Jueves de Corpus Christi

SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI

(El jueves siguiente a la Sma. Trinidad)
(Doble de primera clase – Ornamentos blancos)

Dixit Jesus turbis Judaerórum: Caro enim mea vere est cibus et sanguis meus vere est potus.

El objeto de esta fiesta es la conmemoración solemne de la Institución del Santísimo Sacramento de la Eucaristía. El Jueves Santo, que fue su día propio, se celebró una fiesta incompleta, debido al luto que, en aquella fecha, cubría a la Iglesia. Hoy ésta despliega sus galas, y por espacio de ocho días enteros se deshace en cánticos y alabanzas a la divina Eucaristía. Y no bastándole el recinto del templo ni la quietud del santuario, se derrama por las calles y plazas de pueblos y ciudades en devoto y bulliciosa Procesión, paseando en artísticas custodias y bajo palio al Rey de reyes, encerrado en la Hostia consagrada. Es el Rey del pueblo, el Rey de la ciudad, el Rey de todos.¡Paso al Santísimo Sacramento! ¡Para Él campanas, para Él las salvas de los cañones! Y que Él , en cambio, bendiga y consuele a los que lo pasean en triunfo, reconociéndolo como Dueño y Señor.

Introito. Ps. 80

INTROITUS – Cibávit eos ex ádipe frumenti, allelúia; et de petra, melle saturávit, eos, allelúia. – Ps. Exsultáte Deo adjutóri nostro: jubiláte Deo Jacob. V. Glória Patri Introito – Los alimentó con flor de trigo, aleluya; y los sació con la miel sacada de la piedra (1), aleluya, aleluya, aleluya. –Ps. Cantad alegremente a Dios, nuestro protector; cantad con júbilo al Dios de Jacob. V. Gloria al Padre.

Oración-Colecta

ORATIODeus, qui nobis sub sacramento mirábili passionis tuae memóriam reliquisti: tríbue, quaesumus; ita nos Córporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari, ut redemtionis tuae fructum in nobis jugiter sentiamus: Qui vivis et regnas. R. Amen Oh Dios, que bajo la forma de este admirable Sacramento, nos dejaste el memorial de tu Pasión; danos la gracia de venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que experimentemos constantemente en nosotros el fruto de tu redención (2): Tú que vives y reinas..R. Amen.

Epístola

A la vez que relata aquí San Pablo la Institución de la Eucaristía, en la noche del Jueves Santo, encarece los graves castigos a que se expone quien se acerca a comulgar sacrílegamente, por no examinar atentamente su conciencia y purificarla de antemano con una buena confesión.

EPISTOLALectio Epístolae B. Pauli Apóstoli ad Corinthios 1, 11, 23-29. Fratres: Ego enim accépi a Domino quod et tradidi vobis, quóniam Dominus Jesus in qua nocte tradebatur, acceptit panem, et gratias agens fregit, et dicit: Accípite, et manducate: hoc est corpus meum, quod pro vobis tradetur: hoc facite in meam commemorationem. Simíliter et cálicem, postquam coenávit, dicens: Hic calix novum testaméntum est in meo sanguine. Hoc fácite, quotiescúmque bibétis, in meam commemorationem. Quotiescúmque enim manducabitis panem unc, et calicem bibetis mortem Dómini anuntiabibitis, donec veniat. Itaque quicúmque manducáverit panem hunc, vel bíberit panem hunc, vel bíberit cálicem Dómini indigne, reus erit córporis et sánguinis Dómini. Probet autem seípsum homo: et sic de pane illo edat, et de cálice bibat. Qui enim mandúcat et bibit indigne, judícium sibibi manducat, et bibit: non dijúdicans corpus Dómini. Lección de la Epístola del Apóstol San Pablo a los Corintios (XI, 23-29) – Hermanos: Yo aprendí del Señor lo que os tengo enseñado, y es: que el Señor Jesús, la noche misma en que había de ser traicionado, tomó el pan, y dando gracias, lo partió y dijo: “Tomad y comed; esto es mi Cuerpo, que por vosotros será entregado; haced esto en memoria mía.” Y de la misma manera, tomó el Cáliz, después de haber cenado, diciendo: “Este Cáliz es el Nuevo Testamento de mi Sangre; haced esto siempre que lo bebiereis en memoria mía. Así que, cuantas veces comiereis esta pan, y bebiereis este Cáliz, anunciaréis la muerte del Señor, hasta que venga(3). Por tanto: cualquiera que comiere este pan, o bebiere el Cáliz del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y Sangre del Señor. Examínese, pues, así mismo cada cual, y así coma de aquel Pan, y beba de aquel Cáliz. Porque quien le come y bebe indignamente, se come y bebe su propia condenación, no haber respetado el cuerpo del Señor(4).

 

 

 

 

Gradual

Oculi omnium in te sperant, Domine: et tu das illis escam in tempore opportuno. V. Aperis tu manum tuam: et imples omne ánimal benedictione. Los ojos de todos en Ti esperan, Señor; y Tu les das comida en el tiempo conveniente. Abres tu mano, y llenas a todo viviente de bendición.

 

Salmodia

Allelúja, allelúja. Joann, 6, 56-57Caromea vere est cibus, et sanguis meus vere est potus: qui mandúcat meam carnem, et bibit meum sanguinem, in me manet, et ego in eo. Aleluya, aleluya. – Mi carne es verdadera comida, y mi sangre verdadera bebida: el que come mi carne y bebe mi sangre, mora en mí, y yo en él.

 

Secuencia

 

Lauda, Sion, Salvatórem
Lauda ducem et pastorem,
In hymnis et canticis.
2. Quantum potes, tantum aude: Quia maior omni laude,
Nec laudare sufficis.
3. Laudis thema specialis,
Panis vivus et vitalis
Hodie proponitur.

4. Quem in sacræ mensæ coenæ,
Turbæ fratrum duodenæ
Datum non ambigitur.

5. Sit laus plena, sit sonora,
Sit iucunda, sit decora
Mentis iubilatio.

6. Dies enim solemnis agitur,
In qua mensæ prima recolitur
Huius institutio.

7. In hac mensa novi Regis,
Novum Pascha novæ legis,
Phase vetus terminat.

8. Vetustatem novitas,
Umbram fugat veritas,
Noctem lux eliminat.

9. Quod in coena Christus gessit,
Faciendum hoc expressit
In sui memoriam.

10. Docti sacris institutis,
Panem, vinum in salutis
Consecramus hostiam.

11. Dogma datur christianis,
Quod in carnem transit panis,
Et vinum in sanguinem.

12. Quod non capis, quod non vides,
Animosa firmat fides,
Præter rerum ordinem.

13. Sub diversis speciebus,
Signis tantum, et non rebus,
Latent res eximiæ.

14. Caro cibus, sanguis potus:
Manet tamen Christus totus
Sub utraque specie.

15. A sumente non concisus,
Non confractus, non divisus:
Integer accipitur.

16. Sumit unus, sumunt mille:
Quantum isti, tantum ille:
Nec sumptus consumitur.

17. Sumunt boni, sumunt mali:
Sorte tamen inæquali,
Vitæ vel interitus.

18. Mors est malis, vita bonis:
Vide paris sumptionis
Quam sit dispar exitus.

19. Fracto demum sacramento,
Ne vacilles, sed memento
Tantum esse sub fragmento,
Quantum tot tegitur.

20. Nulla rei fit scissura:
Signi tantum fit fractura,
Qua nec status, nec statura
Signati minuitur.

21. Ecce Panis Angelorum,
Factus cibus viatorum:
Vere panis filiorum,
Non mittendus canibus.

22. In figuris præsignatur,
Cum Isaac immolatur,
Agnus Paschæ deputatur,
Datur manna patribus.

23. Bone pastor, panis vere,
Iesu, nostri miserere:
Tu nos pasce, nos tuere,
Tu nos bona fac videre
In terra viventium.

24. Tui qui cuncta scis et vales,
Qui nos pascis hic mortales:
Tuos ibi commensales,
Coheredes et sodales
Fac sanctorum civium.

Amen. Alleluia.

Canta, oh Sion, con voz solemne
al que a redimirte viene,
a tu Rey, y a tu Pastor,2. Alaba cuanto se puede,
que a toda alabanza excede,
toda es poca en su loor.3. De alabanza sin medida,
el pan vivo y que da vida,
alto objeto es hoy doquier.

4. Que al colegio de los Doce,
nuestra Iglesia reconoce,
dado en la cena postrer.

5. Al cantar lleno y sonoro,
con transporte, con decoro,
acompañe el corazón.

6. Pues la fiesta hoy se repite,
que recuerda del convite,
la primera institución.

7. Nueva Pascua es la ley nueva,
el Rey nuevo al mundo lleva,
y a la antigua pone fin.

8. Luz sucede a noche oscura,
la verdad a la figura,
el nuevo al viejo festín.

9. Lo que practicó en la cena,
repetirlo Cristo ordena,
en memoria de su amor.

10. Y en holocausto divino
consagramos pan y vino,
al ejemplo del Señor.

11. Siendo dogma, el fiel no duda que en sangre el vino se muda
y la hostia en carne divina.

12. Lo que ni ves ni comprendes
con fe valiente defiendes

por ser preternatural.

13. Bajo especies diferentes
sólo signos y accidentes,
gran portento oculto está.

14. Sangre, el vino es, del Cordero;
carne el pan; mas Cristo entero

bajo cada especie está.

15. No en pedazos dividido,
ni incompleto, ni partido,
sino entero se nos da.

16. Uno o mil su cuerpo tomen,
todos entero lo comen,

ni comido pierde el ser.

17. Recíbelo el malo, el bueno:
Para éste es de vida lleno,
para aquél manjar mortal.

18. Vida al bueno, muerte al malo,  da este manjar regalado.
¡Oh qué efecto desigual!

19. Dividido el Sacramento,
no vaciles un momento,
que encerrado en el fragmento como en el total está.

20. En la cosa no hay fractura,
la hay tan sólo en la figura,
ni en su estado ni estarura
detrimento al cuerpo da.

21. ¡Pan del Ángel, pan divino,
nutre al hombre peregrino;
pan de hijos, don tan fino,
no a los perros se ha de echar!

22. Por figuras anunciado,
en Isaac es inmolado, maná del cielo bajado,
cordero sobre el altar.

23. ¡Buen pastor, Jesús clemente!  tu manjar de gracia fuente,
nos proteja y apaciente,
y en la alta región viviente,
haznos ver tu gloria, ¡oh Dios!

24. Tú, que lo sabes y puedes,
y que al mortal lo sostienes;

por comensales perennes,
al festín de eternos bienes
con tus Santos, lámanos.

¡Amén -aleluya!

 

 

 

Evangelio

La Comunión, verdadera comida y alimento espiritual del alma, une a ésta íntimamente con Dios, desarrolla en ella la vida divina y la habilita para la vida eterna en el Cielo. Si esto es así, como lo es: ¿a título de qué esperan la bienaventurada inmortalidad los que nunca comulgan, o comulgan raras veces y mal?

 

Sequéntia sancti Evangélii secúndum Joannem.6, 56-59 – In illo tempore: Dixit Jesus turbis Judaerórum:  Caro enim mea vere est cibus et sanguis meus vere est potus. Qui manducat meam carnem et bibit meum sanguinem in me manet et ego in illo. Sicut misit me vivens Pater et ego vivo propter Patrem et qui manducat me et ipse vivet propter me. Hic est panis qui de caelo descendit non sicut manducaverunt patres vestri manna et mortui sunt qui manducat hunc panem vivet in aeternum 

Credo.

U Continuación del Santo Evangelio según San Juan (VI, 56-59)En aquel tiempo, dijo Jesús a las turbas de los judíos: Mi carne verdaderamente es comida, y mi sangre es verdaderamente bebida. Quien come mi carne y bebe mi sangre, en Mi mora , y Yo en él. Así como el Padre que me envió, vive, y Yo vivo por el Padre; así también el que me come vivirá por mí (5). este es el pan que bajó del cielo. No es como el maná que comieron vuestros padres, y murieron(6). Quien come de este pan, vivirá eternamente. Credo

 

OFFERTORIUM Sacerdotes Domini incensum et panes offerunt Deo: et ideo sancti erunt Deo suo, et non polluent nomen ejus, alleluia. OfertorioLos sacerdotes del Señor ofrecen a Dios el incienso y los panes: consérvense, por tanto, santos para el servicio de su Dios, y no profanen su nombre, aleluya.

 

Oración-Secreta

 

Eclesiae tuae, quaesumus, Domine, unitatis et pacis propitius dona concede: quae sub obiatis muneribus mystice designantur- Per Dominum. Concede, Señor, bondadosamente a tu Iglesia la gracia de la unidad y de la paz, las cuales están místicamente figuradas en estos dones que te ofrecemos(7). Por J. N. S.

Prefacio

Vere dignum et justum est, aequum et salutare nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, aeterne Deus. Quia per incarnati Verbi mysterium, nova mentis nostrae oculis lux tuae claritatis infulsit: ut dum visibiliter Deum cognoscimus, per hunc in invisibilium amorem raplamur, et ideo cum Angelis et Archagelis, cum Thronis et Dominationbus, cumque omne militia coelistis exercitus, hymnum gloriae tuae canimus, sine fine dicentes: Sanctus, Sanctus, Sanctus, etc. Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar ¡Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Por cuanto, por el misterio de la Encarnación del Verbo, ha brillado a los ojos de nuestra alma un nuevo resplandor de tu gloria: para que, al conocer a Dios visiblemente, seamos por Él arrebatados al amor de las cosas invisibles. Y por eso, con los Ángeles y Arcángeles, con los Tronos y las Dominaciones, y con toda la milicia del ejército celestial, entonamos a tu gloria un himno, diciendo si cesar: Santo, Santo, Santo, etc.

 

COMMUNIO Cotiescumque manducabitis panem hunc, et calicem bibetis, mortem Domini annuntiabitis, donec veniat. Itaque quicúmque manducáverit panem vel bíberit panem hunc, vel bíberit cálicem Dómini indigne, reus erit córporis et sánguinis Dómini. alleluia. Comunión.Cuantas veces comiereis este pan, y bebiereis este cáliz, anunciaréis la muerte del Señor, hasta que venga. Por tanto: cualquiera que, indignamente, comiere este pan o bebiere el cáliz del Señor, reo será del cuerpo y sangre del Señor, aleluya.

 

Oración-Postcomunión

POSTCOMMUNIO – Fac nos quaesumus, Domine, divinitatis tuae sempiterna fruitione repleri; quam pretiosi Corporis en Sanguinis tui temporalis preceptio praefigurat. Qui vivi et regnas < Señor   oh Haz,>Haz, Señor, que seamos plenamente saciados con el goce de tu divinidad, goce del cual es una anticipación temporal la recepción de tu precioso cuerpo y sangre. Tú que vives y reinas.
  • (1) Alusión bíblica a la manera con que Dios alimentó providencialmente a su pueblo necesitado, donde se revela cuánto  más privilegiados somos nosotros, al ser alimentados, no ya con flor de harina ni con miel milagrosa, sino con el preciosísimo y divino Cuerpo del Señor.
  • (2) El fruto especial que la Iglesia desea saquemos del culto eucarístico es la devoción verdadera al Santísimo Sacramento, devoción que, si bien se manifiesta en adoraciones, oraciones y procesiones, consiste principalmente en asegurar y conservar para nosotros la gracia y la eficacia de esta víctima de redención.
  • (3)Hasta que venga: es decir, hasta el fin del mundo, en que Jesús volverá de nuevo, pero esta vez en carácter de Juez.
  • (4)El sacrílegoque comulga, recibe realmente el Cuerpo del Señor; pero, por su mala disposición, se le convierte en veneno y materia de condenación. 
  • (5) Afirmación profunda: como el Padre tiene la vida por esencia y se la comunica íntegra a su Hijo, así el que comulga recibe al Hijo y con él recibe una participación de la vida de Dios. 
  • (6) Por más agradable y milagroso que fuera el maná, su efecto, como alimento, era pasajero y sólo sostenía algún tiempo la vida del cuerpo, en cambio, la Eucaristía asegura al alma la vida eterna. 
  • (7) En el pan y el vino, hechos de muchos granos de trigo y de uva, que se ofrecen en la Misa, están representadas, efectivamente, la paz y unión de todos los cristianos, hijos de muchos países y de infinidad de razas, pero identificados todos en el Cuerpo místico. 

    Tomado de: http://misa_tridentina.t35.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s