Santa Misa Dominical

MISA DE LA PURIFICACIÓN
DE LA SMA. VIRGEN

Cumplido asimismo el tiempo de la purificación de la madre, según la ley de Moisés, llevaron el niño a Jerusalén, para presentarlo al Señor. (San Lucas 2, 22).

Cumplido asimismo el tiempo de la purificación de la madre, según la ley de Moisés, llevaron el niño a Jerusalén, para presentarlo al Señor. (San Lucas 2, 22).

2 DE FEBRERO

(Doble de 2º clase  – Ornamentos blancos)

IntroitoSap. XVIII

 INTROITUS Sap. XVIII –  Suscepimus, Deus, misericordiam tuam in medio templi tui. scundum nomen tuum, Deus, ita et laus tua in fines terrae; justitia plena est dextera tua. –    Ps. Magnus Dominus et laudabilis nimis: in civitate Dei nostri, in monte sancto ejus. V. gloria Patri. Introito – Recibimos, Señor, tu misericordia en medio de tu tmplo: según es tu nombre, así también resuena tu alabanza hasta los confines de la tierra: tu diestra está llena de justicia.
Ps. Grande es el Señor, y muy digno de alabanza: en la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo. V. Gloria al Padre

Oración-Colecta

  ORATIO – Omnipotens, sempiterne Deus, majestatem tuam supplices exoramus; ut, sicut unigenitus Filius tuus hodierna die cum nostrae carnis substantia in templo est praesentatus: ita nos facias purificatis tibi mentibus praesentari. Per eudem Dominum.   R. Amen    Omnipotente y sempiterno Dios, rogamos humildemente a tu Majestad, que así como en este día tu Unigénito Hijo fue presentado en el Templo en nuestra naturaleza de carne: así hagas que también nosotros te seamos presentados con almas limpias. Por el mismo . Por Jesucristo N. Señor.   R. Amen.

Epístola

EPISTOLALectio Profeta Malaquías  (III, 1-4)  – Haec dicit Dominus Deus: Ecce ego mitto Angelum meum, et praeparabit viam ante faciem meam. Et statim veniet ad templum suum Dominator, quem vos quaeritis et Angelus testamenti, quem vos vultis. Ecce venit, dicit Dominus exercituum: et quis poterit cogitare diem adventus ejus, et quis stabit ad videndum eum? Ipse enim quasi ignis confians et quasi herba fullonum: et sedebit conflans et emundans argentum, et purgabit filios Levi et colabit eos quasi aurum et quasi argentum: et erunt Domino offerentes sacrificia in justitia. Et placebit Domino sacrificium Juda, et Jerusalem, sicut dies saeculi, et sicut anni antiqui: dicit Dominus omnipotens.     Lección del Profeta Malaquías (III, 1-4) – Sabed que yo envío a mi Ángel que preparará el camino delante de mí. Y en seguida vendrá a su Templo el Dominador que vosotros buscáis, y el Ángel del Testamento  que deseáis. ¡Mirad que viene!, dice el Señor de los ejércitos; mas ¿quién podrá soportar el día de su venida, y quién podrá estar de pie, para poderle mirar? Porque él será como fuego derretidor, y como lejía de batanero;: y se sentará como el que funde y purifica la plata; y purificará a los hijos de Leví y los acrisolará como el oro y la plata; y ellos ofrecerán sacrificios a Dios con santidad. Y será grato al Señor el sacrificio de Judá y de Jerusalén, como en los siglos antiguos, dice el Señor omnipotente.

Salmodia

    GRADUALE Ps. 47 – Suscepimus, Deus, misericordiam tuam in medio templi tui: secundum nomen tuum, Deus, ita et laus tua in fines terrae. V. Sicut audivimus, ita et vidimus in civitate Dei nostri, in monte sancto ejus.   Allelúja, allelúja. V. Senex puerum portabat: Puer autem senem regebat, alleluia.    Gradual – Recibimos tu misericordia, Señor, en medio de tu templo: como tu nombre, oh Dios, así también llega tu alabanza hasta los confines de la tierra. V. Como lo oímos, así también lo vimos en la ciudad de nuestro Dioos, en su monte santo.   Aleluya, aleluya. V. Llevaba el anciano al Niño; mas el Niño gobernaba al anciano, Aleluya

   Después de Septuagéisma, en vez del Aleluya, se dice:

   Tractus (Luc.II) – Nunc dimittis servum tuum, Domine, secundum verbum tuum in pace. V. Quod parasti ante faciem amnium populorum. V. Lumen ad revelationem gentium, et gloriam plebis tuae Israel.    Tracto – Ahora, Señor, dejas ir a tu siervo, según tu palabra. V. Porque mis ojos han visto a tu Salvador. V. Al que preparaste ante la faz de los pueblos. V. Luz que alimbra a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel.

   Durante el Evangelio todos tienen a velas encendidas.

Evangelio

USequéntia sancti Evangélii secúndum Lucas . Luc.. II, 22-32In illo témpore: Postquam impleti sunt dies purgationis Mariae secundum legem Moysi, tulerunt Jesum in Jerusalem, ut sisterent eum Domino, sicut scriptum est in lege Domini: Quia omne masculinum Domino vocabitur. Et ut darent hostiam secundum quod dictum est in lege Domini, par turturum aut duos pullos columbarum, Et ecce homo iste justus et timoratus, exspectans consolationem Israel, et Spiritus Sanctus erat in eo. Et responsum acceperat a Spiritu Sancto, non visurum se mortem, nisi prius videret Christum Domini. Et venit in spiritu in templum. Et cum inducerent puerum Jesum parentes ejus, ut facerent secundum consuetudinem legis pro eo: et ipse acceptit eum in ulnas suas, et benedixit Deum, et dixit: Nunc dimittis servum tuum, Domine, secundum verbum tuum in pace. Quia viderunt oculi mei salutare tuum: Quod parasti ante faciem omnium populorum.  Lumen ad revelationem gentium, et gloriam plebis tuae Israel.

Credo.

  Continuación del Santo Evangelio según San Lucas (II, 22-32) – En aquel tiempo:  Cumplidos los días de la Purificación de María, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor, como está ecrito en la Ley del Señor: “todo varón que nace el primero será consagrado al Señor”. Y para ofrecer en sacrificio, como está mandado en la Ley del Señor, un par de tórtolas o dos palominos. Hbía en Jerusalén un hombre justo y temeroso de Dios, llamado Simeón, el cual esperaba la consolación de Israel, y el Espíritu Santo moraba en él; y habíale revelado el Es`´iritu Santo que no moriría sin ver primero al Cristo del Señor. Vino pues, al templo movido por el Espíritu Santo; y cuando entraban al Niño Jesús sus padres para cumplir con él lo prescrito en la Leuy, tomándole Simeón en sus brazos, alabó a Dios y dijo: Ahora, Señor, dejas ir en paz a tu siervo, según tu palabra. Porque mis ojos han visto a tu Salvador. Al que preparaste ante la faz de los pueblos como Luz que alumbra a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel.  Credo.   
    OFFERTORIUM Ps. 44 – Diffusa est gratia in labiis tuis: propterea benedixit te Deus in aeternum, et in saeculum saeculi.    Ofertorio –  La gracia se derramó en tus labios: por esto te bendijo Dios para siempre y por los siglos de los siglos.

Oración-Secreta

    Exaudi, Domine, preces nostras: et, ut digna sint munera, quae oculis tuae majestatis offerimus, subsidium nobis tuae pietatis impende. Per Dominum.    Oye, Señor, nuestras súplicas: y para que sean dignos los dones que ante tu Majestad ofrecemos, concédenos el auxilio de tu piedad. Por Jesucristo Nuestro Señor.   

Prefacio propio de Navidad

    Vere dignum et justum est, aequum et salutare nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, aeterne Deus. Quia per incarnati Verbi mysterium, nova mentis nostrae oculis lux tuae claritatis infulsit: ut dum visibiliter Deum cognoscimus, per hunc in invisibilium amorem raplamur, et ideo cum Angelis et Archagelis, cum Thronis et Dominationbus, cumque omne militia coelistis exercitus, hymnum gloriae tuae canimus, sine fine dicentes: Sanctus, Sanctus, Sanctus, etc.    Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar ¡Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Por cuanto, por el misterio de la Encarnación del Verbo, ha brillado a los ojos de nuestra alma un nuevo resplandor de tu gloria: para que, al conocer a Dios visiblemente, seamos por Él arrebatados al amor de las cosas invisibles. Y por eso, con los Ángeles y Arcángeles, con los Tronos y las Dominaciones, y con toda la milicia del ejército celestial, entonamos a tu gloria un himno, diciendo si cesar: Santo, Santo, Santo, etc.
   COMMUNIO  Responsum accepit Simeon a Spiritu Sancto, non visurum se mortem, nisi videret Christum Domini 
   Comunión. – Recibió Simeón respuesta del Espíritu Santo, que no moriría sin ver al Ungido del Señor.

Oración-Postcomunión

   Rogamos, Señor Dios nuestro, que los sacrosantos misterios, que nos has otorgado para fortalecer nuestra reparación, por intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, nos sean remedio para ahora y para siempre. Por Jesucristo Nuestro Señor.

     Quaesumus, Domine, Deus noster: ut sacrosancta mysteria, quae pro reparatipnis nostrae munimine contulisti, intercedente beata Maria semper Virgine, et Praesens nobis remedium esse facias et futurum. Per Dominum.

Tomado de:

misa_tridentina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s