Santa Misa Dominical

SEGUNDO DOMINGO
DESPUÉS DE EPIFANÍA

Jesús cambia el agua en vino en las bodas de Caná.

Semidoble  – Ornamentos verdes

Hoy se honra la tercera de las tres manifestaciones de la fiesta de Epifanía, o sea: el primer milagro de Jesús, convirtiendo el agua en vino en las bodas de Caná. Así inaugura el Señor su vida pública, y así también comienza María su oficio de Mediadora de todas las gracias. Esta primer milagro, señala, además, la institución del Sacramento del Matrimonio. Queriendo Jesús fundar su Iglesia, empieza por formar sobre bases santas y  sólidas la familia, primera y necesaria célula de la sociedad. He aquí las cosas grandes que recuerda este domingo memorable. Debería ser este el domingo de los matrimonios cristianos. Debería él recordar a los esposos el día de sus bodas, y hacerles pensar en sus deberes y en su alta dignidad.  Roguemos todos hoy por la rehabilitación del Matrimonio y por la restauración cristiana de los hogares.

INTROITUS Ps. 65, 4 Omnis terra adóret te, Deus, et psallat tibi: psalmum dicat nómini tuo, Altíssime. Ps. ibid., 1-2. Jubiláte Deo, omnis terra, psalmum dícite nómini ejus: date glóriam laudi ejus. V. Glória Patri. Introito – Adórete, Señor, toda la tierra, y cante tus alabanzas; entone un salmo a tu nombre, ¡oh Dios  altísimo! – Ps. Habitantes todos de la tierra, alabad a Dios con júbilo, entonad un salmo a su nombre, dad esplendor a su alabanza. V. Gloria al Padre.

Gloria in excelsis

Oración-Colecta

ORATIOOmnípotens sempitérne Deus, qui cæléstia simul et terréna moderáris: supplicatiónes pópuli tui cleménter exáudi; et pacem tuam nostris concéde tempóribus. Per Dóminum.R. Amen Omnipotente y sempiterno Dios, que gobiernas tanto los cielos como la tierra: escucha benignamente las súplicas de tu pueblo y haz que tu paz reine en nuestros días. Por Jesucristo Nuestro Señor.

No se dice ninguna otra oración.

Epístola

Cada uno las cualidades y dones que ha recibido de Dios para edificación y provecho de todos, sin estorbar, antes apoyando, la acción de conjunto, de donde resultará un todo completo, perfecto y armónico.

Léctio Epístolæ beáti Pauli Apóstoli ad Romános. Rom. 12, 6-16 Fratres: Habéntes donatiónes secúndum grátiam, quae data est nobis, differéntes: sive prophetíam secúndum ratiónem fídei, sive ministérium in ministrándo, sive qui docet in doctrína, qui exhortátur in exhortándo, qui tríbuit in simplicitáte, qui præest in sollicitúdine, qui miserétur in hilaritáte. Diléctio sine simulatióne. Odiéntes malum, adhæréntes bono: Caritáte fraternitátis ínvicem diligéntes: Honóre ínvicem præveniéntes: Sollicitúdine non pigri: Spíritu fervéntes: Dómino serviéntes: Spe gaudéntes: In tribulatióne patiéntes: Oratióni instántes: Necessitátibus sanctórum communicántes: Hospitalitátem sectántes. Benedícite persequéntibus vos: benedícite, et nolíte maledícere. Gaudére cum gaudéntibus, flere cum fléntibus: Idípsum ínvicem sentiéntes: Non alta sapiéntes, sed humílibus consentiéntes Lección de la Epístola del Apóstol San Pablo a los Romanos (XII, 6-16) Hermanos: Tenemos dones diferentes, según la gracia que nos ha sido concedida: por lo cual el que ha recibido el don de profecía úselo según la regla de la fe: el que ha sido llamado al ministerio sagrado, dedíquese a su ministerio: el que ha recibido el don de esnseñar, aplíquese a enseñar; el que ha recibido el don de exhortar, exhorte; el que reparte limosna, déla con sencillez; el que preside, hágalo con solicitud; el que hace obras de misericordia, hágalas alegremente. El amor sea sin fingimiento. Tened horror al mal, y sed afectos al bien: amándoos recíprocamente con caridad fraterna, anticipándoos unos a otros con mutuas señales de honor. No seais flojos en cumplir vuestro deber: sed fervorosos de espíritu. servid al Señor. Gozaos con la esperanza; en la tribulación sed sufridos, en la oración perseverantes. socorred las necesidades de los fieles. Ejercitad la hospitalidad. Bendecid a vuestros seguidores; bendecidlos y no los maldigáis. alegraos con los que se alegran; llorad con los que lloran: sintiendo entre vosotros una misma cosa: no alardeando de grnades, sin amoldándoos a los humildes.

Salmodia

GRADUALE Ps. 106, 20-21 Misit Dóminus verbum suum, et sanávit eos: et erípiet eos de intéritu eórum. V. Confiteántur Dómino misericórdiæ ejus: et mirabília ejus fíliis hóminum. ALLELÚJA, allelúja. V. Ps. 148, 2.Laudáte Dóminum, omnes Angeli ejus: laudáte eum, omnes virtútes ejus. Allelúja. Gradual.  – Envió el Señor su Verbo y los sanó: y los libró de la muerte. V. alaben al Señor sus misericordias y sus maravillas para con los hijos de los hombres.Aleluya, aleluya.- V. Alabad al Señor todos sus Ángeles: alabadle todos sus ejércitos. Aleluya.

Evangelio

Primer milagro de Jesús, en unas bodas de Caná de Galilea. A ruegos de su Madre, Jesús convierte el agua en vino, anunciando ya de lejos, el milagro de la Eucaristía, que es lo que, acaso, quería pedirle también María, preocupándose de la suerte de la humanidad.

U Sequéntia sancti Evangélii secúndum Joánnem. Joann. 2, 1-11 In illo témpore: Núptiæ factæ sunt in Cana Galilææ: et erat mater Jesu ibi. Vocátus est autem et Jesus, et discípuli ejus ad núptias. Et deficiénte vino, dicit mater Jesu ad eum: Vinum non habent. Et dicit ei Jesus: Quid mihi et tibi est, múlier? nondum venit hora mea. Dicit mater ejus minístris: Quodcúmque dixerit vobis, fácite. Erant autem ibi lapídeæ hydriæ sex pósitæ secúndum purificatiónem Judæórum, capiéntes síngulæ metrétas binas vel ternas. Dicit eis Jesus: Impléte hydrias aqua. Et implevérunt eas usque ad summum. Et dicit eis Jesus: Hauríte nunc, et ferte architriclíno. Et tulérunt. Ut autem gustávit architriclínus aquam vinum factam, et non sciébat unde esset, minístri autem sciébant, qui háuserant aquam: vocat sponsum architriclínus, et dicit ei: Omnis homo primum bonum vinum ponit: et cum inebriáti fúerint, tunc id, quod detérius est. Tu autem servásti bonum vinum usque adhuc. Hoc fecit inítium signórum Jesus in Cana Galilææ: et manifestávit glóriam suam, et credidérunt in eum discípuli ejus.

Credo U Continuación del Santo Evangelio según San Lucas (II, 1-11) – En aquel tiempo: celebrábanse unas bodas en Caná de Galilea y estaba allí la Madre de  Jesús. Fue también convidado Jesús con sus discípulos a las bodas. Y llegando a faltar vino, la  Madre de Jesús le di ce: No tienen vino. Respondióle Jesús: Mujer ¿qué nos va a ti ya mí? aún no ha llegado mi.hora; Dijo su madre  a los que servían: Haced cuanto él os dijere. Había allí seis tinajas de piedra destinadas a las purificaciones judáicas cabiendo en cada una dos o tres cántaros. Y Jesús dijo: Llenad las tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Y Jesús les dice: Sacad ahora, y llevad al maestresala. Y lo hicieron así. Y luego que gustó el maestresala el agua hecha vino, como no saabía de donde era (aunque los sirvientes lo sabían, porque habían sacado el agua), llamó al esposo y le dijo: todos sirven al principio el buen vino: y después que los convidados han bebido bien, entonces sacan el más flojo. Mas tú reservaste el buen vino para lo último. Este fue el primer milagro que hizo Jesús en Galilea. Y manifestó su gloria y creyeron en él sus discípulos. – Credo

OFFERTORIUM Ps. 65,1-2 et 16 – Jubiláte Deo, univérsa terra: psalmum dícite nómini ejus: veníte, et audíte, et narrábo vobis, omnes qui timétis Deum, quanta fecit Dóminus ánimæ meæ, allelúja. Ofertorio. – Cantad con júbilo a Dios habitantes todos de la tierra: entonad un salmo a su nombre: venid y oid todos los que teméis a Dios, y os contaré cuan grandes cosas ha hecho el Señor a mi alma, aleluya.

Oración-Secreta

SECRETAObláta, Dómine, múnera sanctífica: nosque a peccatórum nostrórum máculis emúnda. Per Dóminum. Santifica, Señor, los dones ofrecidos: y purificanos de las manchas de nuestros pecados. Por Jesucristo Nuestro señor.  

Prefacio de la Sama. Trinidad
(Durante la semana, Prefacio común)

Vere dignum et justum ets aequum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, aeterne Deus. Qui cumm unigenito  Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personae, sed in unius Trinitate substantiae. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione verae, sempiternaeque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur aequalitas. Quam laudat Angeli atque Arcangeli, Cherubim quoque ac Sraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes: Sanctus, Sanctus, Sanctus Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar oh Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tu revelado, acerca de tu gloria, creémoslo igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin haber diferencia ni separación. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro:
COMMUNIO Joann. 2, 7, 8, 9 et 10-11Dicit Dóminus: Impléte hydrias aqua, et ferte architriclíno. Cum gustásset architriclínus aquam vinum factam, dicit sponso: Servásti bonum vinum usque adhuc. Hoc signum fecit Jesus primum coram discípulis suis. Comunión.Dice el Señor: llenad las tinajas de agua y llevad al maestresala. Habiendo gustado el maestresala el agua hecha vino, dijo al esposo: Tú reservaste el buen vino hasta ahora. Este fue el primer milagro que obró Jesús en presencia de sus discípulos.

Oración-Postcomunión

POSTCOMMUNIOAugeátur in nobis, quæsumus, Dómine, tuæ virtútis operátio: ut divínis vegetáti sacraméntis, ad eórum promíssa capiénda, tuo múnere præparémur. Per Dóminum. Te rogamos, Señor, que aumente siempre en nosotros la acción de tu gracia: para que, fortalecidos con los divinos Sacramentos, nos preparemos con tu gracia para recibir los frutos a ellos prometidos. Por Jesucristo Nuestro Señor. 

  • (1)  Jesús y María accedieron a la invitación para santificar las bodas. En esta ocasión fue cuando Nuestro Señor elevó a Sacramento el contrato natural del Matrimonio, llevando el santo vigor de su gracia hasta las mismas entrañas de donde brota la vida humana.
  • (2) El vocativo “Mujer” que da Jesús aquí a su Madre, equivalía, entre los orientales, a “Señora”; en sentido muy íntimo de cariño y respeto.
  • (3) Ya creían antes, pero con este milagro se robusteció su fe en a divinidad de su Maestro.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s