¡Para pegarle! (en pleno Sínodo, como hizo San Nicolás)

JosAC-Luis-Lacunza-cardenal-PanamA_LPRIMA20150104_0110_30-e1444512549961

12 octubre, 2015

Mientras sigue el circo (léase el Sinodo de la Familia), el arzobispo Stanisław Gądecki informa que el cardenal José Luiz Lacunza Maestrojuan, presidente de la Conferencia Episcopal Panameña y nombrado ponente del Sinodo por S.S. Francisco, propuso que la Iglesia desechara las enseñanzas de Jesús sobre el divorcio y las segundas nupcias. Para ello, decía, debemos volver a lo que dicen las Leyes de Moisés sobre el tema. Lo cita Rorate Caeli:

“Moisés cedió porque se acercó al pueblo. Del mismo modo, hoy en día la dureza de los corazones se opone al plan de Dios. ¿No podría S. Pedro tener misericordia como la tuvo Moisés?”

Quede claro que esto es pura apostasía. Es más, desechar las enseñanzas de Cristo para volver a la Ley de Moisés es el primerísimo ejemplo de apostasía que aparece en el Nuevo Testamento, y tampoco cayó nada bien (véase Hebreos 6,4-8). Por esta razón, se podría decir que Maestrojuan quiere que la Iglesia haga como los apóstatas sobre los que está escrito:

“Como hubo en el pueblo profetas falsos, así habrá falsos doctores, que introducirán sectas perniciosas, llegando hasta a negar al Señor que los rescató [Jesús], y atraerán sobre sí una repentina ruina.” (2ª de Pedro 2,1; las negritas son mías)

“Hubo también en el pueblo falsos profetas, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán herejías perniciosas, y que negando al Dueño que los adquirió, atraerán sobre sí una rápida destrucción.” (2ª de Pedro 2,1; las negritas son mías)

Y de los que también se escribe en la epístola a los Gálatas:

“Pero aunque nosotros o un ángel del cielo os anunciase otro evangelio distinto del que os hemos anunciado, ¡sea anatema!” (Gálatas 1,8)

En la misma epístola, San Pablo advierte a los cristianos de Galacia del peligro de volver a la Ley Mosaica después de haber aceptado a Cristo:

“Os desligáis de Cristo los que buscáis la justicia en la Ley; os separáis de la gracia.” (Gálatas 5,4)

Atreverse a sugerir que la Iglesia debe abandonar las enseñanzas de Cristo para volver a la Ley de Moisés sobre el matrimonio es pura apostasía. Quien diga tal cosa es un enemigo depravado y maldecido por Dios.

La pregunta del millón: ¿por qué ni el papa Francisco ni ningún otro prelado presente durante la intervención del cardenal Maestrojuan se le acercó y le dio una buena bofetada en la cara como hizo San Nicolás con el heresiarca Arrio en el Concilio de Nicea? ¡Era para haber hecho como San Nicolás!

¿Qué fue de la justa ira? Que haya quienes se queden cruzados de brazos al oír semejante vómito de Satanás sin poner el grito en el cielo demuestra lo debiluchos que son los miembros de la jerarquía actual. En otros tiempos, un hereje de ese calibre no habría salido ileso después de su intervención. Hoy en día, sospecho que el Santo Padre puede darle un ascenso.

Magister Athanasius

[Traducido por J.E.F]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s