EL CUADRO FAVORITO DE BERGOGLIO

ENCUBRE LA BLASFEMIA TALMÚDICA AL SANTO NOMBRE DE JESÚS

Luego de siete meses de salida del cuadro “Crucifixión Blanca”, de Marc Chagall (Moyshe Shagal) del Instituto de Arte de Chicago para el Museo Kimbell de Fort Worth (Texas), y su respectivo retorno, el NATIONAL CATHOLIC REPORTER publicó un artículo de Menachen Wecker donde se revelan muchas cosas desconocidas sobre el cuadro favorito de Bergoglio. De este artículo traducimos algunos apartes:

El cuadro favorito de Bergoglio

El cuadro favorito de Bergoglio

…Bajo una nueva y consistente luz entre la resbaladiza renovación, el “Jesús” de Chagall viste una suerte de turbante en su cabeza, y en vez del paño de pureza viste un chal judío de oración, el tallit. Rodeando la escena central de la crucifixión, una sinagoga en llamas a la derecha, rabinos volando sobre los aires (donde debieran estar los ángeles), y un pogrom se presenta a la izquierda. Sobre la cabeza de “Jesús”, en el títulus, Chagall escribe el acrónimo en latín “INRI” y, en una mezcolanza de hebreo y arameo “Jesus Nazareno, rey de los judíos”.

Detalle del cuadro de Chagall. Nótese que el título, no dice Yeshuah, sino Yeshu (ישו)

Detalle del cuadro de Chagall. Nótese que el título, no dice Yeshuah, sino Yeshu (ישו)

 

Si Chagall, que creció entre una gran instrucción judía a pesar de la multitud de errores en muchas de sus inscripciones hebreas, supiera que el modo en que deletrea el nombre de Jesús en hebreo (ישו) es el mismo que el acrónimo judío de “que su nombre y su memoria sean borrados”, es debatible. Pero ciertamente es claro que la obra “posee” a Jesús como judío. Y como el sitio web del Instituto de Arte de Chicago indica, que esto señala “dramáticamente un llamado a la atención a la persecución y sufrimiento de los judíos en la Alemania de 1930”.

…”En esta pintura, “Jesús” está en el centro de uno de los más horrorosos sufrimientos que Chagall puede imaginar”, dice Gretchen Buggeln, profesora de Cristiandad y artes en el Christ College de la Universidad Luterana de Valparaíso (Indiana). “Y él no solo está entre el sufrimiento, sino que se identifica como uno de los sufrientes”.

…”La apropriación de “Jesús” como judío es una crítica implícita contra el Catolicismo por ver al judío como si fuera ‘el otro’, por no reconocer su propio dolor en el de los judíos. Encargarse de la iconografía cristiana es un movimiento crítico”, dijo Margaret Olin, que se apunta a los departamentos de Estudios judíos, Estudios religiosos e Historia del Arte en la Escuela de Divinidad de la Universidad de Yale. “Para el papa (sic), el cristo judío puede ser suficiente para hacer el punto focal sobre la falla de la ilgesia y esto puede hablar bien de él”

…”La pintura sale del movimiento, particularmente propio entre los yiddish-parlantes y los judíos no religiosos, de hacer ver a “Jesús” como compartiendo los sufrimientos de los judíos a manos de los cristianos. Sin embargo, pocos cristianos, si acaso,están advirtiendo dicho movimiento”, dice el Rev. John Pawlikowski, OSM.

Muchos cristianos interpretarán el cuadro como si desplegara un vínculo direct entre los padecimientos de Jesús y la persecución sufrida por los judíos durante el “Holocausto”, según Pawlikowski. Pero que puede llevar a los cristianos a identificarse “a sí mismos como víctimas, especialmente de los Nazis, en vez de verse como una comunidad de fe que contribuyó al sufrimiento de los judíos durante siglos”, dijo. “La pintura, moviéndose como lo hace, pueden enviar un mensaje inadecuado”.

CONCLUSIÓN: Marc Chagall creció en la comunidad hasídica de Liozna cerca a Vitebsk. Su familia fue ultrarreligiosa y Vitebsk fue un centro hasídico que derivó su cultura de la cábala esotérica. Durante su vida, Chagall buscó consejos de los rabinos Lubavitch. Aquí en este trabajo, Chagall escribió el rabínico acrónimo del Talmud para referirse a Cristo, que es:

QUE SU NOMBRE Y SU MEMORIA SEAN BORRADOS.
Reparemos esta ofensa que hacen los judíos contra el Santísimo Nombre de Jesús:
ACTO DE REPARACIÓN POR LOS INSULTOS Y BLASFEMIAS CONTRA EL SANTO NOMBRE DE JESÚS
Cristo Rey de todas las naciones
“Oh Jesús, mi Salvador y Redentor, Hijo de Dios viviente, atended, nos postramos ante Vos y os ofrecemos reparación; queremos reparar por todas las blasfemias proferidas contra vuestro santo Nombre, por todas las injurias hechas a Vos en el Santísimo Sacramento, por todas las irreverencias cometidas hacia vuestra Madre, la Inmaculada Virgen María, por todas las calumnias y difamaciones lanzadas contra vuestra esposa, la Santa Iglesia Católica Romana. ¡Oh Jesús, que habéis dicho: “Si vosotros pidiéreis al Padre cualquier cosa en mi Nombre, Él os la concederá”, os rogamos y suplicamos por nuestros hermanos que están en peligro de pecado; protegedlos de toda tentación de caer de la Fe verdadera; salvad a aquellos que se encuentran en estos momentos al borde del abismo; a todos ellos dadles la luz y el conocimiento de la Verdad, coraje y fortaleza para luchar la batalla contra el mal, perseverancia en la fe y activa caridad! Os lo pedimos, misericordiosísimo Jesús, en vuestro santo Nombre, a Dios Padre, que con Vos vive y reina en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén”.

(Por esta oración, indulgencia de 300 días cada vez; plenaria, al mes, con las condiciones acostumbradas, si se reza diariamente. Papa León XIII, Mayo 13 de 1903)

Tomado de:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s