Santa Misa Dominical

TERCER DOMINGO
DESPUÉS DE PASCUA 

(Doble – Ornamentos blancos )

Dentro de poco no me veréis

Han pasado tres semanas de alegría. Ahora la Resurrección marcha rápida hacia la definitiva exaltación del Cristo, hacia la Ascensión… Hoy empezamos a pensar ya en la separación, y nuestra alegría se empaña con un halo de suave melancolía.

Comenzamos levantando al Cielo gritos de Júbilo: “Cantad con júbilo a Dios, toda la tierra, entonad salmos a su Nombre“. Pero San Pedro nos recuerda luego que somos extranjeros y peregrinos que todavía no hemos llegado a la Patria conquistada por la sangre de Cristo (Epístola), y que, por tanto, debemos trabajar, caminar y vivir con espíritu de los que se han revestido de Cristo.

Reconociendo nuestra debilidad, pedimos a Dios que nos conceda, a todos los que llevamos el nombre de cristianos, la gracia de rechazar cuanto se oponga a este nombre y de seguir cuanto con él conviene (Oración). El primer peregrino es el mismo Cristo, que nos habla ya en el Evangelio de su próxima partida.

Pronto va a privarnos de su presencia para poder enviarnos el Espíritu Santo, en el cual encontrarán los Apóstoles, y todos los nacidos y resucitados en Cristo, el valor necesario para llevar dignamente el nombre cristiano.

Introito. Ps. 55, 1-2

INTROITUS Jubilate Deo, omnis terra, alleluia: psalmum dicite nomini ejus, alleluia: date gloriam laudi ejus, alleluia, alleluia, alleluia. – Ps. Ibid. 3. Cicite Deo, quam terribilia sunt opera tua, Domine: in multitudine virtutis tuae mentientur tibi inimici tui. Gloria. IntroitoCantad con júbilo a Dios, toda la tierra, entonad salmos a su Nombre, aleluya. Glorificadle y alabadle, aleluya, aleluya, aleluya.- Decid a Dios: ¡cuán estupendas son tus obras, oh Señor! Tan grande es tu poder, que serás glorificado por tus mismos enemigos. Gloria al Padre,

Oración-Colecta

ORATIODeus qui errantibus, ut in viam possit redire justitiae, veritatis tuae lumen ostendis: da cunctis qui christiana professione censentur, et illa respuere, quae huic inimica sunt nomini, et ea quae sunt apta, sectari. Per D. N. R. Amen Oh Dios, que muestras a los que yerran la luz de tu verdad, para que puedan volver al camino de la justicia, concede a cuantos profesan la fe cristiana, que se aparten de todo lo que va contra este nombre, y .sigan todo lo que es conforme a él. Por nuestro Señor, etc. R. Amen.

Epístola

Ante la persecución de Nerón, que ya había estallado en la Iglesia, San Pedro exhorta a los cristianos a la paciencia, a la sumisión humilde y a una vida ejemplar, para así desramar a los enemigos y honrar la Religión.

EPISTOLA Lectio Epistolae beati Petri Apostoli (I, 2, 11-19) Carissimi: Obsecro vos tamquam advenas, et peregrinos abstinere vos carnalibus desideriis, quae militant adversus animam, conversationem vestram inter gentes habentes bonam: ut in eo, quod detrectant de vobis tamquam de malefactoribus, ex bonis operibus vos canside rantes, glorificent. Deum in die visitationis. Subjecyi igitur estote omni humanae creatutrae propter Deum: sive regi, quasi praecellenti: sive ducibus, tamquam ab eo missis ad vindictam malefactorum, laudem vero bonorum: quia sic est voluntas Dei, ut benefacientes obmutescere faciatis imprudentium hominunm ignorantiam: quasi liberi, et non quasi velamen habentes malitiae libertatem, sed sicut servi Dei. Omnes honorate: fraternitatem diligite: Deum timete: regem honorificate. Servi, subditi estote in omni timore dominis, non tantum bonis, et modestis, sed etiam dyscolis. Haec est enim gratia: in Christo Jesu Domino nostro. Lección de la Epístola del Apóstol S. Pedro – Carísimos: Os ruego como a extranjeros y peregrinos(1), que os abstengáis de los deseos carnales que combaten contra el alma. Observando buena conducta entre los gentiles, para que así, como ahora murmuran de vosotros, como de malhechores, considerándoos por vuestras buenas obras, glorifiquen a Dios en el día de visita. Someteos, pues, a toda humana creatura por Dios: ya sea al rey como soberano que es; y a a los gobernantes como enviados por Él para venganza de los malhechores y para alabanza de 1os buenos. Porque ésa es la voluntad de Dios, que, haciendo bien, hagáis enmudecer la ignorancia de los hombres imprudentes. Portaos como libres, y no teniendo a libertad a manera de velo para encubrir la malicia, mas, como siervos de Dios; dad honor al Rey. Siervos(2), sed obedientes a los señores con todo respeto, no sólo a los buenos y moderados, sino aún a los de recia condición. Porque esto es lo que agrada a Dios, en Jesucristo, Señor nuestro.

Salmodia

Allelúja, allelúja.V. (Ps. 110, 9) Redentionem misit Dominus populo suo. Alleluia. V. Luc. 24, 46Oportebat pati Christum, et resurgere a mortuis: et ita intrare in gloriam suam. Alleluia Aleluya, aleluya. V. Aleluya, aleluya. El Señor envió redención a su pueblo. Aleluya. Convenía que Cristo padeciese y resucitase de entre muertos, y que así entrase en su gloria. Aleluya.

Evangelio

Jesús anuncia a sus discípulos, un poco enigmáticamente, su próxima partida de este mundo y su resurrección, así como la situación futura de la Iglesia militante, para la cual, aparentemente, Jesús desaparece un tiempo de su vista, pero para volver a mostrarse a cada uno, al fin de la breve peregrinación de la vida. Esta breve peregrinación, entre oscuridades y trabajos, resulta a veces triste y pesada, pero pasa veloz, y brilla ante los ojos del buen cristiano la luz perpetua y el gozo eterno que hacen olvidarlo todo.

USequéntia sancti Evangélii secúndum Joanem.16, 16-22 – In illo témpore:Dixit Jesus discipulis suis: Modicum, et jam non videbitis me; et iterum modicum, et videbitis me; quia vado ad Patrem. Dixerunt ergo ex discipulis ejus ad invincem: Quid est hoc, quod dicit nobis: Modicum, et non videbitis me; et iterum modicum, et videbitis me, et: quia vado ad Patrem? Dicebant ergo, quid esr hoc, quod dixit<. Modicum? nexcimus quid loquitur. Cognovit autem Jesus quia volebant eum interrogare et dixit eis: De hoc quaeritis inter vos, quia dixi: Modicum et non videbitis me, et iterum modicum et videbitis me. Amen, amen dico vobis, quia plirabitis et flebitis vos: mundus autem gaudebit, vos autem contristabimini, sed tristitia vestra vertetur in gaudium. Mulier cum parit, tristiam habet, quia venit hora ejus; cum autem pepererit puerum, jam non meminit pressurae, propter gaudium, quia naus est homo in mundum. Et vos igitur nunc quidem tristitam habetis, iterum autem videbo vos et gaudebit cor vestrum, et gaudium vestrum nemo tollet a vobis. Credo. U Continuación del Santo Evangelio según San Juan (16,, 16-22)En aquel tiempo: dijo Jesús a sus discípulos: “Un poco y ya no me veréis: y otro poco y me veréis; porque voy al Padre.” entonces algunos de ellos se dijeron unos a otros: “¿Qué es esto que nos dice: ‘Un poco y no me veréis, y otro poco y me veréis; porque voy al Padre?” y decían, “¿Qué es esto que nos dice? ‘¿Un poco?’ No sabemos lo que quiere decir(3).” Entendió Jesús que le querían preguntar, y les dijo: “Disputáis entre vosotros de esto que he dicho: ‘Un poco y no me veréis, y otro poco y me veréis’ En verdad, en verdad os digo: que vosotros lloraréis y gemiréis, mas el mundo se gozará, y vosotros andaréis tristes, mas vuestra tristeza se trocará en gozo(4). La mujer , cuando pare, está triste, porque viene su hora; mas cuando ha dado a luz un niño, ya no se acuerda del apuro, por el gozo de que ha nacido un hombre en el mundo. Así pues, también ahora, vosotros tenéis tristeza; mas otra vez os he de ver, y se gozará. vuestro corazón, y ninguno os arrebatará. vuestro gozo.” Credo.
OFFERTORIUM Ps. 145, 2. Lauda, anima mea, Dominum: laudabo Dominum in vita mea, psallam Deo meo quamdiu ero, alleluia. OfertorioAlaba, alma mía, al Señor; alabaré al Señor durante mi vida : entonaré himnos a mi Dios. mientras yo viva. Aleluya.

Oración-Secreta

His nobis, Domine, mysteriis conferaatur, quo terrena desideria mitigantes descamus amare caelestia. Per Dominum nostrum. Danos, Señor, con es tos misterios, la gracia de que, mitigando los deseos terrenales, aprendamos a amar las cosas celestiales. Por Nuestro Señor, etc.

Prefacio propio de Pascua

Vere dignum et justum est, aequum et salutare: Te quidem, Domine, omni tempore, sed in hac potissimum die (in hoc potissimum) gloriosius praedicare,cum Pascha nostrum immolatus es Christus. Ipse enim verus es Agnus, qui abstulit peccata mundi. Qui mortem nostram moriendo destruxit, et vitam resurgendo reparavit. Et ideo cum Angelis et Archangelis, cum Thronis et Dominationibus, cumque omni militia caelestis exercitus, hymnum gloriae tuae canimus, sine fine dicentes: Sanctus, Sanctus, Sanctus, etc. Verdaderamente es digno y justo, de bido y saludable, que en todo tiempo, Señor, te alabemos; pero principalmente con mayor magnificencia en éste, en que Jesucristo inmolado es, nuestra Pascua. Porque El es el verdadero Cordero que quita los pecados del mundo. El cual muriendo, destruyó nuestra muerte, y resucitando, reparó nuestra vida. Por esto, con los Ángeles y Arcángeles, con los Tronos y Dominaciones, y con toda la milicia del ejército celestial, can tamos un himno a tu gloria, diciendo sin cesar:Santo, Santo, Santo, etc.
COMMUNIO Mdicum, et non videbitis me, alleluia: iterum modicum, et videbitis me, quia vado ad Patrem, alleluia, alleluia. Comunión.Un poco y no me veréis,” aleluya; “otro poco y me veréis, porque voy al Padre.” Aleluya, aleluya.

Oración-Postcomunión

Los Sacramentos que hemos recibido, oh Señor, te rogamos nos fortalezcan como Alimentos Espirituales que son, y nos defiendan, sirviéndonos de auxilios para el cuerpo. Por Nuestro Señor,

POSTCOMMUNIO – Sacramenta quae sumpsimus, Domine, et spritualibus nos instaurent alimentis, et corporalibus tueantur auxiliis. Per Dominum nostrum Jesum Christum.
  • (1) Extranjeros y peregrinos somos, en efecto, en el orden espiritual, ya que no tenemos aquí ciudad ni patria permanentes.

  • (2) Siervos, aquí quiere decir criados, vasallos, súbditos y todo lo que expresa sumisión a alguna autoridad legítimamente constituida, a la cual, por Dios, debemos someternos en lo que no va en contra de nuestra conciencia, aunque el mandatario sea duro y autoritario.
  • (3) Bajo esta forma un poco enigmática les anunciaba Jesús a los Apóstoles su próxima muerte y resurrección y sus apariciones. Equivalía a decirles: “No me veréis, porque estaré muerto y enterrado; pero en seguida me volveréis a ver, porque habré resucitado”. A nosotros nos parece muy claro, porque conocemos los acontecimientos.
  • (4) Los buenos cristianos deben vivir en una santa y saludable tristeza, con respecto a las locas alegrías de los mundanos, tristeza que a menudo impone el cumplimiento austero del deber; pero esta tristeza será pasajera y se convertirá en gozo eterno después de la muerte, al revés de lo que acaecerá a los mundanos. El ejemplo gráfico de la parturienta explica el pensamiento del Señor.

    Tomado de:

     http://misa_tridentina.t35.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s