Santa Misa Dominical

DOMINGO DE SEXAGÉSIMA

La semilla es la palabra de Dios.

Estación en San Pablo
(Doble de 2ª clase – Ornamentos morados)

Introito. Ps. 43

INTROITUS S.  43, 23-26 Exurge, quqre obdormis, Domine? exurge, et ne repellas in finem. Quare faciem tuam avertis, oblibi scens trib ulatiónem nostram? Adhaesit in terra venter noster: exsurge, Domine, adjuva nos, et libera nos. Ps. Deus, auribus nostris audivimus: patres nostri annuntiaverunt nobis. V. Gloria. Introito – Levantaos, oh Señor, ¿por qué hacéis como que dormís? Levantaos, y no nos desechéis para siempre. ¿ Cómo es que retiráis de nosotros vuestro rostro, y os olvidáis de nuestra tribulación? Estamos pegados con nuestro pecho está abatido hasta el polvo;. Levantaos, oh Señor, socorrednos y libradnos. Ps. Oh Dios, por nuestros oídos hemos oído; nuestros padres nos han contado tus maravillas. Gloria al Padre… Levantaos, oh Señor…

Oración-Colecta

ORATIODeus, qui conspicis, quia ex nulla nostra actione confidimus: concede propitius: ut contra adversa omni, Doctoris gentium protectione, muniamur. Per Dominum nostrum. R. Amen Oh Dios, que veis que no confiamos en ninguna de nuestras propias obras: conceded propicio que, con la protección del Doctor de las naciones, seamos fortalecidos contra toda adversidad. Por Nuestro Señor Jesucristo…R. Amen.

Epístola

 

EPISTOLA
Lectio Epistolae beati Pauli apostoli ad Corinthios (II, 11, 19-33; XII, 1-9) Fratres: Libenter suffertis insipientes: cum sitis ipsi sapientes. Sustenitis enim si quis vos in servitutem redigit, si quis in faciem vos caedit. Secundum ignobilitatme dico, quasi nos infirmi fuerimus in hac parte. In quo quis audet (in insipientia dico) audeo et ego: Hebraei sunt, et ego: Israelitiae sunt, et ego: Ministri Christi sunt (ut minus sapiens dico), plus ego: in laboribus plurimis, in carceribus abundantius, in plagis supra modum, in mortibus frequenter. A Judaeis quinquies quadragenas, una minus, accepi. ter virgis caesus sum, semel lapidatus sum, ter naufragium feci, nocte et die in profundo maris fui: in itineribus saepe, periculis fluminum, periculis latronum,  periculis ex gentibus, periculis in civitate, periculis in solitudine, periculis in mari, periculis in falsis fratribus: in labore et aerumna, in vigiliis multis, in fame et siti, in jejuniis multis, in frigore et nuditate: praeter illa quae extrinsecus sunt, instantia mea quotidiana, sollicitudo omnium Ecclesiarum. Quis infirmatur, et ego non infirmor? quis scandalizatur, et ego non uror? Si gloriari oportet: quae infirmitatis meae sunt gloriabor. Deus et Pater Domini nostri Jesu Christi, qui est benedictus in saecula, scit quod non mentior. Damasci praepositus gentis Aretae regis, custodiebat civitatem Damascenorum, ut me comprehenderet: et per fenestram in sporta dimissus sum per murum, et sic effugi manus ejus. Si gloriari oportet (non espedit quidem), veniam autem ad visiones, et revelationes Domini. Scio hominem in Christo ante annos quatuordecim, sive in corpore nescio, sive extra corpus nescio, Deus scit, raptum hujusmodi usque ad tertium caelum. Et scio hujusmodi hominem sirve in corpore, sive extra corpus nescio, Deus scit: quoniam raptus est in paradisum, et audivit arcana verba, quae non licet homini loqui. Pro hujusmodi gloriabor: pro me autem nihil gloriabor, nisi in infirmitatibus meis. Nam, et si voluero gloriari, non ero insipiens: veritatem enim dicam: parco autem, ne quis me existimet supra id quod videt in me, aut aliquid audit ex me. Et ne magnitudo revelationum extollat me, datus est mihi stimulus carnis meae, angelus satanae, qui me colaphizet. Propter quod ter Dominum rogavi, ut discederet a me. Et dixit mihi : sufficit tibi gratia mea: nam virtus in infirmitate perficitu. Libenter igitur gloriabor in infirmitatibus meis, ut inhabitet in me virtus Christi.
Lección de la Epístola del Apóstol S. Pablo a los Corintios [XI. 19-33; XII, 1-9]) Hermanos: Siendo como sois sensatos, toleráis con gusto a los fatuos. Vosotros, en efecto, soportáis si alguno os reduce a servidumbre, si os devora, si os defrauda, si se engríe, si os hiere en el rostro. Para deshonra mía digo esto como si nosotros hubiéramos sido débiles. Sin embargo. en cualquier cosa en que alguien alardee -hablo con fatuidad- alardeo también yo. ¿Son hebreos? También yo.. ¿Son israelitas? También yo. ¿Son linaje de Abraham? También yo. ¿Son ministros de Cristo? – ¡hablo como un loco!- yo más; en trabajos más que ello, en prisiones más que ellos, en heridas muchísimo más, en peligros de muerte muchas veces más: Recibí de los judíos cinco veces cuarenta azotes menos uno; tres veces fui azotado con varas. una vez apedreado, tres veces naufragué, una no che y un día pasé en el mar; en viajes muchas veces; con peligros de ríos, peligros de salteadores, peligros de parte de mis compatriotas, peligros de parte de los gentiles, peligros en poblado, peligros en despoblado, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajos y fatigas, en vigilias muchas veces, en hambre y sed, en ayunos muchas veces, en frío y desnudez. y aparte de esas (pruebas) exteriores, lo que cada día me persigue: la solicitud por todas las Iglesias. ¿ Quién desfallece sin que desfallezca yo? ¿Quién padece escándalo, sin que :yo arda? Si es menester g1oriarse me gloriaré de lo que es propio de mi flaqueza. El Dios y Padre del Señor Jesús, el eternamente Bendito, sabe que no miento. En Damasco, el etnarca del rey Artas tenía custodiada la ciudad de los damascenos para prenderme y por una ventana fui descolgado del muro en un canasto, y escapé de sus manos. Teniendo que gloriarme, aunque no sea cosa conveniente. vendré ahora a las visiones y revelaciones del Señor. Conozco a un hombre en Cristo, que catorce años ha – si en cuerpo, no lo sé, si fuera del cuerpo, no lo sé. Dios lo sabe- fue arrebatado hast1i el tercer cielo. y sé que el tal hombre si en cuerpo o fuera del cuerpo, no lo sé. Dios lo  sabe- fue arrebatado a1 Paraíso y oyó palabras inefables que no es dado al hombre expresar. De ese tal me gloriaré. pero de mí no me g1oriaré sino en mis flaquezas. Si yo quisiera gloriarme, no sería fatuo, pues diría la verdad; mas me abstengo, para que nadie me considere superior a lo que ve en mí u oye de mi boca. Y a fin de que por la grandeza de las revelaciones. no me levante sobre lo que soy, me ha sido clavado un aguijón en la carne, un ángel de Satanás que me abofetea. para que no me engría. Tres veces rogué sobre esto al Señor para que lo apartase de mí.  Mas É1 me dijo: “Mi gracia te basta. pues en la flaqueza se perfecciona la fuerza”. por tanto con sumo gusto me gloriaré de preferencia en mis flaquezas. para que la fuerza de Cristo habite en mí.

 

 

 

Salmodia

 

GRADUALE Ps. 82, 19 Sciant gentes, quoniam nomen tibi Deus: tu solus Altissimus super omnem terram. V. Deus meus, pone illos ut rotam, et sicut stipulam ante faciem venti.Tractus.  (Ps. 59, 4 et 6) Commovisti, Domine, terram, et conturbasti eam. V. Sana contritiones ejus, quia mota est. v. Ut fugiant a facie arcus: ut liberentur electi tui. Gradual – Sepan los hombres que vuestro nombre  es Dios, y que Vos sois el Altísimo sobre la tierra. Agitadlos oh Dios mío, como un torbellino o como la hojarasca al Soplo del viento..
Tracto. Conmovisteis, Señor, nuestro país, y lo
quebrantasteis. Reparad sus hendiduras, porque se bambolea. Para que huyan de los tiros del arco: y se libren vuestros elegidos.

Evangelio

 

U Sequéntia sancti Evangélii secúndum Lucas. Luc. VIII 4-15
In illo témpore: Cum turba plurima convenirent, et de civitatibus properarent ad Jesum, dixit per similitudinem: Exiit, qui seminat, seminare semen suum: et dum seminat, aliiud cecidit secus viam, et conculcatum est, et volucres caeli comederunt illud. Et aliud cecidit supra petram: et natum aruit, quia non habebat humorem. Et aliud cecidit in terram bonam: et ortum fecit fructum centuplum. Haec dicens, clamabat: Qui habet aures audiendi, audiat. Interrogabant autem cum discipuli ejus, quae esset haec parabola. Quibus ipse dixit: vobis datum est nosse mysterium regni Dei, ceteris autem in parabolis; ut videntes non videant, et audientes non intelligant. Est autem haec parabola: Semen est verbum Dei. Qui autem secus viam, hi sunt qui audiunt: deinde venit diabolus, et tollit verbum de corde eorum,ne credentes salvi fiant.Nam qui supra petram: qui cum audierint, cum gaudio siscipiunt verbum: et hi radices non habent: qui ad tempus credunt, et in tempore tentationis recedunt. Quod autem in spinas cecidit: hi sunt, qui audierunt, et a sollicitudinibus, et divitiis, et voluptatibus vitae euntes, suffocantur, et non referunt fructum. Quod autem in bonam terram: hi sunt, qui in corde bono et optimo audientes verbun retinent, et fructum afferunt in patientia. Credo.
U Continuación del Santo Evangelio según San Lucas(VIII, 4-15) – En aquel tiempo: Como se juntase una gran multitud, además de los que venían a Él de todas las ciudades, dijo esta  parábola: “El sembrador salió a sembrar su simiente. y al sembrar, una semilla cayó a lo largo del camino; y fue pisada y la comieron las aves del cielo. Otra cayó en la piedra y, nacida, se secó por no tener humedad. Otra cayó en medio de abrojos, y los abrojos, que nacieron juntamente con ella, la sofocaron y otra cayó en buena tierra, y brotando dio fruto centuplicado”. Diciendo esto, clamó: “¡Quien tenga oídos para oír, oiga!” Sus discípulos le preguntaron lo que significaba esta parábola. Les dijo: “A vosotros ha sido dado conocer los misterios del reino de Dios, en cuanto a los demás se les habla en parábolas, para que «mirando, no vean; y oyendo, no entiendan,. La parábola es ésta: «La simiente es la palabra de Dios. Los de junto al camino, son los que han oído; mas luego viene el diablo, y saca afuera de! corazónla palabra para que no crean y se salven. Los de sobre la piedra. son aquellos que al oír la palabra la reciben con gozo, pero carecen de raíz; creen por un tiempo, y a la hora de la prueba, apostatan. Lo caído entre los abrojos, son los
que oyen, mas siguiendo su camino son sofocados
por 1os afanes de la riqueza y los placeres de la vida y no llegan a madurar; y lo caído en la buena tierra, son aquellos que oyen con el corazón recto
y bien dispuesto y guardan consigo la palabra y
dan fruto en la perseverancia»Credo.

 

OFFERTORIUM Ps. 16, 5, 6-7 Perfice gresus meos in semitis tuis, ut non moveantur vestigia mea; inclina aurem tuam, et exaudi verba mea: mirifica misericordias tuas, qui salvos facis sperantes in te, Domine. OfertorioAsegurad constantemente mis pasos por vuestros senderos, a fin de que mis pies no resbalen; inclinad hacia mí vuestros oídos, y escuchad mis palabras. Haced brillar de un modo maravilloso vuestras misericordias, oh Salvador de los que en Vos esperan.

Oración-Secreta

 

Oblatum tibi, Domine, sacrificium, vivificet nos semper, et muniat. Per Dominum. Haced, Señor, que el Sacrificio que os ofrecemos nos vivifique siempre y fortalezca. Por Nuestro Señor

Prefacio de la Sma Trinidad

Vere dignum et justum ets aequum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, aeterne Deus. Qui cumm unigenito  Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personae, sed in unius Trinitate substantiae. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione verae, sempiternaeque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur aequalitas. Quam laudat Angeli atque Arcangeli, Cherubim quoque ac Sraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes: Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar oh Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tu revelado, acerca de tu gloria, creémoslo igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin haber diferencia ni separación. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro:

 

COMMUNIO Ps. 42, 4. Introibo ad altare Dei, ad Deum qui laetificat juventutem meam.
Comunión.Entraré al altar de Dios, el Dios que es la alegría de mi juventud

Oración-Postcomunión

POSTCOMMUNIO – Suplices te rogamus, omnipotens Deus: ut quos tuis reficis sacramentis, tibi etiam placitis moribus dignanter deservire concedas. Per Dominum. < Señor   oh Haz,>   Os suplicamos humildemente, Dios Todopoderoso, concedáis os sirvan con una conducta a Vos agradable los que alimentáis con vuestros Sacramentos. Por Nuestro Señor Jesucristo…

Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .