ópera Dómini. OfertorioLa diestra del Señor ha hecho maravillas: la diestra del señor me ha ensalzado; ya no moriré, sino que viviré y publicaré las obras del señor

Oración-Secreta

Haec nos oblatio, Deus, mundet, quaesumus, et renovet, gubernet, et protegat. Per … Te suplicamos, oh Dios, hagas que esta oblación nos purifique y renueve, nos gobierne y proteja. Por el Señor.

Prefacio de la Santísima Trinidad

Vere dignum et justum ets aequum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, aeterne Deus. Qui cumm unigenito  Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personae, sed in unius Trinitate substantiae. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione verae, sempiternaeque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur aequalitas. Quam laudat Angeli atque Arcangeli, Cherubim quoque ac Sraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes: Sanctus, Sanctus, Sanctus Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar oh Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tu revelado, acerca de tu gloria, creémoslo igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin haber diferencia ni separación. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro:

COMMUNIO Luc. 4, 22 – Mirabántur omnes de tris, quæ procedébant de ore Dei. Comunión.Se maravillaban todos de las palabras que salían de la boca de Dios.

Oración-Postcomunión

Caelestibus, Domine, pasti deliciis, quaesumus, ut semper eadem, per quae veraciter vivimus, apperetamus. Per Dominum Apacentados, Señor, con estas celestiales delicias, te suplicamos hagas que apetezcamos siempre aquellas cosas que nos dan la verdadera vida. Por el Señor…


Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/

15 de noviembre

SAN ALBERTO MAGNO,
Obispo, Confesor y Doctor

albertomagno

Vosotros sois el cuerpo de Cristo y miembros unos de otros. (1 Corintios, 12, 27)

Habiendo entrado en la Orden de Santo Domingo, en sus comienzos entonces, San Alberto perseveró en ella a pesar de la oposición de su familia. Fue dedicado a los estudios y a la enseñanza de la filosofía y de la teología, en las que se distinguió como uno de los más grandes espíritus de su siglo y como maestro de Santo Tomás de Aquino. Obligado por el Papa a aceptar, en 1260, el obispado de Ratisbona, pronto obtuvo su relevo para poder retomar sus lecciones. En el concilio de Lyon, en 1274, empleó toda su influencia para restablecer la unión con los griegos cismáticos. Murió, a edad muy avanzada, el 15 de noviembre de 1280.

MEDITACIÓN 
SOBRE LA VIDA ACTIVA
y SOBRE LA VIDA CONTEMPLATIVA

I. Todos los fieles componen un cuerpo cuya cabeza es Jesucristo; es menester, pues, que los miembros tengan oficios diferentes. ¡Cuán dulce es no tener comercio con las creaturas y conversar sólo con Dios! Es hacer en la tierra lo que los Ángeles y los santos hacen en el cielo. Si nuestra alma no busca ni ama sino a su Creador, en quien encuentra encantos infinitos, las creaturas no ejercen ya atractivo sobre ella. Señor, atraed mi alma a Vos, desembarazadme de tantos inútiles cuidados que me impiden platicar con Vos.

II. La caridad, la obediencia y tu posición no te permiten llevar una vida puramente contemplativa con Magdalena, es preciso vivir una vida activa con Marta. Tienes más ocasiones de caer en los lazos del demonio, manténte, pues, en guardia. No imites a los malos con los cuales vives; conviértelos si puedes. Entre las creaturas, conserva la unión de tu corazón con Dios. Realiza, a imitación de los santos, obras de misericordia; alivia a tu prójimo por amor a Jesucristo, considéralo en la persona de aquéllos con quienes estás en relación; entonces les prestarás todos los buenos oficios, sin esfuerzo y sin peligro para ti; las creaturas elevarán tu corazón a Dios.

III. Une los ejercicios de la vida contemplativa con las ocupaciones de la vida activa, de modo que la una no impida a la otra. Cumple todos los deberes de cortesía y de caridad que los compromisos del mundo te imponen, Dios lo quiere; pero evita todas las conversaciones inútiles, y administra tu tiempo de manera que te quede el suficiente para conversar con Dios. Es la vida que Jesucristo llevó en la tierra. ¡ Ay! ¿qué hacen los cristianos? ¡Dan a los negocios del mundo todas las horas del día, y no reservan ni un momento para pensar en Dios y en su salvación! Nos traicionamos a nosotros mismos entregándonos por entero a lo que no puede seguirnos a la otra vida. (San Juan Crisóstomo).

La práctica de las buenas obras 
por los profesores de teología.

ORACIÓN

Oh Dios, que hicisteis grande al bienaventurado Alberto, vuestro pontífice y doctor, en la sumisión de la sabiduría humana a la fe divina, concedednos que nos adhiramos a su enseñanza y gocemos así en el cielo de la luz perfecta. Por J. CN. S. Amén.

Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/